Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Consejo farmacéutico | Medicamentos y productos de autocuidado para el tratamiento de gripe y resfriado

Compartir

Cetaphil_PRO_Oil_Control

 

Ante estas dolencias es esencial y prioritario que el farmacéutico identifique la sintomatología que padece el ciudadano para poder determinar si se trata de una gripe o un resfriado, y, en consecuencia, definir cuál es el tratamiento más adecuado en función de la dolencia.

Antes de analizar los tratamientos, unas breves líneas para definir características y síntomas de ambas dolencias. En relación con la gripe, destacar  que es una enfermedad vírica que cursa una molesta y variada sintomatología, que se contagia fácilmente y que afecta al sistema respiratorio, sucediéndose generalmente una epidemia estacional invernal cada año. La transmisión del virus de la gripe se produce principalmente por contacto directo con las personas infectadas, así como por  las gotas liberadas por los afectados al toser o estornudar.

Los síntomas clásicos de la gripe son: malestar general, tos, fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta y mucosidades nasales. En algunos casos se puede presentar dolor abdominal, diarrea, dolor muscular, náuseas y vómitos. Dependiendo de la edad de la persona, predominan unos u otros síntomas de la gripe.

 

 

Por otra parte, el resfriado común es un proceso infeccioso causado por varios tipos de virus, siendo el más frecuente el rinovirus (Familia Rhinoviridae). El contagio se suele producir de persona a persona, aunque también puede transmitirse con las secreciones nasales y bucales de la persona infectada. Para evitar el contagio, algunos consejos básicos como el lavado correcto de las manos tras estornudar, tirar los pañuelos desechables a la papelera una vez utilizados, y emplear desinfectantes para las zonas o áreas en las que se encuentre una persona con catarro.  El período de incubación suele estar comprendido entre 24 y 72 horas y los principales síntomas son dolor de garganta, rinorrea, estornudos y obstrucción nasal. Algunas personas pueden presentar tos. No suele provocar fiebre, en todo caso, unas décimas.

En relación con el tratamiento, las compañías de autocuidado han desarrollado medicamentos y productos no sujetos a prescripción médica que resultan eficaces para el tratamiento de los síntomas de la gripe y el resfriado.
Si nos referimos al tratamiento farmacológico, en la oficina de farmacia podemos encontrar numerosos medicamentos no sujetos a prescripción médica destinados al alivio de los síntomas. Es habitual que estos incluyan varios principios activos para combatir los diferentes síntomas que se pueden presentar de forma simultánea:

  • • Analgésicos para aliviar la fiebre, el dolor y malestar generalizado que produce la gripe. Entre los más utilizados están el ácido acetilsalicílico, el paracetamol y el ibuprofeno.
  • Descongestivos nasales vía oral con principios activos como pseudoefedrina y fenilefrina, que reducen el edema de la mucosa nasal, aliviando la congestión nasal. 
  • Descongestivos nasales con principios activos como la oximetazolina o la xilometazolina para combatir de forma local la congestión nasal. No se deben utilizar más de 3 días seguidos para evitar el efecto rebote y la posible habituación.
  • Antihistamínicos como la clorfeniramina, que reduce la secreción nasal (rinorrea) y los estornudos asociados al resfriado. Puede producir somnolencia y nunca debe asociarse al consumo de bebidas alcohólicas por la potenciación del efecto sedante. Algunas formulaciones contienen cafeína para contrarrestar el efecto sedante de los antihistamínicos y para combatir el decaimiento propio de la gripe y resfriado.  
  • Antitusígenos y mucolíticos con principios activos como el dextrometorfano, cloperastina, levodropropizina (indicados para la tos seca) y acetilcisteína, ambroxol, carbocisteína, bromexina o guaifenesina, indicados para el exceso de mucosidad. También encontramos principios activos de origen vegetal cuya eficacia se basa en su uso tradicional como la hiedra (hedera hélix) y la echinacea (echinacea purpurea).
  • Colutorios y pastillas a base de sustancias analgésicas como la bencidamina, antisépticas como la clorhexidina y anestésicas locales como la benzocaína, que combaten las pequeñas infecciones, alivian el dolor y suavizan la garganta.
  • Ácido ascórbico o vitamina C: en ocasiones se incluyen en las formulaciones para contribuir a reducir el cansancio y la fatiga propios de estos procesos.

Asimismo, existen otros productos que ayudan al tratamiento de estas sintomatologías como complementos alimenticios, cosméticos o productos sanitarios. En relación con los primeros,  contienen vitaminas y minerales y ayudan a reducir el cansancio o la fatiga y al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

En la farmacia también podemos encontrar productos cosméticos que ayudarán al tratamiento como:

  • Bálsamos con agentes reparadores para nariz y labios, que hidratan esta zona de la piel, a menudo irritada por el uso continuado de pañuelos para eliminar las secreciones nasales en catarros y gripes.
  • Barras de hidratación labial que completan la función hidratante de esta zona, especialmente afectada en los procesos catarrales y gripales. Los cacaos labiales contienen ingredientes como ceras y mantecas, vitaminas y filtros solares, que hidratan la piel, la protegen contra los agentes oxidantes y contra las radiaciones solares.
  • Productos de higiene nasal: pulverizadores que contienen agua de mar, para lavar las fosas  nasales y eliminar así el exceso de mucosidad.

 

 

Finalmente, también existen en el mercado diferentes tipos de productos sanitarios que son de gran eficacia para combatir diferentes síntomas de la gripe y resfriado como:

  • Jarabes con ingredientes vegetales que crean una barrera en la garganta e hidratan la mucosa, protegiendo frente a la acción de los agentes externos.
  • Productos en forma de spray que se aplican en las fosas nasales, generando una barrera que impide la entrada de virus y bacterias por esta vía.
  • Sprays comercializados como productos sanitarios, que contienen agua de mar y otros ingredientes vegetales que arrastran la mucosidad y combaten la congestión nasal.
  • Tiras adhesivas nasales que facilitan el descanso nocturno en caso de congestión nasal, al aumentar la apertura de las fosas nasales. •

 

Artículo elaborado por la
Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp)

 

Antigripales: un mercado estacional estable


Al mercado de productos antigripales y anticatarrales facturaron en España 116,27 millones de euros que se correspondieron con 16,19 millones de medicamentos despachados durante el periodo acumulado noviembre 2013-noviembre 2014, según datos de la consultora IMS Health. La tendencia de este segmento estacional es estable en relación con el anterior ejercicio.

Johnson & Johnson fue el laboratorio que más productos vendió en las farmacias, logrando algo más de un 40% de cuota de mercado tanto en volumen como en valor. A mucha más distancia se encuentran sus competidores: Alter Farmacia obtuvo el 9,5% de cuota en valor y el 8,6% en unidades vendidas; Boehringer, por su parte, el 7,8% de cuota en facturación y el 8,2% en volumen; Laboratorios Cinfa se posicionó en cuarta posición con el 6,3% y el 6,8% en volumen y valor respectivamente, y cierra el Top 5 Boiron, laboratorio homeopático que alcanzó el 6% en valor colocando un 2,4% de su producto en las farmacias. •

 

 


 

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: