Close Menu
Banc Sabadell

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | La protección de los derechos sobre la innovación es imprescindible para asegurar el desarrollo de nuevos medicamentos y la mejora de la salud

Compartir

Puntualsenna
Índice

Por ello, la industria farmacéutica europea, a través de la federación de asociaciones EFPIA, de la que forma parte Farmaindustria, ha hecho hoy un llamamiento a las autoridades de la Unión Europea para que mantengan en el futuro el actual marco legal de protección de la propiedad intelectual y de incentivos a la investigación de medicamentos innovadores, ya que garantiza la viabilidad futura de la innovación en beneficio de los pacientes.

En un comunicado hecho público coincidiendo con el Día Mundial de la Protección Intelectual, que se celebra este miércoles bajo el lema “La innovación mejora la vida”, EFPIA destaca el “enorme impacto” que la adecuada protección de la innovación en el ámbito farmacéutico ha tenido en la salud de los europeos y recuerda que actualmente hay más de 7.000 potenciales nuevos medicamentos en fase de desarrollo, entre los que hay 1.813 tratamientos contra el cáncer, 1.329 contra trastornos neurológicos, 1.256 contra patologías infecciosas y 1.120 contra enfermedades autoinmunes, entre otros. Todo este esfuerzo se traduce en que, cada año, llegan al mercado 80 nuevos medicamentos, de los que 30 corresponden a moléculas que son completamente nuevas.

Todo esto se produce en un entorno de creciente complejidad y costes crecientes; no en vano se estima que sacar al mercado un nuevo medicamento en la actualidad requiere una inversión de más de 2.400 millones de euros y un plazo de al menos 12 años, sin olvidar que solo uno de cada 10.000 compuestos en fase de investigación llega a convertirse en un medicamento y que sólo uno de cada cinco fármacos comercializados generan ingresos que superan los costes medios de I+D.

Por todo ello, ninguno de los avances mencionados sería hoy posible sin un marco legal adecuado de protección de la innovación, que en las últimas décadas ha creado las condiciones apropiadas para que la industria farmacéutica haya podido invertir 30.000 millones de euros al año en toda Europa desde 2012 en la I+D de nuevos medicamentos. En el caso de España, la cifra supera ya los 1.000 millones de euros anuales.

“Estamos en un momento apasionante, en el que los avances científicos tienen el potencial de abrir la puerta a nuevas opciones terapéuticas para pacientes con patologías que actualmente no disponen de tratamiento”, añade la patronal europea, que considera esencial que las autoridades europeas tengan en cuenta estos factores a la hora de abordar la revisión y actualización de la política de incentivos en este ámbito. En este sentido, considera que los cambios “deben priorizar seguir impulsando y protegiendo la innovación y dirigirse a orientar las inversiones hacia áreas donde existen necesidades de salud no cubiertas”.

 

Empleo y competitividad

Al mismo tiempo, la industria farmacéutica europea recuerda que los sectores intensivos en propiedad intelectual, como el farmacéutico, engloban una tercera parte de todos los empleos en Europa, y que un adecuado sistema de incentivos a la innovación también fortalece la competitividad europea a escala global y configura un escenario atractivo para atraer inversiones de las industrias más innovadoras. En España, la industria farmacéutica es uno de los sectores clave de la economía, tanto por su carácter innovador y su capacidad de inversión como por sus puestos de trabajo, ya que genera unos 200.000 empleos, de los que casi 40.000 son directos.

Según el presidente de EFPIA, Joe Jiménez, la industria farmacéutica trabaja con intensidad para hallar nuevos medicamentos contra las enfermedades que no tienen aún un tratamiento efectivo, como el Alzheimer o muchas patologías infecciosas que siguen teniendo un desenlace fatal. “Innovar es la mejor forma de afrontar estos retos y la propiedad intelectual la herramienta más efectiva de que disponemos para desarrollar nuevas soluciones”, sostiene.

En la misma línea, Farmaindustria considera que una adecuada protección de la propiedad intelectual, junto con un sólido sistema de inventivos a la I+D y otros factores como una mayor participación de los pacientes en el proceso de desarrollo de nuevos fármacos y el establecimiento de un sistema de medición de los resultados en salud, son claves para seguir garantizando la innovación en el futuro en el ámbito farmacéutico.

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Infarma

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: