Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Estás leyendo

Actualidad Acofarma | Aprofarm y la AEFF unen sus fuerzas en un manifiesto para promover y desarrollar la Formulación Magistral

Compartir

Puntualsenna

El pasado 24 de mayo se celebró en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona el VI Fórum Aprofarm, encuentro formulador que en los últimos años ha logrado establecer las bases para una formulación individualizada adaptada a la terapéutica actual y de futuro. Aprovechando que se logró reunir a un buen numero de farmacéuticos implicados en formulación -contó con más de 200 participantes-, se presentó un Manifiesto conjunto por parte tanto de la organizadora del evento, Aprofarm (Asociación Profesional de Farmacéuticos Formuladores), como de la AEFF (Asociación Española de Farmacéuticos Formulistas), en el que se recogen las líneas directrices de desarrollo de la formulación como elemento para personalizar los tratamientos con la calidad necesaria para mantener este servicio de las oficinas de farmacia en un momento en el que tanto se habla del nuevo modelo profesional y la cartera de servicios.

 

Cara a cara

Entrevistamos a Frances Llambí, Presidente de Aprofarm, y Rafael Puerto, Presidente de la AEFF, que a raíz de este Manifiesto se pronuncian sobre la situación actual del sector y de la Formulación Magistral en España en cinco puntos:

• 1. ¿Por qué es necesario realizar un documento de defensa de la Formulación Magistral (FM) ahora?
• 2. Desde principios de año se está barajando un posible cambio del modelo español de farmacia, ¿qué consecuencias acarrearía para la farmacia española?
• 3. Se está hablando mucho de una evolución necesaria dentro de la profesión, que es el paso de la dispensación a la prestación de servicios. ¿Considera que es necesario avanzar en esta dirección? ¿Qué papel juega en este escenario la FM?
• 4. ¿Hasta qué punto es importante en este nuevo marco la independencia del farmacéutico formulador?
• 5. Después de tres años con el proyecto Fórmula 2015, ¿qué balance hace de esta experiencia? ¿Cómo ha acercado a los diferentes profesionales sanitarios?

 

Francesc Llambí, Presidente de Aprofarm:  
“Hay modelos de prestación de servicios donde la FM tiene su papel porque permite realmente adecuar mucho mejor el medicamento”

1.    Necesidad del Manifiesto.

Estamos en un momento en el que a nivel global de farmacia se está revaluando el modelo mediterráneo y hay una aceptación general del mismo, ya que aunque evidentemente en algunos aspectos es mejorable, en conjunto es satisfactorio para la población y para las autoridades sanitarias. Dentro de este modelo se encuentra la formulación, que también se está revalorando, y entendemos que la Formulación Magistral tiene un valor especial como medicamento personalizado que hay que proteger y apreciar en el sentido que resuelve muchas situaciones de administración de medicamentos que podrían ser problemáticas, y queremos resaltar su valor especial entendida como medicamento especializado.

Hay algunas tendencias y algunos países donde han modificado sus modelos y donde se pretende reducir la FM únicamente a una preparación de medicamentos estándar que no elaboran los laboratorios convencionales, por lo que pierde este carácter personalizador.

Esa reducción le quita el mayor valor que tiene de cara al futuro, ya que si se simplifica, realmente pierde buena parte del aporte sanitario que puede llegar a ofrecer. Es por eso que aparece el manifiesto, como una forma de defender el valor de la FM para personificar los tratamientos de un buen número de pacientes.

 

2.    Cambio del modelo español de farmacia.

La liberalización en cuanto al modelo de farmacia es una postura economicista que acaba repercutiendo en una serie de elementos que no implican un aumento de la calidad de la prestación sanitaria. Sólo hay que ver la experiencia de Inglaterra y de Noruega: el resultado es una acumulación de farmacias en determinadas áreas y un amplio número de zonas donde no existe servicio farmacéutico. Ya se ha probado y los resultados que ha dado desde el punto de vista sanitario no son muy adecuados.

Para los pacientes además sería un problema muy importante. Así se ha visto en los países donde se ha aplicado la liberalización a ultranza. Yo creo que concretamente en el caso español las autoridades tienen bastante claro que el modelo actual de farmacia es mucho mejor desde el punto de vista de las prestaciones sanitarias.

 

3.    El paso de la dispensación a la prestación de servicios.

Está claro que la farmacia debe evolucionar hacia la prestación de servicios. Se está debatiendo mucho sobre este punto y todavía no se ha formulado una propuesta adecuada. De hecho, estamos tardando bastante como colectivo.

Quizás la FM pueda jugar un papel importante aquí, ya sea cuando estamos tratando de ajustar determinadas dosificaciones de algunos pacientes, o cuando pretendemos adaptar los vehículos a nivel dermatológico a las zonas de aplicación. Es decir, hay modelos de prestación de servicios donde la FM tiene su papel porque permite realmente adecuar mucho mejor el medicamento. El problema es que tanto el modelo de cartera de servicios como las aportaciones que hace la formulación dentro de él todavía hay que precisarlo, y realmente nos haríamos un buen favor a nosotros mismos como farmacéuticos y al resto como sociedad si en un plazo breve fuéramos capaces de definirlo. Llevamos demasiado tiempo en la discusión de esa cartera de servicios.

Aunque es evidente que la industrialización ha permitido la universalización de la medicina y la atención a todos los colectivos, no hay que olvidar que la elaboración de medicamentos sigue siendo un factor importante para resolver un buen numero de problemas de la adaptación del medicamento en muchas áreas. Por eso sigue siendo un valor. Lo que ocurre es que todavía la formulación en España debería crecer y multiplicarse por 4 o por 5 si realmente conseguimos definir mejor el tipo de servicios que podemos ofrecer, y si verdaderamente el problema principal reside en el poco conocimiento que tiene el médico de ello.


4.    La independencia del farmacéutico formulador.
Es un punto capital. Creo que el formulador tiene que tener una independencia como profesional. Desde esta independencia que le da su capacitación puede acercarse al médico y colaborar con él en la resolución de muchas problemáticas en la administración de medicamentos. Esto es fundamental.

Por otra parte, actualmente para conseguir objetivos generales (por ejemplo, hacer programas de conocimiento del médico como es el caso de Fórmula 2015), es evidente que además de esta independencia en su desarrollo profesional también tiene que actuar de una manera coordinada a través de las asociaciones y de los colegios profesionales, ya que para ser eficaces hay que trabajar conjuntamente.

 

5.    Proyecto Fórmula 2015.
Hicimos un balance al finalizar los dos primeros años. Llevamos cerca de 260 sesiones realizadas a lo largo de buena parte de la península, el número de médicos que ha participado es considerable, y sobre todo, la aceptación por parte de los médicos es muy alta.

Ellos son conscientes de que un mayor conocimiento de la formulación les permite ayudar al paciente en un determinado número de situaciones. El balance es positivo, pero todavía queda mucha labor por hacer.

Lecturas recomendadas

La revista Acofar estrena App gratuita

De esta forma se facilita una herramienta sencilla y ágil para conocer todas las noticias del mundo farmacéutico, así…

Más de medio centenar de farmacéuticos asisten al IV Encuentro Luso-Hispano de Formulación Magistral en Lisboa

El Profesor Carlos Mauricio Barbosa ofreció la Conferencia de Apertura en esta cuarta edición, en la que repasó la ev…

AFA celebra su VII Symposium de Formulación Pediátrica centrado en los excipientes

El acto fue presidido e inaugurado por María Luisa Tarno Fernández, Jefe de Área de Control de Medicamentos de la AEM…

Además, vamos incrementando el número de especialidades. Hay algunas que son un poco tradicionales, como la dermatología, que es la clásica; la pediatría, que en los últimos años se manifiesta más, y hay otras que están mostrando interés, como estomatólogos, otorrinos o ginecólogos. Hay una serie de equipos médicos que ven que la formulación les permite resolver determinadas cuestiones en la administración de medicamentos, y en algunas su vademecum de presentaciones se ha reducido bastante, por lo que necesitan más recursos y opciones para medicar, y aquí es donde ven que la formulación les puede ayudar.

 


Rafael Puerto, Presidente de la AEFF:
“La Formulación Magistral es la esencia de la individualización, concepto contrario a la estandarización y a la planificación comercial”


1.    Necesidad del Manifiesto.
La formulación de medicamentos individualizados en concreto, y el mundo farmacéutico en general, no puede sentirse ajeno a los tiempos de cambio que nos ha tocado vivir. Pienso que nos encontramos ante un cambio de ciclo a nivel mundial que está modificando muchas coordenadas y ejes que orientaban la economía y en consecuencia la actividad profesional. Es en este contexto cuando nos planteamos qué somos y hacia a dónde queremos ir y con quién. Conservar y mantener lo bueno hecho hasta ahora, estando al tanto de transformación que la sociedad está demandando, es la meta ideal que nos hemos marcado, y nada mejor que plasmarlo en este documento donde se señala la hoja de ruta que deseamos cumplir.

 

2.    Cambio del modelo español de farmacia.

El modelo mediterráneo de farmacia, que es el que impera en España, con todos los defectos que pueda tener, que los tiene, se acerca más al modelo de defensa de la sanidad socialdemócrata que el liberal. La separación de la prescripción y de la dispensación, la distancia entre farmacias, etc. garantiza una red social de acceso al medicamento mucho más eficaz que los modelos liberales basados en criterios de rentabilidad. Ejemplos de cambio de modelo los tenemos en la historia reciente y hemos visto sus consecuencias.

La habitual comparación del modelo Sajón de farmacia, que impera en el norte de Europa, frente al modelo mediterráneo vigente en España y su entorno, es consecuencia histórica de su propia evolución. Son sistemas sanitarios diferentes en donde cambios parciales del modelo solidario español a favor del  modelo liberal desestabilizaría peligrosamente el equilibrio de funcionamiento de todo el sistema. Yo soy partidario de nuestro sistema, pero sin renunciar, sin complejos, a los imprescindibles cambios que lo hagan sostenible, tanto para los pacientes como para las oficinas de farmacia.

Además, hay que resaltar que en materia de medicamentos, me da lo mismo si hablamos de medicamentos elaborados por la industria farmacéutica o individualmente, hay que ser extremadamente cauteloso en su análisis y en las decisiones políticas que se puedan tomar sobre ellos. El medicamento no es una mercancía, sino un bien esencial de consumo que no se tiene que adaptar a las leyes de la competencia de mercado, sino que tiene que tener su propio rumbo marcado por las necesidades sanitarias de la población. Por lo tanto pienso que una liberalización de la farmacia traería consecuencias muy negativas en este sentido pues inclinaría la balanza del lado de unos intereses económicos ajenos a las necesidades de los pacientes. En cuanto a la Formulación Magistral -más aún- es la esencia de la individualización, concepto contrario a la estandarización y a la planificación comercial de un producto puesto en el mercado.

 

3.    El paso de la dispensación a la prestación de servicios.

Evidentemente sí. La farmacia que piense en dispensar únicamente medicamentos, en el contexto actual de bajada de precios, tendrá en un futuro inmediato grandísimos problemas de supervivencia. La tendencia actual nos marca el cambio de la dispensación del medicamento, como “producto”, por la “prestación de servicios sanitarios”, Será indispensable evolucionar desde la dispensación hacia el cuidado del paciente. Pero este nuevo enfoque requiere profundas modificaciones a nivel filosófico, funcional y organizacional del farmacéutico. El problema es que tradicionalmente la farmacia siempre ha estado a caballo de las dos zonas: por un lado desarrollando el grueso de su actividad en la zona del “producto”, pero siempre mostrando una fuerte vocación de servicio al paciente. Esta indefinición en cuanto a su misión profesional en el seno del sistema sanitario ha impedido a la farmacia adoptar, de manera inequívoca y sin complejos, las reglas de juego de la zona de producto (competencia, marketing…), y al mismo tiempo le ha impedido jugar un papel relevante como servicio sanitario, centrado en el paciente, documentado, evaluable y remunerado.

Creo que no son incompatibles los dos conceptos, sino indispensables el uno para el otro. Hay que optimizar radicalmente y sin complejos los parámetros económicos que hacen sostenible y rentable el establecimiento sanitario. Pensemos que para ofrecer un buen servicio sanitario hay que disponer de recursos económicos. Son dos naipes que se apoyan el uno sobre el otro, se necesitan mutuamente para existir, y esto lo tiene que entender la Administración y las instituciones profesionales.

4.    La independencia del farmacéutico formulador.

La Formulación Magistral va unida al concepto de atención farmacéutica. Es una herramienta única que aporta el farmacéutico asistencial, tanto comunitario como hospitalario, para solucionar aquellos problemas del paciente derivados de la ausencia en el mercado de un medicamento que satisfaga plenamente sus necesidades sanitarias. El farmacéutico elaborador ofrece, bajo su total responsabilidad, un medicamento que garantiza la efectividad y seguridad al paciente, y esta responsabilidad, bajo los marcos legales y administrativos vigentes, es pareja a la libertad de elección de las materias primas y su transformación en el medicamento demandado por el médico para ese paciente.

 

5.    Proyecto Fórmula 2015.

Ha sido y es una experiencia tremendamente positiva, una oportunidad de contacto y conocimiento médico-farmacéutico fantástica, en donde a través de las sesiones clínicas y técnicas, han ido aflorando aspectos desconocidos de las dos actividades sanitarias. Si pudiera resumir en pocas palabras el proyecto lo haría diciendo que  es una actividad que cubre la carencia de formación médica sobre la construcción del medicamento individualizado sin mediar otros intereses que no sean los puramente profesionales. Un cambio de modelo en donde primaran aspectos comerciales en este intercambio de conocimiento profesional desvirtuarían la pureza del proyecto. •

 

El Manifiesto

“La Asociación Española de Farmacéuticos Formulistas –AEFF– y la Asociación Profesional Independiente de Farmacéuticos Formuladores –APROFARM– son entidades profesionales afines y con objetivos comunes que centran su actividad en la divulgación y defensa y promoción de la formulación de medicamentos individualizados.

MANIFESTAMOS

• 1. Que las dos Asociaciones entienden que la formulación de medicamentos individualizados sigue siendo, hoy en día, una actividad intrínseca del ejercicio profesional del farmacéutico en las oficinas de farmacia y servicios de farmacia legalmente establecidos, que disponen de las instalaciones técnicas y capacitación ajustadas a normativa. 
• 2. Consideramos que el medicamento individualizado merece un justo reconocimiento en el ámbito asistencial.  Por este motivo, parte de la labor de estas asociaciones se centra en su divulgación y desarrollo en el ámbito sanitario.
• 3. Es nuestro deseo que la formulación de medicamentos individualizados sea una respuesta racional a situaciones específicas difíciles de afrontar con el medicamento estandarizado fabricado industrialmente.  No obstante, estos preparados individualizados no pretenden en ningún caso sustituir a los medicamentos industriales sino complementar, ajustar tratamientos o cubrir huecos terapéuticos.

• 4. Nuestro empeño de trabajar en la nformación y la divulgación de la formulación en los ámbitos médico y veterinario, asumiendo como farmacéuticos el papel profesional activo que nos corresponde, como sus interlocutores naturales, siendo ésta, la única línea de desarrollo profesional entre estos colectivos. En esta tarea contamos con la distribución como aliado y colaborador.  

• 5. Nuestro compromiso profesional nos ha permitido establecer lazos de cooperación con organizaciones e institucionales farmacéuticas. El intercambio de ideas y propuestas entre instituciones ha servido como herramienta de acercamiento y de comprensión de las problemáticas regulatorias del sector.
• 6. Solo contemplamos una actuación basada en el rigor y honradez en nuestro ámbito de actuación, evitando actuaciones que pudieran poner en duda el buen hacer del farmacéutico, y poniendo al paciente como centro y fin último de nuestra actividad.
• 7. Serán bienvenidos en nuestras organizaciones todo farmacéutico que vele por el cumplimiento de las buenas prácticas en la elaboración y en todas las actuaciones relacionadas con la construcción del medicamento individualizado. Pensamos que éste es el único camino viable para poder seguir desarrollando en un futuro esta actividad.” •

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.
Magnesioboi

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: