Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Puntualsenna

Mª Teresa Alcalde Pérez
Profesora Asociada, Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación – Universidad de Barcelona (UB). Profesora del Máster en Dermofarmacia y Cosmetología de la UB
teresaalcalde@ub.edu

Picor, hormigueo, “calenturas” en el borde de los labios… Los brotes del herpes labial son, además de antiestéticos, dolorosos para quienes los padecen. Una vez que aparecen los primeros síntomas, los tratamientos disponibles reducen su intensidad y duración.

El herpes labial, conocido también como «herpes febril» o «calentura labial», es una infección que se localiza principalmente en los labios y que está provocada por el virus del herpes simple (tabla 1). En concreto, el VHS-1 es el principal responsable de esta infección.

PREVALENCIA

En todo el mundo hay 3.700 millones de personas menores de 50 años (67%) infectadas por VHS-1, según estimaciones de 2012 de la OMS [1].

Tabla 1. VIRUS DEL HERPES SIMPLE (VHS)
La infección por el virus del herpes simple puede deberse al virus del herpes simple de tipo 1 (VHS-1) o al virus del herpes simple de tipo 2 (VHS-2).
• El VHS-1 se transmite principalmente por contacto de boca a boca y causa infecciones en la boca o a su alrededor (herpes labial). No obstante, también puede transmitirse a la zona genital por contacto bucogenital y provocar herpes genital.
• El VHS-2 se transmite casi exclusivamente por vía sexual y provoca infecciones en la zona genital o anal (herpes genital) [1].

En Europa se han descrito tasas de 50-80% en adultos para HSV-1. En España la prevalencia de infecciones del VHS-1 es mayor del 45% [2] aunque hay estudios que señalan que cerca del 90% de la población es portadora del virus y cerca del 40% sufre infecciones recurrentes [3].

FACTORES DESENCADENANTES, SIGNOS Y SÍNTOMAS

La mayoría de las infecciones herpéticas orales son asintomáticas y gran parte de las personas infectadas por VHS-1 no saben que lo están.

Una vez que se ha contraído el virus (generalmente en la infancia, antes de los 20 años) y tras el desarrollo de los anticuerpos contra el virus HSV-1, no se elimina del cuerpo. El virus permanece latente e inaccesible en el ganglio trigémino hasta que vuelve a reactivarse cuando las defensas inmunitarias disminuyen. Diferentes estímulos como el estrés físico o emocional, el cansancio, la fiebre, la menstruación y la exposición a los rayos UV, el frío o el viento pueden desencadenar la aparición de las lesiones. A modo de curiosidad, la creencia popular de que la sensación de asco puede provocar un episodio de herpes labial se ha confirmado, al menos en pacientes que experimentaban más de 5 brotes al año y habían manifestado repulsión a los platos sucios [4].

La evolución de la sintomatología del herpes labial se recoge en la tabla 2.

Tabla 2. ETAPAS DEL HERPES LABIAL
El ciclo normal del herpes labial es de aproximadamente 10 días. Transcurre en varias fases, que varían de una persona a otra.
• Fase de hormigueo (pródromo). Tiene lugar 1-2 días antes de la erupción cutánea. Comienzan los primeros síntomas como picor, hormigueo y quemazón en el labio. Hay personas que no experimentan esta fase.
• Fase de ampollas (progresión). Se forman vesículas rojas, llenas de líquido y dolorosas. Las ampollas contienen millones de virus que son contagiosos por contacto. Esta fase puede durar de 1 a 2 días.
• Fase de úlcera o exudado (ruptura). Las ampollas revientan y forman una placa purulenta. Es la etapa más dolorosa y contagiosa del herpes, y dura unos 3 días.
• Fase de costra. Se forma una costra amarillenta, que normalmente ya no es infecciosa. Si la costra se rompe ocasiona picor, escozor y sangrado. Esta fase dura unos 4 días.
• Fase de cicatrización (resolución). La costra cae y la piel sana sin dejar señales o cicatrices.

La infección se localiza generalmente en los labios aunque ocasionalmente puede aparecer en la zona de la nariz, las mejillas o los dedos y más raramente, en el interior de la boca (encías y paladar duro).

La frecuencia de las recidivas del herpes varía en cada persona si bien disminuye a partir de los 35 años [5].

COMPLICACIONES Y DERIVACIÓN AL MÉDICO

Si bien es raro, la infección por VHS-1 puede provocar también complicaciones más graves como encefalitis o queratitis (infección ocular).

El paciente debe derivarse al médico si:

  • La lesión tiene una duración superior a 10 días, sin mejoría a lo largo del tiempo.
  • El herpes labial se presenta en más de 4 ocasiones en un año.
  • Las lesiones se presentan en zonas diferentes a los labios, especialmente en los ojos.
  • Hay fiebre y ampollas en el interior de la boca.
  • Se presentan costras amarillentas que no curan
  • En estados de inmunosupresión debidos a la utilización de fármacos inmunosupresores o infección por VIH [6].

TRATAMIENTO

No hay cura para el herpes labial, es decir, ningún tratamiento erradica el virus y el riesgo de nuevos brotes. La buena noticia es que el herpes labial remite espontáneamente al cabo de 7-10 días.

No obstante, hay disponibles distintos productos y tratamientos que, aunque no curan la infección, pueden reducir la intensidad y la frecuencia de los síntomas. La eficacia de estos tratamientos es variable y discreta si bien todos son más efectivos si se inician en las horas posteriores a los síntomas de advertencia (hormigueo, enrojecimiento) porque pueden prevenir la aparición de las vesículas.

En la actualidad se emplean:

Antivirales de uso tópico. Las cremas con aciclovir (5%) o docosanol reducen el dolor y la duración del brote. Se aplican 4-5 veces al día desde el primer síntoma antes de cubrir la zona afectada. En ocasiones se combinan con analgésicos para mitigar el dolor.

Lecturas recomendadas

Formulación en el tratamiento de mucosas. Mucosa nasal

La formulación de medicamentos individualizados es muy útil en el tratamiento de mucosas, tejidos húmedos bañados po…

Lanzan una campaña para frenar el abuso de ansiolíticos y combatir el insomnio de forma natural

Por ello, han editado una guía de consejos que se puede descargar en la web de INFITO, www.plantasmedicinalespara.com, …

El PFC de Fedefarma cierra su 27º curso formativo profesional

La mesa presidencial contaba también con representación del ámbito académico con la presencia de la Vicedegana de Po…

Antivirales por vía oral (tabla 3). Se prescriben solamente en casos de inmunosupresión y recurrencias frecuentes (más de 6 por año) y duraderas (más de 15 días).

Tabla 3. TRATAMIENTO AMBULATORIO DEL VHS-1 [7]
1ª elección
Primoinfección: Aciclovir 200 mg, 5 veces cada día o 400 mg cada 8 horas, 7-10 días.

Recurrencias:
a)Terapia episódica: Aciclovir 200 o 400 mg, 5 veces cada día, 5 días.
b)Terapia supresora 6-12 meses: Aciclovir 200 mg, 5 veces cada día o 400 mg cada 12 horas.


Alternativa
Primoinfección: Valaciclovir 1g cada 12 horas, 7-10 días.


Recurrencias:
a)Terapia episódica: Valaciclovir 2g cada 12 horas, 1 día.
b)Terapia supresora 6-12 meses: Valaciclovir 500 mg/12 o 24h o Valaciclovir 1g cada día.

Observaciones
La mayoría de los casos no necesita tratamiento con antivirales. Sí se indica en inmunodepresión, primoinfección severa o formas recurrentes de entidad significativa.

Parches de hidrocoloide. No actúan sobre el virus sino que reducen el riesgo de contagio, alivian los síntomas, ocultan la lesión y aceleran la cicatrización. No protegen frente a los UVA aunque permiten aplicar encima la barra de labios.

Apósitos líquidos. De acción similar a los parches, tienen la ventaja de que se adaptan a cualquier tamaño de lesión.

Cremas reparadoras. Contienen activos cosméticos como el pantenol y el bisabolol, de acción calmante y la rosa mosqueta, de acción cicatrizante.

Dispositivos electrónicos de tecnología LED. La luz estimula la regeneración de la piel y cura las calenturas.

Medicina natural. Los productos de la colmena (miel, propóleo) y numerosas plantas medicinales han demostrado ser eficaces en el tratamiento del VHS-1 [8].

Fitoterapia. La melisa o toronjil tiene acción antiviral VHS-1, además de antibacteriana y antimicótica. Se ha demostrado que Melissa officinalis disminuye el número de días con lesiones herpéticas de tipo 1 en comparación con aciclovir tópico al 5% [9]. También los extractos de los frutos y las hojas de ciprés [10] y de raíz de regaliz [11] poseen efecto antiviral sobre el VHS-1.

Otras plantas indicadas son el equiseto y la raíz de bardana, que se emplean por vía oral o en forma de decocción para la limpieza de las lesiones; y el gel de aloe en forma tópica, como cicatrizante de las lesiones.

Por último, para estimular el sistema inmunitario (siempre que no haya enfermedades autoinmunes) se recomienda la equinácea por vía oral, sola o combinada con raíz de eleuterococo o ginseng.

Aromaterapia. Algunos aceites esenciales como los de árbol del té, niaulí, orégano, anís, tomillo, jengibre, manzanilla, sándalo y eucalipto han demostrado eficacia por vía tópica frente al VHS-1 [12]. El aceite esencial (unas 2 gotas) se mezcla con una cucharadita de aceite portador (por ejemplo, aceite de almendras) y se aplica sobre la zona, tres veces al día.

Otros tratamientos. Las soluciones secantes (de sulfato de cobre o de zinc) aceleran la curación de las lesiones, y los suplementos de lisina (tabla 4) a dosis superiores a 1,2 g/día parecen reducir la frecuencia y la duración de los brotes [13].

PREVENCIÓN

Las personas infectadas deberían adoptar una serie de medidas generales destinadas a frenar los factores desencadenantes. No obstante, cada persona debe estudiar qué circunstancias propician la reaparición de “su” herpes labial e intentar atajarlas.

Alimentación

  • Seguir una dieta equilibrada rica en frutas y verduras frescas, que son ricas en vitamina C, zinc y carotenos. Éstos han demostrado su eficacia cuando se consumen en forma de alimentos naturales aunque no cuando se administran como complementos alimenticios.
  • Aumentar los alimentos ricos en lisina (ternera, pollo, bacalao, huevos, soja) y disminuir los alimentos ricos en arginina (frutos secos, pescados y mariscos).
  • Limitar los azúcares refinados y los excitantes (café, té, chocolate).
Higiene y cuidados de la zona

• Lavar las manos antes y después de aplicar el tratamiento.
• No tocar las lesiones y menos tocar después otras zonas -en especial, los ojos- para evitar cualquier riesgo de autocontagio.
• Mantener una buena higiene bucal.
• Hidratar los labios con frecuencia con el bálsamo labial.
• Si la luz UV favorece la reaparición del virus, antes de exponerse al sol aplicar el fotoprotector labial (SPF30 como mínimo) sobre y alrededor de los labios.

Hábitos y estilo de vida

• Evitar el contacto físico directo (por ejemplo, besar, sexo oral) con las personas que tengan un brote hasta que se haya curado completamente. Esta precaución la deben tener especialmente las embarazadas, los bebés y las personas inmunodeprimidas.
• No compartir objetos que tengan contacto con la saliva de las personas infectadas (vasos, cubiertos, cepillo de dientes, toalla, cosméticos labiales, etc.).
• Evitar morderse los labios.
• Evitar el tabaco y el alcohol.
• Prestar atención a los factores desencadenantes típicos como el frío y el calor intensos, la bajada de defensas (resfriado, gripe), los cambios hormonales (menstruación, embarazo), los traumatismos en la zona peribucal (pequeños cortes al afeitarse, tratamientos dentales), etc.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud. Virus del herpes simple. Disponible en:
    https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/herpes-simplex-virus
  2. Looker KJ, Magaret AS, May MT, Turner KM, Vickerman P, Gottlieb SL, Newman LM. Global and regional estimates of prevalent and incident herpes simplex virus type 1 infections in 2012. PLoS One 2015;10(10):e0140765
  3. Bascones-Martínez A, Pousa-Castro X. Herpesvirus. Av Odontoestomat 2011;27(1):11-24
  4. Buske-Kirschbaum A, Geiben A, Wermke C, Pirke KM, Hellhammer D. Preliminary evidence for herpes labialis recurrence following experimentally induced disgust. Psychother Psychosom 2001 Mar-Apr;70(2):86-91.
  5. Berridi M, García L. Herpes simple no genital. Guía Clínica Fisterra (última revisión:25/01/2019).
  6. Faus MJ, Gómez JC, Martínez F (eds). Protocolos de Indicación Farmacéutica y Criterios de Derivación al Médico en Síntomas Menores. SEFAC y Fundación Abbott,2008
  7. Guía de uso de antimicrobianos en adultos con tratamiento ambulatorio v2. Madrid: Consejería de Sanidad, Servicio Madrileño de Salud; Junio 2019. 55 páginas. Disponible en: http://www.comunidad.madrid/publicacion/ref/20262
  8. Saz P, Saz S. Revisión de tratamientos naturales en infecciones por el herpes. Medicina Naturista 2012;6(1):30-8
  9. Amin BF, Oliva MP. Estudio comparativo entre terapia con Melissa officinalis vs. tratamiento convencional con aciclovir tópico al 5% para lesiones herpéticas tipo 1. Int J Odontostomat 2014;8(3):323-328
  10. Emami SA, Tayarani-Najaran Z, Sabouri Ghannad M, Karamadini P, Karamadini M. Antiviral activity of obtained extracts from different parts of Cupressus sempervirens against herpes simplex virus type 1. Iran J Basic Med Sci 2009;12(3-4):133-9.
  11. Ghannad MS, Mohammadi A, Safiallahy S, Faradmal J, Azizi M, Ahmadvand Z. The effect of aqueous extract of Glycyrrhiza glabra on herpes simplex virus 1. Jundishapur J Microbiol 2014;7(7):e11616.
  12. Schnitzler P. Essential oils for the treatment of herpes simplex virus infections. Chemotherapy 2019;64(1):1-7.
  13. Mailoo VJ, Rampes S. Lysine for herpes simplex prophylaxis: a review of the evidence. Integ Med (Encinitas) 2017;16(3):42-46.

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.
Magnesioboi

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: