Close Menu
Banc Sabadell

NO Mobile

Estás leyendo

Noticias | Un equipo motivado puede ayudar a aumentar la rentabilidad de la farmacia

Compartir

Puntualsenna
Índice

El farmacéutico ha de tener presente que de la misma manera que cuida el trato con sus clientes, les da su mejor cara a la hora de atender e idear para ellos promociones y surtidos de producto, el empleado (o, en su defecto, el equipo que trabaja con él) también debe ser tenido en cuenta. Debe saber que el empleado es “el cliente interno que día a día tiene en su farmacia” y un empleado motivado, que se sienta a gusto, es mucho más capaz de asumir la filosofía de la empresa y trabajar por ella, que uno que no lo está.

Para llegar a este estadio existen determinadas técnicas y herramientas que el farmacéutico puede poner en marcha. Tales como los planes de retribución variables que, como explican desde la Consultoría de Asefarma, puede aplicarse “en el momento en el que el titular desea incentivar a su equipo por tareas cotidianas o extraordinarias o incluso cuando detecta que su equipo está desmotivado”.

Estos planes es preferible que se diseñen sobre la base de las posibles necesidades que detecte el farmacéutico que puede tener su equipo además de sobre los objetivos que éste quiere perseguir.

Para ayudar a optimizar el proceso, desde la Consultoría de Asefarma se diseñan los planes en función de lo que traslada el titular en una reunión personal que se mantiene con él. “Con él, fijamos los objetivos y puntos a valorar y después nos reunimos con cada miembro del equipo para determinar las motivaciones”.

Ésta es una de las claves para que la implantación del plan de retribución variable sea todo un éxito: “además de las valoraciones individuales y las grupales, analizamos los objetivos trimestrales y procuramos mantener reuniones rutinarias que ayuden tanto para nuestros informes como para el buen desarrollo del plan de la farmacia, cuál está siendo la evolución de sus resultados”, explican.

Lo fundamental, añaden, es trabajar con suma “transparencia desde el primer momento. Que los puntos de valoración y los criterios que se sigan, estén expuestos en un lugar público que permita su consulta, de modo que cualquier miembro del equipo que participe en el programa pueda consultar sin ningún problema tanto la valoración como la evolución del plan que se ha puesto en marcha en la farmacia”.

Asimismo, el equipo también podrá “realizar propuestas de mejora o variación sistemática de las tareas a llevar a cabo, finalizando todo el proceso, dando valor público al miembro del equipo que haya sido más destacado”, concluyen.

 

 

 

Comparte esta entrada:

Moskito Guard
Infarma

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: