Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Estás leyendo

Consejo farmacéutico | ¿Cómo combatir la sensibilidad dental?

Compartir

Puntualsenna

La OMS en su Nota informativa nº 318 de febrero de 2007, define salud bucodental: “la ausencia de dolor orofacial crónico, cáncer de boca o garganta, llagas bucales, defectos congénitos como labio leporino o paladar hendido, enfermedades periodontales (de las encías), caries dental y pérdida de dientes, y otras enfermedades y trastornos que afectan a la boca y la cavidad bucal”.

 

¿Que causa la sensibilidad dental?

Se denomina sensibilidad dental al dolor dental intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina. Ésta se produce cuando hay una pérdida del esmalte del diente o retracción de la encía hacen que la dentina y el cemento dental queden desprotegidos.

La morfología del diente y sus estructuras (figura 1), ayudan a comprender el problema que presenta la pérdida de esmalte por su interrelación con la configuración interna. Por todo el espesor de la dentina (figura2), se extienden unas estructuras cilíndricas desde la pulpa hasta la unión amelodentinaria o cementodentaria, su longitud oscila entre 1.5 y 2 mm, estos cilindros o los “túbulos” están llenos de líquido y a los extremos llegan las terminaciones nerviosas, ciertas situaciones (frío, calor…) pueden provocar que el líquido se mueva hacia el extremo del nervio, provocando un pinchazo o dolor intenso y breve.

 

Figura 1

 

La prevalencia de la sensibilidad dental se sitúa alrededor del 25%, varía en función de hábitos o patologías (fumadores o individuos con enfermedad periodontal). Cabría suponer que la sensibilidad dental aumenta con la edad, aunque se ha observado que la mayoría de los casos se dan entre los 30 y 40 años, siendo más prevalente en las mujeres.

 

Figura 2

 

Situaciones que provocan sensibilidad dental:

• Un cepillado inadecuado, un cepillo con filamentos muy duros o una pasta dental muy abrasiva, pueden provocar abrasión del esmalte y/o cemento.
• La fuerza excesiva en la masticación o cuando la persona por la noche aprieta fuertemente los dientes superiores e inferiores o los hace rechinar (Bruxismo), puede estar provocando un desgaste de la dentina.
• Enfermedades de las encías (Gingivitis y periodontitis) que cursan con inflamación quedando la dentina al descubierto.
• Ciertos tratamientos odontológicos como una limpieza profesional, un tratamiento periodontal básico o una ortodoncia, provocando una pérdida de esmalte.
• Alimentos y bebidas (refrescos, zumos de frutas, vino, té de frutas, ciertas frutas y verduras y el vinagre balsámico) contienen sustancias ácidas que provocan descalcificación o erosión del diente.
• Ciertas estaciones del año donde se consumen productos fríos o muy fríos (verano) o calientes (invierno) hacen que la sensibilidad dental aumente.

 

 

Higiene bucal

Para el tratamiento de sensibilidad dental es fundamental una correcta higiene bucal con productos específicos:

• Cepillo dental, específico para sensibilidad dental con filamentos extrasuaves para una limpieza delicada, utilizando una adecuada técnica de cepillado.
• Pasta dentífrica o gel no abrasivo y colutorios con principios activos para la sensibilidad dental. El uso de productos dentales adecuados es la manera de proteger las terminaciones nerviosas.

La composición de los productos dentales (dentífricos y colutorios) destinados al tratamiento de la sensibilidad dental, incorporan sales de potasio, agentes desensibilizantes y en algunos casos fluoruros. En los últimos tiempos algunos productos incluyen nanopartículas de hidroxiapatita.

a) Pasta dentífrica

Contienen sustancias activas, tensoactivo con función de detergente y humectantes que impiden el desecamiento del producto.
Existen en el mercado diversas fórmulas de dentífricos que se adaptan a las necesidades particulares de cada usuario, incluso hay dentífricos homeopáticos.

Sustancias activas utilizadas en la formulación:

• Nitrato de potasio: Tiene una acción desensibilizante y protectora sobre las encías. Estudios clínicos demuestran que el nitrato de potasio reduce progresivamente el dolor provocado por la sensibilidad a lo largo del tiempo y la respuesta del nervio se bloquea gradualmente, aliviando el dolor.

El mecanismo de acción del ión de potasio consiste en despolarizar el nervio, de forma que penetra hasta la pulpa por los túbulos dentinarios (“túbulos”) abiertos y actúan inhibiendo la transmisión nerviosa que produce el dolor.

• Hidroxiapatita: Acción reparadora: remineraliza el esmalte y favorece la formación de fluorapatita, haciendo el esmalte más resistente a la erosión por ácidos.

Su mecanismo de acción se fundamenta en el sellado de los “túbulos”, formando una capa protectora sobre el esmalte y la dentina. Esta capa impide la transmisión de los estímulos externos causantes de la sensación dolorosa, disminuyendo la sensibilidad dental.

Lecturas recomendadas

Día mundial de la salud: 10 consejos saludables

De acuerdo al barómetro de febrero de 2015, publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los españo…

Prescripción. El paciente ante los medicamentos

Es muy habitual que el paciente no siga el tratamiento farmacológico prescrito por el médico, entre otras causas, por …

Gingivitis ¿cómo tratarla?

  Quizás uno de los cuadros que el odontólogo ve con más frecuencia, bien sea como entidad nosológica aislada o …

• Acetato de estroncio: Tiene una función semejante al calcio. El estroncio reemplaza parte del calcio perdido de la dentina y bloquea los túbulos expuestos dentro del tejido dentinario. Esto previene el flujo de líquido dentro de los túbulos que de otra manera causarían el dolor dental.

• Derivados Fosfosilicato de calcio y sodio: El fosfosilicato de calcio y sodio se desarrolló para utilizarlo en técnicas de regeneración ósea; y ahora también se emplea como un ingrediente para el tratamiento de la sensibilidad dental.

 

 

La sustancia reacciona con la saliva permitiendo que los iones de sodio se intercambien con los iones de hidrógeno, aumentando el pH; el calcio y fosfato a pH elevado precipitan como fosfato de calcio. De esta forma el fosfato de calcio cristaliza formando una capa similar a la hidroxiapatita sobre la dentina y en el interior de los “túbulos. Dicha capa se une al colágeno de la dentina expuesta, y evita las agresiones como son la abrasión por el cepillado dental y la acción de los alimentos y bebidas ácidas.

• Flúor: Ayuda a mantener los dientes fuertes. Su principal acción es la remineralización del esmalte y de la dentina. El flúor reacciona con la hidroxiapatita del esmalte y la dentina y se transforma en fluorapatita, más resistente a los ácidos y al cepillado.

Otras sustancias coadyuvantes que se incorporan en las formulaciones para la sensibilidad son componentes como la alantoína y provitamina

B5, que fortalecen las encías y actúan sobre la dentina expuesta para ayudar a reparar y proteger las zonas sensibles.

b) Colutorios

Los colutorios eliminan gérmenes, refrescan la boca y el aliento. Su composición se ajusta a la necesidad indicada, de modo similar a los dentífricos, aunque ninguno de sus componentes tiene acción abrasiva.

c) Geles

Los geles son más espesos, no hacen espuma y no llevan abrasivos. Por su consistencia en muchos casos pueden aplicarse de forma tópica y tienen una acción más rápida que algunas pastas dentífricas.

Se puede recomendar que lo apliquen sobre la superficie dentaria o en las encías antes de ir a dormir.

La higiene bucal y la prevención son el mejor aliado para controlar los problemas de la sensibilidad dental. Realice un tratamiento clínico como la aplicación de geles desensibilizantes, resinas adhesivas para sellar los túbulos o injertos de encía para cubrir las recesiones. En casos muy extremos se puede acabar desvitalizando el diente con una endodoncia.

 

Consejos para combatir la sensibilidad dental

1. Cepillado correcto que incluye el uso de cepillos de filamentos suaves de extremos redondeados y texturizados para no dañar dientes y encías.
2. Utilizar dentífricos para el tratamiento de dientes sensibles con flúor para ayudar a reforzar el esmalte dental.
3. Hábitos dietéticos: evitando el consumo de bebidas y alimentos ácidos.
4. Corrección de malos hábitos: evitar el uso de palillos de madera, bruxismo, etc.

 

Bibliografia

(1) Canadian Advisory Board on Dentin Hypersensitivity. Consensus-based recommendations for the diagnosis and management of dentin hypersensitivity. J. Can. Dent. Assoc., 69(4):221-6, 2003.
(2) Pashley H, Liewehr FR. Estructura y funciones del complejo dentinopulpar.En: Cohen S, Hargreaves KM. Vías de la pulpa, 9ª ed. Editorial Elsevier, 2009.
(3) Splieth CH, Tachou A. Epidemiology of dentin hypersensitivity. Clin Oral Invest 2013; 17 Supl. 1): S3-S8.
(4) Tortolini P.Sensibilidad dentaria. Av Odontoestomatol 2003; 19-5: 233-237.(6) Gil FJ.
(5) Hipersensibilidad dental. En:Enrile F, Fuenmayor V. Manual de higiene bucal, 1ª ed. Editorial MédicaPanamericana, 2009.

 

Cristina Batlle Edo
Farmacéutica
 

 


La sensibilidad dental se combate desde la farmacias


La sensibilidad dental es un síndrome doloroso transitorio que afecta a 1 de cada 7 personas en España y que produce una serie de molestias que se acentúan al tomar o ingerir bebidas y alimentos muy fríos o muy calientes. Sin embargo, el que exista un dolor intenso no debe ser considerado normal, y es importante acudir al dentista así como utilizar productos adecuados para su cuidado e higiene.

n las farmacias españolas se despacharon un total de 1,63 millones de dentífricos para dientes sensibles que facturaron 10,54 millones de euros en el periodo acumulado septiembre 2014-septiembre 2015, según información cedida por la consultora IMS Health.
Por laboratorios, Dentaid lideró el mercado con el 35,3% de las unidades vendidas y el 36,6% de la facturación. GSK y Lacer obtienen resultados similares: el primero con un 18,9% y un 19,7% en volumen y valor, y el segundo alcanza el 19,4% de los dentífricos vendidos y el 19,5% del total del importe recaudado.
Por último, Isdin y Kin, con un 6,3% y un 4,9% en productos vendidos, y un 5,2% en facturación en ambos casos. •

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.
Magnesioboi

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: