Close Menu

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | El origen de la candidiasis masculina puede estar en el intestino

Compartir

Banc Sabadell
Índice

La candidiasis vaginal es una de las formas más frecuentes de este tipo de infección, pero, al contrario de lo que se cree, esta patología también puede afectar a los hombres. “La candidiasis masculina produce síntomas molestos en los genitales, como sarpullido e irritación, picor o dolor al orinar o al mantener relaciones sexuales. La mayoría de afectados piensa que se trata de una enfermedad de transmisión sexual, sin embargo, no tiene por qué ser así, aunque pueda contagiarse por las relaciones sexuales”, afirma el Dr. Mariano Bueno, director de la Unidad de Medicina Biológica y Antiaging de Vithas Internacional, que añade que “en muchísimas ocasiones el origen de esta enfermedad está en el intestino”.

Como señala el especialista, cuando la candidiasis se ha desarrollado en el intestino pueden existir determinados síntomas, como depresión o ansiedad, cansancio o confusión mental, ansiedad por comer dulces o hidratos de carbono, gases o hinchazón de la tripa exagerada tras las comidas, sudor nocturno, sueño tras las comidas, retención de líquidos o dolores articulares y musculares. “Como se puede apreciar, se trata de síntomas de malestar inespecífico que, desde el punto de vista de la medicina tradicional no se relacionan con la candidiasis, pero que, desde la medicina biológica, tenemos muy en cuenta. La salud intestinal es uno de los fundamentos de la salud general de las personas y la candidiasis está, con frecuencia, relacionada con otras enfermedades”.

Establecer un tratamiento individualizado es fundamental, analizando las circunstancias personales de cada paciente. “Es necesario eliminar la enfermedad a nivel intestinal para evitar que pueda aparecer de forma reiterada”, afirma el Dr. Bueno, cuya propuesta, tomando como base la Medicina Biológica, pasa por establecer una dieta antifúngica, un estudio previo de la alteración de la mucosa y de la flora intestinal y el tratamiento local de las zonas afectadas por el hongo.

 

Factores de riesgo en el hombre

Como explica el Dr. Bueno, existen una serie de factores de riesgo que pueden provocar una mayor proliferación de la cándida y que en el caso del hombre son:

  • El consumo de antibióticos para tratar una infección bacteriana, ya que actúan también sobre las bacterias sanas que mantienen la cándida bajo control.
  • El uso de corticoides.
  • La debilitación del sistema inmune por diversas enfermedades.
  • La diabetes, ya que los niveles de glucosa en sangre más elevados promueven el crecimiento de la levadura y afectan a las defensas inmunitarias.
  • La falta de higiene.
  • El uso excesivo de jabones y geles, así como la humedad en las zonas genitales.

 

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Priorín

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: