Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Estás leyendo

Consejo farmacéutico | Alerta: las garrapatas transmiten enfermedades graves

Compartir

Puntualsenna

Estos ácaros parásitos no sólo son una tortura para las mascotas, sino que constituyen un serio peligro para la salud de los animales y de las personas que les rodean, al actuar como vectores de enfermedades de potencial gravedad.

Entre las enfermedades que pueden transmitir las garrapatas, en España destacan especialmente:

• Las de origen bacteriano como la enfermedad de Lyme, la fiebre botonosa, la anaplasmosis, la tularemia y la babesiosis.
• Las de origen vírico, como la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.
• Otras no estrictamente infecciosas, como la parálisis neurotóxica.

De entre ellas, podemos hacer especial énfasis en la enfermedad de Lyme, por ser una de las que ha experimentado una mayor progresión tanto en España como en el resto de Europa.

 

Enfermedad de Lyme: un enemigo solapado

Esta enfermedad es de muy difícil diagnóstico, dado que sus síntomas a menudo no se asocian con la picadura de una garrapata y además suelen confundirse con los de otras enfermedades.

La bacteria causante es Borrelia burgdorferi, transmitida habitualmente por la garrapata Ixodes ricinus, extendida por la práctica totalidad de la península ibérica.

Se calcula que de cada 200 personas que han sufrido una picadura de garrapata, 10 desarrollarán anticuerpos y 1 se convertirá en enfermo crónico.

Según la publicación digital estadounidense Ranker, son numerosos los personajes famosos a quienes se ha diagnosticado en alguna ocasión la enfermedad de Lyme. Por ejemplo: Ben Stiller, Alec Baldwin, George Bush, Pete Seeger, Michael J. Fox, Richard Gere…

 

Los síntomas

• Los más frecuentes son: dolor de cabeza, pérdida de audición, parálisis facial, dolor muscular, náuseas y vómitos, fiebre, escalofríos, cansancio, apatía, desgana…
• La incubación dura por lo general entre 7 y 14 días, aunque puede oscilar entre 1 y 36.
• Unos días o semanas después de la picadura, puede aparecer en la piel una mancha roja en forma de anillo que tiende a extenderse. Este enrojecimiento se denomina eritema migrante.
• Semanas o meses (y en ocasiones incluso dos años) después de la infección, pueden aparecer dolores articulares intermitentes con o sin inflamación, principalmente en las rodillas. Estos síntomas pueden perdurar meses o años.
• En un 15% de los pacientes infectados aparecen signos neurológicos como meningitis, parálisis facial, radiculitis o, con menor frecuencia, mielitis o encefalitis. Algunos de estos signos pueden prolongarse durante meses y producir secuelas.
• Varios meses o años después, algunos pacientes desarrollan patologías crónicas como artritis o acrodermatitis atrófica.
• Algunos casos especialmente graves han concluido con la muerte del paciente.

 

El diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad de Lyme es muy complicado. Se realiza a partir del historial del paciente, los signos clínicos, la respuesta a los antibióticos y las pruebas indirectas de laboratorio. Es importantísimo realizar cuanto antes el diagnóstico correcto para poder iniciar también cuanto antes el tratamiento adecuado.

Pero como ello no siempre es posible ni viable, desde la farmacia debemos fomentar la cultura de la prevención en nuestros entornos social y profesional.

Lecturas recomendadas

El consumo de fibra es fundamental para evitarlo

Se suele hablar de estreñimiento cuando existe una evacuación intestinal poco frecuente o cuando se presenta dificulta…

Medicamentos y productos de autocuidado para el tratamiento de gripe y resfriado

  Ante estas dolencias es esencial y prioritario que el farmacéutico identifique la sintomatología que padece el ciud…

¿Qué hacer ante los dolores más frecuentes?

En esta ocasión se ha preguntado por las conductas de autocuidado antes diferentes problemas de salud frecuentes como s…

 

La prevención

Los meses de verano son los más propicios para sufrir picaduras de garrapatas, tanto por que están más activas como por que las personas y sus mascotas realizan más actividades en zonas con vegetación (bosques, parques, jardines, extensiones de césped…)

Las garrapatas adultas se instalan en las hierbas y arbustos que rodean los caminos, a la espera de algún animal al que parasitar. Las inmaduras suelen permanecer en las hojas caídas que se amontonan bajo los árboles, desde donde se encaraman fácilmente sobre todo ser vivo que se tumbe sobre ese cómodo manto vegetal. La enfermedad de Lyme, precisamente, se transmite con frecuencia por las ninfas, que por su pequeño tamaño pasan desapercibidas y su picadura no produce dolor.

Debemos recomendar no adentrarse en zonas frondosas de los bosques, ni en lugares cubiertos por maleza, hojarasca o hierbas altas. Conviene andar por el centro de los caminos y no junto a los márgenes. Y, por supuesto, no tumbarse directamente sobre el suelo. Tampoco hay que tocar animales como puedan ser ovejas, caballos, perros desconocidos, etc.

Los perros propios, por mucha protección antigarrapatas que lleven, deben ser examinados a conciencia al regresar a casa, y convenientemente lavados.

El mejor consejo para todas las personas (especialmente los niños) es el uso discrecional de un repelente que ofrezca eficacia y seguridad. En este sentido, podemos consultar los repelentes autorizados por la AEMPS específicamente frente a garrapatas en https://www.aemps.gob.es/cosmeticos-cuidado-personal/docs/listado-repelentes-garrapatas.pdf

 

 

Quitarse las garrapatas

Las recomendaciones que podemos ofrecer a nuestros clientes son:

• No aplicar productos como gasolina, laca de uñas, cigarrillos encendidos, aceite, ni otras pintorescas soluciones caseras que tanto abundan por internet.
• Utilizar unas pinzas de punta fina (o mejor unas pinzas especiales de las que tenemos en la farmacia).
• Tirar con firmeza y sin retorcer hacia el exterior, procurando que no se desprenda la probóscide del parásito.
• Desinfectar bien la zona.
• Tomar nota de la fecha y lugar de la picadura por si aparecieran síntomas al cabo de un tiempo.

En el caso de que la probóscide permanezca incrustada en la piel, indicaremos al paciente que acuda sin demora al médico.

Desde la farmacia podemos desempeñar un valioso papel preventivo frente a una enfermedad que, por infradiagnosticada, puede llegar a ser un problema grave para la salud de la comunidad.

 

Bibliografía

  • Las garrapatas y la enfermedad de Lyme (www.fda.gov).
  • Distribución de garrapatas en España (Centro Europeo para el Control de Enfermedades – ECDC).
  • Alerta Lyme (www.saludnutricionbienestar.com).
  • Prevención y control de garrapatas (www.madrid.es).
  • Repelentes eficaces frente a garrapatas (www.aemps.gov.es).

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.
Magnesioboi

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: