Close Menu
Banc Sabadell

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | La intolerancia al gluten se puede manifestar a través de la piel

Compartir

Puntualsenna
Índice

“Es una enfermedad autoinmune que se desarrolla por la intolerancia al gluten y que consiste en la aparición de lesiones que llamamos pápulo vesiculares, con apariencia sobreelevada, ampollosas”, señala la Dra. Teresa Truchuelo, dermatóloga en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América y en Vithas Internacional.

Tanto las personas que presentan celiaquía, como las que sufren dermatitis herpetiforme, tienen cierta predisposición genética a padecer este tipo de enfermedades, sin embargo, conviene aclarar que “solo un 5% de los celiacos desarrollarán esta afección cutánea a lo largo de su vida”, apunta la Dra. Truchuelo. No obstante, incide en la importancia de realizar un diagnóstico diferencial ya que este tipo de dermatitis, en muchos casos, pasa desapercibida o se puede confundir con eccemas, con sarna o con otro tipo de enfermedades ampollosas.

Las lesiones que ocasiona en la piel aparecen frecuentemente en zonas de extensión como codos, rodillas y glúteos y a veces también en cuero cabelludo. Es habitual que se empiecen a desarrollar en la tercera década de la vida y es muy raro que aparezca en niños menores de 3 años.

Para tratar la dermatitis herpetiforme lo fundamental es evitar la ingesta de gluten: “es indispensable eliminar de la dieta trigo, centeno y cebada; sí se pueden tomar avena, maíz y arroz. Una vez se suprime el gluten, desaparecen las lesiones de la piel”, afirma la Dra. Truchuelo.

 

Cómo diagnosticar la dermatitis herpetiforme

Para diagnosticar esta enfermedad no basta con la exploración clínica, sino que es necesario realizar una biopsia de la piel afectada. Como explica la Dra. Truchuelo, “es necesario aplicar una técnica específica dentro del estudio de la biopsia, que es la inmunofluorescencia, que se utiliza para detectar los anticuerpos que se generan en esta enfermedad. Consiste en marcar esos anticuerpos que se generan por la intolerancia al gluten y que son los responsables de la formación de las lesiones en la piel”. Si se confirma que se trata de dermatitis herpetiforme y el paciente no está diagnosticado de celiaquía, será necesario descartar esta enfermedad mediante las pruebas pertinentes.

Los especialistas inciden en la importancia de realizar un diagnóstico de certeza de la dermatitis herpetiforme de forma precoz, puesto que la clínica remite al realizar una dieta exenta de gluten. Pero, aclaran, la remisión puede tardar unos meses, de modo que en determinados casos se puede asociar un tratamiento vía oral con Dapsona, “siempre bajo supervisión médica para evitar posibles efectos secundarios”.

 

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Infarma

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: