Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Legislación | La importancia de confeccionar el presupuesto

Compartir

Puntualsenna

 

No hay que olvidar que las farmacias son empresas y que los farmacéuticos son además de profesionales médicos, empresarios, y que tienen que gestionar eficientemente las Oficinas de Farmacia para garantizar la viabilidad de sus negocios. Esto requiere que los farmacéuticos planifiquen minuciosamente la actividad futura de sus farmacias mediante la realización de un presupuesto y su seguimiento.

¿Qué es un presupuesto? El presupuesto es una herramienta que permite determinar de forma anticipada los gastos e ingresos que se estima obtener en un año. Resumiendo, un presupuesto es un plan de acción expresado en términos financieros, con unos objetivos específicos de ingresos y gastos.

Uno de los principales objetivos de los presupuestos es determinar el nivel de facturación necesario para, como mínimo, no incurrir en pérdidas a partir de los costes de la farmacia. Normalmente se distinguen tres tipologías de gastos:

  • Gastos necesarios para el funcionamiento y la actividad.
  • Gastos opcionales pero importantes.
  • Gastos extraordinarios de los cuales se puede prescindir al tener un carácter excepcional.

Identifique bien los gastos fijos del año de su Oficina de Farmacia, teniendo en cuenta todas las partidas de costes de forma pormenorizada. Normalmente, los gastos generales que suelen tener las farmacias son los siguientes:

  1. Gastos de personal (salarios, Seguridad Social, autónomos, otros gastos sociales).
  2. Otros gastos de explotación (alquileres, reparaciones y conservación, asesores, seguros, publicidad y relaciones públicas, suministros, servicios bancarios, otros gastos y tributos).
  3. Coste financiero (gastos por aplazamiento de compras, intereses por deuda con entidades financieras y otros gastos financieros).
  4. Amortizaciones.

Una vez definidos los gastos, es de crucial importancia conocer el umbral de rentabilidad, es decir, el nivel de cifra de negocio a conseguir para obtener un resultado a final de año igual a cero (la farmacia no gana ni pierde). No obstante, recuerden que el objetivo de un negocio es ganar dinero, entonces el nivel de facturación debe permitir cubrir la totalidad de los gastos y obtener además al final del ejercicio un beneficio lo más elevado posible.

Los beneficios más significativos de realizar un presupuesto son:

  • El conocimiento anticipado de la evolución previsible del negocio.
  • La toma de decisiones adecuadas en el momento oportuno.
  • El ahorro de inversiones innecesarias o el incurrir en gastos inútiles.

Una vez haya realizado un presupuesto con previsiones de ingresos y gastos para el ejercicio en curso, es fundamental realizar su seguimiento a través del control presupuestario. Esto es el proceso de analizar lo que está sucediendo en sus farmacias. El Objetivo del control es comparar los resultados reales con los estimados y conocer así las desviaciones con el fin de averiguar los motivos y poder tomar acciones preventivas y correctoras al respecto. Normalmente, la periodicidad de revisión del presupuesto es trimestral.

En definitiva, habrá que presupuestar razonablemente, vigilando minuciosamente los costes y controlar las previsiones con los números reales, para actuar a tiempo sobre las posibles desviaciones.•

 

Antonio Durán-Sindreu Buxadé

Socio Director de DS, Abogados y Consultores de Empresa

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: