Close Menu
Banc Sabadell

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | Hierro, Omega 3 DHA y vitamina D, fundamentales para ayudar al correcto crecimiento y desarrollo infantil

Compartir

Moskito Guard
Índice

Así lo ha indicado el Dr. Ángel Gil, presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), catedrático del departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Granada y coordinador del II Curso de Avances en Nutrición Infantil, que ha tenido lugar este martes en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada y en donde los últimos avances en relación a ciertos nutrientes críticos en la infancia han centrado el debate, entre otros temas.

De esta manera, tal y como ha indicado el Dr. Gil, “optimizar las ingestas de nutrientes tales como hierro, Omega 3 DHA o vitamina D es importante en la alimentación de los niños de corta edad”. Así, la dieta de los más pequeños debe incluir el consumo habitual de alimentos tales como pescado azul, lácteos, y carnes rojas, principales fuentes de ácidos grasos Omega 3 DHA, vitamina D e hierro, respectivamente, así como hábitos saludables tales como una exposición solar moderada y una vida activa.

De este modo, el especialista ha recordado la importancia de conocer cuáles son las necesidades nutricionales específicas de los niños en esta etapa. “El niño tienes unas necesidades nutricionales específicas en función de su edad y su alimentación debe ser adecuada para alcanzar dichas necesidades” “ha subrayado, al tiempo que ha añadido que “en el caso de la vitamina D, es fundamental que las ingestas en los primeros años de vida sean las apropiadas, puesto que la carencia de este nutriente influye directamente en la salud futura del menor”.

Del mismo modo, es muy importante garantizar las ingestas adecuadas de Omega 3 DHA, “dado que es el ácido graso más abundante en el cerebro y es primordial para su formación, estructura y funcionamiento, al proporcionar la fluidez necesaria a las membranas cerebrales. Por esta razón, dado el rol fundamental del Omega 3 DHA en el desarrollo del cerebro y la retina, los más pequeños deben ingerir al menos 100 miligramos al día de este nutriente”.

En este sentido, el Dr. Gil ha incidido en que, en el caso de que se identifique una posible carencia nutricional en el niño, “puede ser de interés recurrir a alimentos especialmente preparados para cubrir las necesidades infantiles en esta etapa, como las leches de crecimiento, que suelen estar enriquecidas en hierro, vitamina D y Omega 3 DHA. La leche es un vehículo ideal para estos nutrientes, primero por sus características fisicoquímicas y segundo por ser un alimento de consumo diario con alta penetración en los hogares”.•

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Infarma

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: