Close Menu
Banc Sabadell

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | El uso abusivo de tecnologías puede provocar adicción en los jóvenes

Compartir

Puntualsenna
Índice

Según los datos del Gobierno, el 18% de los jóvenes españoles entre 14 y 17 años realiza un uso abusivo de Internet, asociándolo a un incremento del fracaso escolar y el consumo de drogas, así como a un aumento de los casos de obsesión por las redes sociales y los videojuegos, llegando a tener problemas mentales y físicos en algunos casos.

Según el psicólogo, psicopedagogo y especialista en educación infantil Jorge López Pérez Vallejo, la realidad virtual ha proporcionado un factor de desinhibición y absoluta libertad en algunos casos”, que provoca una evolución del uso compulsivo de internet y los videojuegos hasta convertirse en patología. “Nos encontramos ante patologías asociadas al uso de internet y los videojuegos, compulsiones basadas en el placer y en el control de una realidad paralela, que conducen a un desinterés hacia la interacción real y, en muchos casos, a una huida de la realidad para olvidar los problemas, momento en el que tanto el exceso de control, como tener esa salida, se convierten en una obsesión compulsiva y adictiva”.

 

 

No sólo el juego online es un problema, son varios los casos de adicción a las redes sociales, llegando incluso a tener ansiedad y estrés si no se tiene cerca un móvil o si no recibes los suficientes “me gusta” en la última foto subida.

Por eso, López Vallejo asegura que, cuando se llega a esos extremos, existe la necesidad de un détox tecnológico en forma de tratamiento de adicción u obsesión adictiva, ya que “la obsesión los atrapa cuando abandonan sus obligaciones para dedicar todo el tiempo que tienen a las nuevas tecnologías, y, si no pueden hacerlo, viven los síntomas de abstinencia propios de cualquier adicción que los lleva a un estado de angustia y una ansiedad que les hace irritables, llegando incluso a aparecer ataques de pánico, disminuyendo la capacidad de concentración y acción necesaria para llevar a cabo sus vidas con normalidad”.

El problema de obsesión compulsiva puede ser muy variado pero con una causa común, las personas que lo padecen “suelen sufrir de trastornos psicológicos y de comportamiento que se deben tratar antes de que se conviertan en personas ansiosas, inseguras, introvertidas, con miedo al rechazo y la desaprobación social, desarrollando una personalidad con baja autoestima, algo grave cuando hablamos de niños que aún están en desarrollo tanto físico como emocional, advierte el psicólogo. 

Los padres pueden ayudar siendo conscientes del alcance que tienen este tipo de tecnologías y adoptando una actitud cercana y comunicativa con sus hijos. Las prohibiciones no suelen funcionar, debemos mantener un diálogo dando razones por las que comprendan que un uso abusivo de las nuevas tecnologías puede ser verdaderamente negativo para ellos, aunque no lo crean; por eso es recomendable reducir los tiempos de conexión, no eliminarlos por completo de raíz. En el caso de que ya exista un problema, contactar con un psicólogo experto en este tipo de trastornos como lo son las adicciones digitales para comenzar un tratamiento de desintoxicación tecnológica acorde a cada caso.

 

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Banc Sabadell

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: