Close Menu
Ferring
Ferring

Estás leyendo

Noticias | Los farmacéuticos valencianos resuelven dudas el uso de repelentes

Compartir

Puntualsenna
Puntualsenna

El Muy Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Valencia (MICOF) ha recabado una serie de recomendaciones para la ciudadanía con el fin de evitar las picaduras de mosquito este verano, fáciles de llevar a cabo, aunque recomiendan completarlas con el uso de repelentes, sobre los que también es aconsejable seguir una serie de indicaciones.

Cubrirse todo el cuerpo con ropa, eliminar los hábitats en los que los mosquitos se pueden reproducir, como aquellos lugares donde se pueda quedar estancada el agua o utilizar mosquiteras una vez abiertas ventanas y puertas, especialmente por el día, cuando los mosquitos tigre tienen mayor actividad, son algunos de los remedios al alcance de todas las personas para evitar picaduras de moquitos. No obstante, el uso de repelentes es, sin duda, el método más adecuado para evitar las picaduras de unos insectos que, en determinados países, son transmisores (o vectores) de muchas enfermedades como el dengue, la malaria, el virus zika, la fiebre amarilla o el chikungunya, entre otros.

Los repelentes de mosquitos en sus diferentes formatos -parches, toallitas, barra, roll-on, aerosol, pulseras- no son genéricos, por lo que cada persona deberá emplear un tipo según los ingredientes activos que contenga. Por eso es importante pedir consejo en la farmacia para saber qué formato es el más adecuado para cada paciente. De hecho, depende en gran medida de la edad de la persona, lo que implica que no se pueden utilizar repelentes en todas las edades.

¿Quiénes pueden usarlos?

Para menores de 2 meses se recomienda especialmente no aplicar repelentes tópicos, por lo que se hace necesario el uso de barreras físicas, como mosquiteras. En menores de un año se debe priorizar el uso de las barreras físicas, evitando los repelentes. Sin embargo, cuando la situación ambiental suponga un elevado riesgo de transmisión de enfermedades por insectos, se recomienda la utilización de repelentes tópicos.

Por otro lado, los niños menores de 12 años deben aplicarse el repelente siempre bajo la supervisión de un adulto con un máximo de 3 aplicaciones diarias. No se recomienda el uso de pulseras antes de los 3 años debido al riesgo alto de ingestión. A partir de los 12 años se recomienda su uso en cualquiera de sus formas y siempre según las preferencias de la persona. Las pulseras antimosquitos se recomiendan siempre combinadas con otro repelente en otro formato.

Es importante señalar que las embarazadas y madres lactantes merecen atención especial. Pueden usar repelentes tópicos, en cualquiera de sus formas, pero hay que prestar especial atención a la concentración del principio activo del repelente, que debe estar controlada.

¿Cómo aplicarlos?

Hay que planificar la salida de casa antes de utilizarlos. De hecho, es recomendable aplicar primero el protector solar y 30 minutos después, el repelente. Hay horarios en los que es más importante utilizar los repelentes: principalmente, a media mañana y a última hora de la tarde.

Tampoco se puede aplicar en todo el cuerpo. Hay que evitar la zona de mucosas, párpados o labios, además de heridas y piel sensible. Y cuidado si tienen un formato automatizado. Hay que evitar inhalar el producto y no aplicarlo directamente en la cara. Lo mejor en ese caso es verterlo primero en las manos y después en el rostro. Los más pequeños no deben aplicarlo ellos mismos. Es mejor que lo haga un adulto.

Por último, es importante tener en cuenta el “después” de la aplicación. Es importante lavarse las zonas donde se ha aplicado el producto con agua y jabón, cuando ya no haga falta el repelente. Y, por supuesto, hay que lavarse las manos después de usarlo.

¿Pican todos los mosquitos?

Estos insectos se sienten atraídos por algunos olores, el movimiento, el dióxido de carbono y el calor, siendo las hembras, las únicas que pican. Esto se debe a que necesitan la sangre para poder incubar los huevos que más tarde depositarán en un receptáculo con agua. Existe una gran variedad de mosquitos, pero, tanto el mosquito común (Culex pipiens) y mosquito del paludismo (Anopheles spp), autóctonos de España, como el mosquito tigre (Aedes albopictus) que ha colonizado algunas regiones, como la Comunidad Valenciana, son los responsables de la mayor parte de las picaduras durante el verano.

La vocal de Dermofarmacia del MICOF, Maria Luisa Bertomeu, ha destacado la importancia del uso de estos productos “para pasar un verano seguro y cómodo, al proteger frente a diversas enfermedades y al evitar la picazón típica”, ha señalado. Además, Bertomeu ha destacado que, dada la gran variedad que gira en torno a su composición y sus concentraciones, “el farmacéutico es el profesional sanitario idóneo para recomendar el producto que mejor se adapta a cada persona y ocasión, al mismo tiempo que también recordará las indicaciones más adecuadas”, ha comentado.

La experta en Dermofarmacia ha recordado que el control de las picaduras de los mosquitos u otros insectos como la mosca negra “no solo es una cuestión de protección individual de los pacientes de las farmacias comunitarias, sino también de salud pública, ya que al tratarse de transmisores de enfermedades es importante controlar su proliferación”, ha manifestado. 

Por esa razón, el MICOF ha organizado para el próximo 29 de junio un Taller online de Formulación Magistral para la elaboración de productos repelentes de mosquitos y piojos y de tratamiento de picaduras, con el fin de que los colegiados adquieran los conocimientos teórico-prácticos en el ámbito de la formulación magistral, con el objetivo de ser capaces de formular distintos preparados relacionados con estos insectos. La formación de nuestros colegiados es fundamental para ofrecer un servicio excelente al paciente y, ahora que es más difícil hacer formaciones presenciales, hemos hecho una apuesta importante por la vía online para limitar en la medida de lo posible el contagio de Covid-19 y, al mismo tiempo, llegar a más colegiados que, por lejanía, no podían acudir a nuestros cursos y talleres presenciales, ha indicado. Por último, Bertomeu ha señalado que si un ciudadano se va de viaje “es conveniente seguir las recomendaciones del centro de referencia de vacunación y prevención de enfermedades ya que, en conjunto con los repelentes de mosquitos, ejercen una protección muy amplia”, ha concluido

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: