Close Menu
Manasul
Manasul

Estás leyendo

Noticias | Las adicciones entre los menores, cada vez más frecuentes

Compartir

Cetaphil
Cetaphil

Un 31,7% de los alumnos de educación secundaria de entre 14 y 18 años en España asegura haber realizado un consumo abusivo de alcohol, con prácticas como el binge drinking o atracón en los últimos 15 días. El porcentaje de los que aseguran haber bebido en el último año supera el 75%. Más de un 26%, además, admite haber consumido cannabis en los últimos 12 meses y, la edad de inicio para estas dos sustancias, además de para el tabaco, se sitúa en torno a los 14 años, aunque algunos estudios apuntan que, en el caso del alcohol, puede ser incluso anterior.

Son datos de la última encuesta ESTUDES, del Plan Nacional sobre Drogas. Estas cifras dan una idea de la necesidad de intervención de los profesionales sanitarios más cercanos a los menores. Por ello, el 17º Congreso de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) acoge una mesa redonda sobre Alcohol, Drogas y Entorno, y un seminario sobre Ciberadicciones, en los que se pondrá de manifiesto la necesidad de dotar a las consultas de Pediatría de herramientas de detección precoz y, una vez diagnosticado el problema, realizar la intervención correcta sobre el paciente y su familia.

Pero el alcohol, el tabaco o las drogas no son los únicos consumos problemáticos que afectan a los adolescentes. En los últimos años, la presencia de adicciones “sin sustancia” se ha multiplicado, de forma que el Plan Nacional sobre Drogas, desde 2014, incluye preguntas relativas al uso de internet, y la última edición señala que el 21% de la población escolar de 14 a 18 años realiza un consumo abusivo.

Especialmente preocupante es la evolución de estas “adicciones no químicas”. No sólo internet o las redes sociales pueden convertirse en adicción, sino que surgen nuevos problemas derivados de un uso inadecuado o abusivo, como el teléfono móvil, WhatsApp o los juegos de azar. En concreto, los especialistas están preocupados por la evolución del juego online entre menores. “Sorprenden las altas prevalencias pese a ser una actividad restringida a mayores de 18 años”, señala el Dr. Antonio Rial, de la Facultad de Psicología de la Universidad de Santiago de Compostela y ponente en la mesa redonda sobre Alcohol, Drogas y Entorno, que apunta que, aunque la encuesta ESTUDES indica que el 2,7% de los alumnos de enseñanza secundaria han apostado online en el último año, estudios de carácter regional revelan una prevalencia del juego del 8,4% entre adolescentes de 14 a 18 años, que se eleva al 14,2% en el caso de los varones.

En todos los casos de adicción a las nuevas tecnología de la información y la comunicación (NTIC), existen signos de alarma. “El joven se distancia de forma progresiva de las relaciones familiares y sociales y la pérdida de control sobre el tiempo de uso hace que el pensamiento gire de forma permanente sobre temas relacionados con las tecnologías”, afirma el Dr. Antonio Terán, psiquiatra responsable del centro de Atención a Drogodependientes San Juan de Dios de Palencia y ponente del seminario sobre Ciberadicciones. A esto se añaden problemas de sueño, mentiras y manipulación a sus allegados, y síntomas como ansiedad, inquietud, agitación, ira, agresividad, etc.

Estas adicciones provocan síntomas físicos, como astenia, desnutrición, cefalea o fatiga ocular, y otros psicológicos, como inestabilidad emocional, depresión o problemas de aprendizaje. “Especial relevancia adquiere el impacto sobre la salud entre los niños/as de menor edad, que provoca problemas del sueño, obesidad, trastorno de desarrollo psicomotor y lenguaje, etc.”, explica el Dr. Terán.

Conductas adictivas en la consulta de Pediatría de Primaria

Para hacer frente a estos problemas, la detección precoz es fundamental. “El aluvión de preguntas relacionadas con las distintas conductas adictivas, que profesionales de Atención Primaria dicen recibir a diario, hace primordial la necesidad de trazar estrategias de actuación ante un problema de salud pública de este calibre”, explica el Dr. Rial. Para ello, a su juicio, “parece necesario dotar a la comunidad científica de nuestro país de un compendio de herramientas validadas que permitan a los profesionales de la salud pública realizar con garantías la detección precoz de la problemática relacionada con el consumo de riesgo de nuestros adolescentes”.

En concreto, propone el sistema SBIRT (evaluación, intervención breve y remisión para tratamiento, por sus siglas en inglés), cuya principal referencia internacional es el Center for Adolescent Substance Abuse Research (CeASAR). Implantar este sistema en España “permitiría detectar los acuciantes problemas de adicciones que afectan a los adolescentes en sus fases iniciales”, asegura el Dr. Rial. En paralelo, “contribuiría a encauzarlos, bien a través de un consejo o intervención breve basado en la evidencia, o bien a través de una ágil derivación a los servicios de salud correspondientes”.

Este sistema sólo se ha aplicado en España en el Principado de Asturias donde, en los siete primeros meses, se han realizado unas 7.000 intervenciones en menores de entre 10 y 13 años, pero aún no se dispone de resultados acerca de la efectividad.

Además de los sistemas de detección temprana, en el Congreso de AEPap se ha abordado el tratamiento a seguir una vez diagnosticada la adicción. En el seminario sobre Ciberadicciones, el Dr. Terán ha apuntado que debe abarcar cinco áreas: “tiempo de uso, privacidad, contenidos, familia y sujeto”.

Especialmente relevante es implicar a la familia, que debe realizar una supervisión, además de controlar el tiempo de uso y comprender el significado de los datos personales y los riesgos de compartirlos. Y, sobre todo, “predicar con el ejemplo”, con prácticas como situar el ordenador en espacios compartidos por la familia e intentar estar al día sobre nuevas tecnologías para tener los mismos conocimientos que los hijos. “Debemos tener en cuenta que ponemos en manos de niños, adolescentes y jóvenes ‘máquinas’ no exentas de riesgos para su salud y desarrollo madurativo, que precisan de un período de formación y educación que guíen el uso responsable”, concluye el Dr. Terán.

Infecciones de transmisión sexual en menores

Junto a las adicciones con y sin sustancia, otro problema en aumento, el de las infecciones de transmisión sexual (ITS) en adolescentes, es objeto de estudio en el Congreso de AEPap. La Dra. Alicia Comunión, dermatóloga del Centro de ITS de Montesa del Ayuntamiento de Madrid y coordinadora del grupo de ITS y VIH de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología), ponente en la mesa redonda “Hablemos de Ginecología e ITS”, recuerda que desde el año 2000, las ITS han experimentado un aumento de prevalencia e incidencia debido a varios factores, entre los que destaca la relajación en el uso sistemático del preservativo. “Los jóvenes no han vivido la amenaza del VIH, entendido hace años como una noticia fatal, y esto ha llevado a no usar el preservativo de forma sistemática y al aumento de las ITS. Además, se ha visto que la población adolescente cada vez inicia antes las relaciones sexuales y tiene un mayor número de parejas sexuales. Como profesionales de la salud debemos conocer qué está pasando y cómo podemos ayudar a nuestros pacientes”, explica la Dra. Comunión.

A pesar de haber perdido el “miedo” al contagio del VIH, “hay muchos estudios que demuestran que los adolescentes conocen la infección por el VIH, pero desconocen otras ITS, por otro lado, mucho más frecuentes. Debemos ayudarles a afrontar su sexualidad con información y con formación”, señala la ponente. De este modo, las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH), la infección por Clamydia trachomatis, la gonorrea o la sífilis deben ser tenidas en cuenta en la consulta de Pediatría de Atención Primaria. Como conclusión, la Dra. Comunión considera “importante estar atento al adolescente, intentar ver su grado de madurez, ayudarle y darle información sobre salud afecto sexual para que tenga herramientas e información para tomar conductas maduras de comportamiento en el terreno afectivo sexual”.

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.
Infarma Madrir 2020. Congreso Europeo de Oficina de Farmacia y Salón de Medicamentos y Parafarmacia.
Infarma Madrir 2020. Congreso Europeo de Oficina de Farmacia y Salón de Medicamentos y Parafarmacia.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: