Close Menu
Ferring
Ferring

Estás leyendo

Noticias | “Una buena gestión permite dar al cliente un buen servicio sin perder rentabilidad”

Compartir

Puntualsenna
Puntualsenna

Acertar con el nivel óptimo de existencias en la farmacia a la vez que se asegura la calidad del servicio sanitario prestado, a veces puede ser una tarea complicada para el farmacéutico. Además de dispensar medicamentos, ofrecer un consejo especializado y de cuidar la imagen de su farmacia, este especialista también debe ser un buen gestor del stock. Ante las dudas que surgen sobre esta tarea tan importante, desde el departamento de Consultoría de Asefarma, hemos impartido una nueva sesión exprés online centrada en las claves más importantes a tener en cuenta en cuanto a la gestión del stock.

“Una buena gestión permite dar al cliente un buen servicio sin perder rentabilidad”, una premisa que se ha visto confirmada a lo largo de todas las claves que Belinda Jiménez, responsable del grupo de Compras de Asefarma, ha desarrollado en esta formación. A lo largo de estos “poco más de 30 minutos”, se ha insistido, sobre todo, en que “la farmacia como empresa tiene que optimizar la rentabilidad a través de la rotación de los productos, no debe descapitalizarse y tiene que hacer lo posible para reducir al mínimo el número de existencias para evitar al máximo los costes”.

Tareas diarias que minimizan la complejidad a la hora de realizar los pedidos

En este sentido, teniendo en cuenta los costes de adquisición del stock, de posesión y de gestión, el farmacéutico debe seguir una serie de normas que fijen el stock máximo, mínimo y el período de reaprovisionamiento, ha detallado Jiménez.

Asimismo, tampoco hay que dejar de lado tareas tan importantes que se realizan en el día a día de la farmacia como son el seguimiento del inventario, la revisión continuada del registro del stock en el sistema informático,el análisis ABCD de los artículos según su frecuencia de rotación… En definitiva, una serie de pautas que, a priori, parecen muy complicadas pero que una vez que se aprenden a desempeñar correctamente, suponen una pequeña tarea diaria que facilita mucho la gestión de los pedidos cuando llega el momento de tener que realizarlos. 

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: