Close Menu
Ultra Adsorb

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | Cómo prevenir la osteoporosis, una enfermedad silenciosa

Compartir

Ultra Adsorb
Índice

La osteoporosis es una enfermedad en la que se reduce la densidad y la calidad de los huesos, que se vuelven más quebradizos y frágiles, ya que hay más aire en su interior y aumenta el número y tamaño de sus cavidades. Como explica el doctor Maset, “esto debilita el esqueleto y aumenta el riesgo de sufrir fracturas. Por ejemplo, podría ser suficiente con una pequeña caída e, incluso, en casos extremos, agacharse, toser o estornudar para que un hueso pueda romperse”.

Las fracturas suelen afectar, fundamentalmente, a las muñecas, la cadera, el húmero y la columna vertebral. Como consecuencia, en la mayoría de ellas suele aparecer dolor, deformidad en el caso de las de columna vertebral, o requerir hospitalización y cirugía.

 

Envejecimiento y otros factores de riesgo

Durante toda nuestra vida, el hueso se encuentra en continua formación y destrucción, en fases que están reguladas por distintas hormonas, la actividad física y vitamina D, entre otros factores. El experto de Cinfa explica que “en condiciones normales, a los 35 años llegamos a nuestro pico máximo de masa ósea y, a partir de esa edad, comienza a producirse una pérdida natural de hueso. Este proceso afecta a ambos sexos, pero en las mujeres resulta más acusado, porque alcanzan una masa ósea inferior a la de los hombres y porque la disminución de estrógenos que desencadena la menopausia puede acelerar la pérdida”, asevera. Por todo ello, conforme envejecemos, más posibilidades tenemos de padecer osteoporosis, además de que resulta más frecuente entre la población femenina: un 20% de las mujeres de entre 50 y 84 años la presentan, según la Sociedad Española de Reumatología (SER).

Otros factores que se relacionan con una menor masa ósea son el sobrepeso, el sedentarismo e ingerir una cantidad insuficiente de productos lácteos. Como concluye el doctor Maset, “para mantener y reforzar la buena salud de nuestros huesos es importante llevar un estilo de vida saludable basado en una dieta rica en calcio, proteínas y vitamina D, en la práctica habitual de ejercicio físico y en el abandono del tabaco y el alcohol”.

 

Diez consejos para prevenir la osteoporosis y las fracturas de huesos

  • Seguir una dieta equilibrada y rica en calcio. Apostar por alimentos como los lácteos (yogures, quesos, leche, etc.), frutas y verduras (col, espinacas, cebollas, etc.), pescados (anchoas, sardinas, lenguado y salmón) y mariscos.
  • Abandonar el tabaco y reducir el consumo de alcohol. Ambas sustancias dañan los huesos, pero el alcohol, además, disminuye los reflejos y aumenta el riesgo de caídas y posibles fracturas.
  • Practicar ejercicio de manera regular. Realizar alguna actividad física durante veinte o treinta minutos unas tres veces a la semana ayudará a mantener fuertes tus huesos y articulaciones, así como a lograr un mejor equilibrio y forma física en general. Caminar a ritmo rápido, andar en bicicleta, levantar pesas ligeras, hacer ejercicios con cintas o practicar yoga o tai chi son buenas opciones, siempre y cuando estén adaptados a la edad. Además, el ejercicio al aire libre durante periodos cortos de tiempo permite a la piel activar la vitamina D.
  • Cuidar las posturas en el día a día. Vigilar la manera en que se camina, sentarse, acostarse o levantarse o cómo coger y trasladar pesos, que no deben ser excesivos. Si ya se ha diagnosticado osteoporosis, evitar aquellas actividades que puedan provocar caídas.
  • Prestar atención al caminar por la calle. Siempre mirar bien por donde se pisa y evitar caminar en días de heladas, o los escalones, por ejemplo. Escoger bien los zapatos: que se ajusten al pie y con tacón bajo. Si no hay seguridad al caminar, usar un bastón o un andador adecuado a la altura.
  • Hacer del hogar un lugar seguro. Encender las luces durante la noche para ver mejor mientras caminas; retirar las alfombras, cables u otros objetos que puedan hacer tropezar; y, si es posible, instalar en el baño barras de seguridad y pavimento antideslizante en la ducha o bañera.
  • Vigilar la vista. La mejor manera de evitar una caída es ver bien, por lo que es recomendable acudir a revisarse la vista a un oftalmólogo una o dos veces al año. Y si existe diabetes o algún problema ocular o defecto de visión, revisar con mayor regularidad incluso.
  • Evitar los fármacos hipotensores o sedantes. Este tipo de medicamentos puede provocar somnolencia e inestabilidad, por lo que es preferible no tomarlos en la medida de lo posible o consultar con el médico sus posibles efectos. Si hay que hacerlo, tener mucho cuidado al levantarse y desplazarse.
  • Si fuera necesario, tomar suplementos de vitamina D. Los requerimientos de calcio no son los mismos para todos los grupos de edad, por lo que, en algunos casos, el médico puede recomendar suplementos de calcio y vitamina D, que deben tomarse siempre bajo su supervisión y respetando las dosis.
  • Consultar siempre con el médico. Es importante detectar la osteoporosis cuanto antes para evitar la degradación del hueso. Acudir siempre al médico, que será quien pueda indicar algún tratamiento específico para frenar la pérdida de hueso o estimular la formación de hueso nuevo.

 

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Perrigo

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: