Close Menu
Priorín

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias Actualidad | La SEICAP advierte que muchas familias subestiman la gravedad de la dermatitis atópica

Compartir

Priorín
Índice

Muchas familias subestiman la gravedad de la dermatitis atópica y no llevan a sus hijos al especialista, derivando en un empeoramiento de los síntomas.

Así lo advierte la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), con motivo del Día Nacional de la Dermatitis Atópica, que se celebra el próximo sábado. “Es cada vez más frecuente que las familias terminen por considerar que el picor y las molestias de la dermatitis atópica son algo habitual, es decir, que normalicen la situación y no traten la enfermedad, lo que acaba por empeorar la situación de los niños”, explica la doctora Mercedes Escarrer, coordinadora del Grupo de Trabajo de Dermatitis Atópica y Alergia Cutánea de la SEICAP.

Ante este hecho, esta sociedad científica destaca la necesidad de sensibilizar a la población para que conozcan cómo se manifiesta la dermatitis atópica y acudan a su pediatra o pediatra alergólogo, quien realizará“un diagnóstico precoz y un tratamiento eficaz parapoder prevenir los brotes de dermatitis y mejorar la calidad de vida del niño o niña con eczema”.

La dermatitis atópica es la enfermedad crónica de la piel más frecuente en niños,con una prevalencia de entre el 15% y el 30% en la población infantil, según datos de la SEICAP. Además,un 60% de los casos son diagnosticados antes del añoy en torno al 85% debutan antes de los 5 años de vida.

Recomendaciones frente al frío

El frío es uno de los factores que más influyen en la aparición de brotes de dermatitis atópica en niños. Reseca de forma rápida la piel y provoca daños en la barrera cutánea. Por ello la SEICAP realiza tres recomendaciones principales para los próximos meses de invierno:

  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y las temperaturas extremas. La temperatura ambiente idónea está entre 20-22 grados.
    Ventilar las habitaciones a diario.
  • Precaución al salir de casa. Al salir de la casa, hay que limitar el impacto del frío en la piel usando guantes, bufandas, ropa de fibras naturales y aplicando cremas emolientes en la cara.
  • Geles hidroalcohólicos y mascarillas pueden agravar la enfermedad.

El uso de geles hidroalcohólicos se ha convertido en rutina en muchos centros educativos como principal medida de desinfección para evitar el contagio del virus SARS-CoV-2. Sin embargo, la doctora Escarrer señala que “en los niños con diagnóstico de dermatitis atópica no es recomendable el uso de geles hidroalcohólicos porque pueden agravar los signos propios de la enfermedad como la sequedad, la descamación o la irritación. Por lo tanto, debe priorizarse en su caso el lavado con agua y jabón”.

Además, la utilización de mascarillas también está provocando problemas cutáneos en la cara de los menores que padecen dermatitis atópica. Así, el contacto continuo y la humedad que se genera como consecuencia de la respiración, sobre todo al jugar y realizar actividades deportivas, desencadenan brotes de eccemas que les generan mucho prurito.

“En estos casos, siempre que estén al aire libre y sea necesario llevar mascarilla, es recomendable emplear mascarillas de algodón o tejidos naturales que faciliten la transpiración y que ocasionen el menor daño sobre la piel de los niños”, explica la doctora Escarrer.

“Y sin olvidar una correcta higiene con jabones no agresivos sin detergentes a su llegada al domicilio para retirar sudor y otros restos acumulados en la zona facial, así comoel uso de cremas emolientes que reduzcan la sequedad y que restauren y protejan la epidermis”, concluye la experta.

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.
Puntualsenna

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: