Close Menu
Banc Sabadell

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | “El farmacéutico podría jugar un papel importante en las pruebas de autodiagnóstico para detectar posibles patologías y realizar cribajes”

Compartir

Moskito Guard
Índice

La legislación actual contempla que este tipo de pruebas de autodiagnóstico se vendan al público exclusivamente a través de las farmacias y con la prescripción médica correspondiente, que no es necesaria en los productos de embarazo, fertilidad, así como para algunos test para determinar la glucemia.

“Los autotests deben ser pruebas sencillas que sirvan para que el paciente controle su enfermedad o haga seguimiento de su patología”, afirmó Mª Carmen Abad, que advirtió que no debemos confundir autodiagnóstico con algunos test rápidos. “Los autodiagnósticos destinados a pacientes deben estar evaluados y certificados por organismos oficiales” añadió.

 

 

Según Jordi Guinovart, farmacéutico y director general de Hartmann España, “los autotests son  una herramienta de cribaje primario simple, supervisada por el farmacéutico en primer lugar y cuando sea necesario se deriva a un especialista médico para que realice un diagnóstico”. A su vez, la intervención del farmacéutico en este tipo de pruebas puede aportar valor para “asesorar y recomendar la aplicación correcta, prestando un servicio sanitario” indicó Mercè Gras, jefa del departamento de Asesoría Jurídica de la Junta de Gobierno del COF Barcelona

Paqui Moreno, presidenta de SEFAC Catalunya, consideró que tenemos las herramientas para que los pacientes puedan adquirir este tipo de test con el control y consejo del farmacéutico, manteniendo la comunicación con los otros profesionales del sistema sanitario y derivando los casos necesarios. “Lo más importante para el paciente es no dejarle abandonado con un auto test en casa. Vamos a darle el apoyo que necesita desde el sistema sanitario”.

Gras también hizo referencia a las diferencias que existen entre las normativas de cada comunidad autónoma sobre los servicios y prestaciones sanitarias que contemplan que pueden ofrecer los farmacéuticos de la oficina de farmacia.

 

La mayoría de los participantes, a favor de que las farmacias realicen estas pruebas

A través de la aplicación de Infarma, los participantes han podido opinar sobre algunas de las cuestiones planteadas. La mayoría se han mostrado a favor de que los farmacéuticos puedan realizar este tipo de pruebas de autotest o autodiagnóstico. Un servicio que podrían prestar en la oficina de farmacia, siempre y cuando “adquieran la formación adecuada, haya evidencias científicas suficientes y exista un protocolo consensuado de actuación” señaló Mª Carmen Abad, jefa del departamento de Productos Sanitarios de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

 

Un momento de cambio

“Estamos en un momento de mucha innovación. Van a llegar herramientas nuevas y necesitaremos un entorno que las promueva y no las restrinja” ha anunciado Guinovart  respecto a próximas novedades que pueden aparecer en ámbitos como pruebas de intolerancia al gluten, infecciones gastro-intestinales, detección de la bacteria Helicobacter Pylori, entre otras patologías.

Según Guinovart, estamos ante una oportunidad de futuro que debemos aprovechar todos los agentes del sistema sanitario. Una idea en la que coincide Mª Carmen Abad de la AEMPS, que apuesta por promover “entre todos los agentes del sistema sanitario y aprovechar la capacidad que pueden tener los farmacéuticos”.

En este sentido, la presidenta de SEFAC Cataluña afirmó que el farmacéutico puede ser clave y consideró que deben adaptarse y aportar valor en este proceso. Moreno apuesta por dotarles de la formación adecuada y señala la necesidad de que exista el consenso para prestar un servicio profesional, que puedan escoger las oficinas de farmacia que lo deseen.

“La administración debe ser quien acompañe este proceso para identificar las pruebas que tienen mayor interés para el paciente o que aportan más valor sanitario al farmacéutico” añadió Moreno.  Mientras el director general de Hartmann, aconsejó que el proceso “debe ser ordenado, protocolizado para conseguir el mayor beneficio para el paciente y contribuir al cribaje de enfermedades o controlar determinados parámetros” como ya sucede en algunas experiencias, por ejemplo, las pruebas de cáncer de colon o los tests de glucemia.

Mercè Gras finalizó afirmando que “es un buen momento para que la autoridad sanitaria valore cambiar los protocolos actuales” e invitó a los farmacéuticos a dar “un paso adelante”.

 

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Infarma

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: