Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Los padres buscan soluciones que alivien el picor de los niños de forma rápida y tratando de que sus hijos no pierdan horas de clase. Normalmente, al día siguiente de haber realizado un tratamiento con permetrina, malatión, piretrinas con sinergizantes o dimeticona, los niños pueden ir al colegio.

 

Es cierto que la pediculosis se contagia, pero suelen pasar de una cabeza a otra cuando hay un contacto directo (“pelo con pelo”). Si tras una inspección meticulosa y con buena iluminación no se ve ninguno, la forma ideal de encontrarlos es mojando el pelo con crema suavizante y pasando un peine de púas muy juntas o con una lendrera. A diferencia de la caspa que se desprende con facilidad, la liendre está fuertemente adherida. Asimismo, uno de los métodos más frecuentes para desprenderlos es cogiéndolos entre la uña y la yema de los dedos y tirar de ellos hacia arriba.

Si el pelo es largo y abundante, antes de pasar la lendrera será necesario desenredarlo con un cepillo. Se debe peinar de la raíz a las puntas, limpiando el peine con un papel o trapo blanco para ver fácilmente si sale algún piojo. En general, se extraen entre 5 y 10 piojos de diverso tamaño.

 

 

Para la búsqueda de liendres se necesita buena luz y buena vista (o una lupa). Si existen liendres, lo normal es que haya habido piojos. Si las liendres están cerca del cuero cabelludo y hay picor puede que sea porque sigue habiendo piojos vivos, pero no es del todo seguro ya que la molestia puede deberse a los granitos de picotazos antiguos o a pequeñas heridas por rascado.

El riesgo de contagio se reduce recogiendo el pelo en coletas/moños o cubriéndola con pañuelos. El pelo corto ayuda a prevenir el contagio y facilita cualquier tratamiento.

Para desinfestar se puede recomendar a los padres que laven las toallas, sábanas, gorros, etc. a 60º y que aspiren los materiales, que no puedan ser lavados, y que hayan podido estar en contacto con la cabeza del niño.

En el caso de los menores de dos años,es aconsejable cortarles el pelo (cuanto más, mejor) y eliminar los piojos y liendres a mano. Esto hay que hacerlo cada 3 días, hasta que tras 3 peinados sucesivos no se extraiga ningún piojo.

Entre peinado y peinado deberán quitar a mano todas las liendres que vean. Si no consiguen erradicarlos así, se podría usar un insecticida llamado permetrina (sólo es recomendado su uso en mayores de 2 meses).

Para niños mayores de dos meses se pueden seguir los consejos previos o usar un insecticida, o ambos tratamientos a la vez. Dentro de los insecticidas, el menos tóxico es la permetrina. Hay geles y champús que contienen permetrina en concentraciones próximas al 1% y son los productos más utilizados para el tratamiento de la pediculosis. Este principio activo actúa paralizando al piojo. Éste deja de respirar y muere. Es el tratamiento más habitual por su alta eficacia y baja toxicidad.

En cualquier caso, lo ideal es lavar el pelo con un champú sin acondicionador, secar con una toalla y aplicar el producto extendiéndolo bien. Entre 10 y 20 minutos después deberá pasar una lendrera. Si es eficaz, los piojos recuperados estarán inmóviles. Acto seguido, se podrá aclarar con agua abundante, sin champú (salvo que sea especial para piojos) y secar al aire o con toalla (nunca con secador de aire caliente, ya que el calor dificulta su desprendimiento).

 

 

Hoy en día y según las zonas, algunos niños vuelven a tener piojos vivos pocos días después. Hay varias medidas que podrían aumentar la eficacia de la primera aplicación de permetrina:

  • Repetir una segunda aplicación aproximadamente a los 9 días.
  • Quitar a mano las liendres próximas al cuero cabelludo. La permetrina, incluso habiendo matado a todos los piojos, deja vivos a los embriones de un 20 ó 30% de las liendres.
  • Seguir pasando la lendrera a intervalos de 3 días.
  • No lavar el pelo con champú que contenga acondicionador, ni usar acondicionador hasta la segunda aplicación de permetrina, que se podría perder con el uso posterior de acondicionadores.

¿Qué hacer si los piojos recuperados salen vivos?

Hay varias opciones:

  • Repetir permetrina al día siguiente, pero dejándola actuar unas 8 horas (en vez de los 10 a 20 minutos que suele aconsejar el fabricante).
  • En vez de permetrina, aplicar otro insecticida llamado malatión. Malatión es más eficaz, pero también más tóxico. Se deja actuar de 10 a 20 minutos. No se repite una segunda aplicación a los 9 días a no ser que haya evidencia de piojos vivos.
  • Seguir un tratamiento sin insecticidas:
    • La dimeticona, un derivado de la silicona, es segura y razonablemente eficaz. Impide que respiren y los inmoviliza. Requiere una segunda aplicación a los 9 días.
    • Pasar la lendrera con crema suavizante a intervalos de 3 días y quitar las liendres a mano hasta que en tres peinados sucesivos no se recoja ningún piojo. Normalmente se requieren 5 peinados (2 semanas).

Casi todos los pediculicidas que se usan son insecticidas. Desde no hace mucho hay productos de acción física como las siliconas (dimeticona) y los llamados “productos naturales” tipo aceites y esencias.

¿Cuáles son los más utilizados?

  • La permetrina es la más estudiada. A veces se le asocia un “sinergizante” (casi siempre el butóxido de piperonilo). De esta forma su eficacia será entre 2 y 12 veces mayor.
  • Las piretrinas son insecticidas naturales. Son menos útiles que la permetrina. A éstas también se asocia un “sinergizante” para que sean más eficaces. Hay pocos estudios sobre su eficacia y toxicidad.
  • El malatión es muy eficaz tanto frente a piojos como a huevos. Con una sola aplicación suele bastar. Tiene algún inconveniente. Es algo tóxico, huele muy mal, es inflamable y muy irritante. Por ello hay que tener precauciones al aplicarlo.
  • El Lindano no se recomienda por su toxicidad.

¿Qué tipos de productos existen en el mercado?

 Loción: suelen ser las más eficaces. La penetración es mejor. Y por su acción más prolongada actúan más sobre los huevos. Se aplican sobre el pelo seco. El inconveniente es que se preparan con alcohol. Al tener que aplicarlas sobre pelo seco no se diluyen y son más eficaces.

Lecturas recomendadas

El COFCO firma un convenio de colaboración con la Asociación Autismo Córdoba

En esta línea, ambas entidades se han comprometido a cooperar en programas de formación, a participar en proyectos con…

Los servicios profesionales farmacéuticos y la labor social, centran el tercer capítulo de la campaña “Una farmacia que marca”

Esta tercera historia se ha dedicado a la labor sanitaria y social que desarrollan las farmacias españolas así como a …

Cómo elaborar el calendario de la farmacia

La confección del calendario anual de la farmacia, que incorpore los horarios y vacaciones de cada miembro del equipo, …

– Crema: se aplica con pelo mojado y secado con una toalla. Se aclara después con agua. Aunque tienen algo de alcohol es en menor cantidad que las lociones.

– Champú: se diluye con el agua por lo que su eficacia es menor. Favorece la aparición de resistencias, por lo que no se aconseja su uso. Si se hace bien el tratamiento con loción o crema no hace falta acompañar el tratamiento de un champú.

– Spray: no mejoran la eficacia respecto a las lociones y cremas. Pueden dar problemas en ojos, nariz o boca o en niños asmáticos.•

 

 

 

Bibliografía:

  1. B. Herranz Jordána, E. Abad Irazustab. “Pediculosis de la cabeza”. Rev. Pediatría Atención Primaria. 2008;10:267-86
  2. www.familiaysalud.es

 Asociación Española de Pediatría

de Atención Primaria (AEPap)

 

 

La lucha contra los piojos sigue siendo rentable

La pediculosis constituye uno de los problemas de salud más habituales entre los más pequeños de la casa. Según el Ministerio de Sanidad, entre un 4,9% y un 14% de los niños en edad escolar ha sufrido este problema en alguna ocasión. Aunque no es un trastorno grave para la salud ni transmiten enfermedades, el incómodo picor o prurito del cuero cabelludo que provocan puede ser muy molesto.

Actualmente en las farmacias existe una gran variedad de tratamientos para acabar con estos insectos. De hecho, durante el periodo acumulado julio 2013-julio 2014, se vendieron un total de 2,28 millones de unidades de estos productos que facturaron 29,78 millones de euros. El crecimiento con respecto al periodo anterior fue importante, ya que se cifró aproximadamente en un 12% en volumen y valor.

Con respecto a los laboratorios que más pediculicidas vendieron, se sitúa en primer lugar Laboratorios Ferrer, que obtuvo una cuota del 20% en volumen y valor, un resultado parecido al obtenido en años anteriores.

Omega Pharma alcanzó el 11,9% del volumen del mercado en productos y el 15,8% en valor; Reckitt Benckiser si situó en tercera posición acaparando el 8,7% de unidades vendidas y el 13,5% de la facturación del mercado; Cinfa obtuvo el 10,6% y el 11,7% en volumen y valor respectivamente; y cierra el Top 5 Sanofi Aventis, con un 8,7% en unidades despachadas y un 9,7% en recaudación.•

 

 

 

 

 

 

Comparte esta entrada:

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: