Close Menu

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | La gripe aumenta las visitas de niños asmáticos a urgencias

Compartir

Banc Sabadell
Índice

El asma es la enfermedad crónica más frecuente en niños. De hecho, según datos de SEICAP, afecta a uno de cada diez en edad escolar. “Un menor con esta enfermedad tiene una inflamación crónica de los bronquios, por lo que ante cualquier estímulo, como pueden ser las infecciones víricas, entre las que se encuentra la gripe, reaccionan, lo que puede provocar dificultad respiratoria, sibilancias o tos”, así lo explica el doctor Luis Moral, coordinador del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de la SEICAP. El virus de la gripe favorece complicaciones respiratorias como crisis asmáticas, bronquitis o neumonía, “lo que provoca un aumento de las visitas a urgencias e incluso de los casos de hospitalización para atender las complicaciones más graves”, comenta.

Según los últimos datos registrados por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Centro Nacional de Epidemiología, las mayores tasas de incidencia de la gripe se observan en menores de 15 años, sobre todo entre 5 y 14 años. Los niños asmáticos son los más propensos a contraerla. “De hecho, la enfermedad más común entre los menores hospitalizados por esta infección es el asma. Por eso es tan importante y recomendable que se vacunen para estar protegidos, especialmente en casos de asma grave o con síntomas frecuentes”, asegura el doctor Moral. En este sentido, se deberán tener en cuenta las recomendaciones para aquellos niños que tengan alergia al huevo puesto que existen vacunas que pueden contener trazas de este alimento.

Por otro lado, también es imprescindible cumplir con el tratamiento preventivo. “Debe ser continuo y no debe interrumpirse sobre todo durante los períodos en los que existe una alta proliferación de virus o en las épocas de epidemia de gripe, para que puedan estar libres de síntomas, o al menos se mantengan leves, y prevengan así las exacerbaciones”, advierte. La medicación de mantenimiento se utiliza para reducir la inflamación crónica de los bronquios característica del asma, sobre todo en aquellos niños que sufren síntomas con cierta frecuencia o intensidad, que limitan su actividad o con riesgo para su vida o bienestar.

Los síntomas de la gripe aparecen de forma rápida y se propagan fácilmente. “El primer síntoma suele ser fiebre alta, así como dolor muscular, de cabeza o malestar, entre otros”, indica el doctor Moral. A todos ellos le seguirán tos seca y síntomas respiratorios, “lo que puede agravar los síntomas de asma”, señala.

 

Medidas de prevención

Hay que tener en cuenta que un ambiente frío y seco es el más propicio para la transmisión de la gripe, un virus que se transmite sobre todo a través del aire. “Por eso, también es importante intentar que los niños con asma eviten el contacto con personas enfermas y los espacios cerrados y no ventilados en la medida de lo posible. En ellos pueden entrar en contacto con otras personas más fácilmente y sea más factible un posible contagio”, indica el doctor Moral.

Además, es imprescindible proporcionarles una correcta higiene. “Deben lavarse las manos con mayor frecuencia y, sobre todo, taparse con las manos al estornudar y toser, la principal vía de contagio. También es importante no compartir alimentos, utensilios, tazas o botellas”, comenta este pediatra alergólogo. También debe procurarse un ambiente limpio. “Hay que evitar el tabaco dentro del hogar, los lugares más contaminados, y ventilar un mínimo las estancias donde vayan a estar los niños con asma”, advierte.

 

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Priorín

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: