Close Menu
Ultra Adsorb

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias Actualidad | Fitoterapia, un recurso con poca interacción farmacológica y menos efectos secundarios

Compartir

Ultra Adsorb
Índice

Sabemos cuál es la fórmula del éxito del sector sanitario: el bienestar del paciente. ¿Pero cómo se consigue este bienestar optimizando los recursos? Con esta pregunta dio comienzo Montse Parada, directora técnica de A. Vogel España y doctora en Fitoterapia, a la mesa de debate celebrada en el marco de Infarma Madrid 2022 y en la que se pusieron sobre la mesa la importancia de la colaboración entre farmacéuticos y médicos de Atención Primaria como gestores fundamentales del sistema sanitario, así como los últimos datos sobre fitoterapia en farmacia y su importancia para mantener la salud de la población en nuestro país.

“Debemos lograr la colaboración de todos los profesionales sanitarios, cada uno en su ámbito. No estamos descubriendo nada nuevo, pero aún estamos en un estado muy embrionario en lo que se refiere a la relación farmacia y Atención Primaria. Sabemos que el médico es experto en diagnosticar enfermedades y el farmacéutico en sus medicamentos para tratarlas. Esta interacción es beneficiosa y necesaria en la fitoterapia”, argumentó Parada.

César Valera, farmacéutico y vocal en funciones de Plantas Medicinales del COFM, destacó la experiencia piloto “que lleva años en Madrid y lamentablemente no se ha implantado en toda la región. La Administración no ha puesto toda la carne en el asador. Como ejemplo, el centro de salud Daroca, que mantiene una comunicación fluida y constante con todas las farmacias (por correo electrónico, teléfono, WhatsApp…) y gracias a esto solucionamos problemas de prescripción y errores en la medicación. Algo que ha sido fundamental en este periodo que nos ha tocado vivir de pandemia. Esa colaboración ha ido creciendo y, desde el punto de vista de la fitoterapia, es fundamental porque siempre recomendamos que estos productos y complementos se adquieran en el canal farmacia, pero a veces al médico no se lo cuentan, por lo que esta comunicación ayuda a evitar las mencionadas interacciones o errores”.

Otro de los puntos fuertes en fitoterapia que destacó Valera es la importancia de la divulgación y la formación continuada tanto de farmacéuticos como de los médicos. “Hace cuatro años se hizo desde el COFM una campaña de divulgación de uso adecuado de las plantas medicinales y uno de los pilares fundamentales era formar a los médicos. Es triste que en las facultades no les enseñen el uso terapéutico de las plantas medicinales. Persiguiendo este fin la iniciamos, junto a profesorado de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y personal del COFM. La formación es un pilar fundamental. Hay que aprender sobre farmacología vegetal, química farmacéutica, composición química, cuáles son las plantas más utilizadas, las posibles interacciones… Por eso, esa colaboración ha crecido en los últimos años desde los Colegios y las sociedades científicas. A los médicos hay que formarles porque los farmacéuticos, como especialistas en el medicamento y expertos en fitoterapia, sabemos que en patologías menores podemos aconsejar plantas medicinales, pero si el médico lo conoce también lo va a prescribir y es importante que las plantas se queden en la farmacia, bajo el consejo y seguimiento del profesional sanitario”. Algo que corroboró Antonio Miguel Martín Almendros, médico pediatra y secretario del Grupo de Fitoterapia Clínica de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEFIT-SEMERGEN): “La formación es fundamental y debería institucionalizar una educación bidireccional, que se traducirá en fluidez y ahorro en el sistema sanitario. Hemos tenido uno de los mejores de Europa y se está viniendo abajo. Debemos reestructurarlo ahora que se han visto las necesidades reales y la función del farmacéutico como primer contacto con el paciente. Hace falta implicación institucional para canalizar esta comunicación”.

Protección del sistema inmunitario

Durante la pandemia ha sido relevante preservar la salud del sistema inmunológico y la fitoterapia juega un papel fundamental en este sentido. “Hay que emplear tratamientos efectivos que tengan la menor interacción farmacológica y los menores efectos secundarios. Y, para ello, podemos recurrir a la fitoterapia, cada vez más establecida como reflejan estudios científicos y ensayos clínicos. Cada vez más investigaciones avalan un uso racional de la fitoterapia y debemos tenerlo en cuenta a la hora de trabajar con nuestros pacientes. La fitoterapia ayuda en aquellos para los que no hay opción terapéutica con medicación de síntesis y cuyos síntomas persisten. Con el compuesto farmacológico de fitoterapia normalmente hay un antes y un después en el sistema inmunitario y una resolución de la sintomatología”, sostuvo Martín Almendros.

Por su parte, Valera añadió que “durante la pandemia se ha visto un aumento del consumo y prescripción de plantas medicinales. Una de las más efectivas es la equinácea purpurea, porque modula el sistema inmunitario, y como las farmacias son establecimientos sanitarios cuentan con todas las garantías galénicas, legales y técnicas que cualquier medicamento”, y añadió que “el 30% del mercado de las plantas está en la farmacia, mientras que en Francia es un 80%. Hemos crecido mucho, pero debemos seguir recorriendo el camino. Junto con la formulación magistral, las plantas medicinales es lo más genuino de la farmacia”.

“Cada vez hay más demanda social por la fitoterapia y los complementos, pero este uso debe ir canalizado por la farmacia, porque si no la gente se va a ir a comprarla a sitios no fiables ni seguros. Por eso es importante que haya un profesional sanitario, como el farmacéutico, que lo pueda canalizar”, concluyó Martín Almendros.

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Perrigo

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: