Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Estás leyendo

Pelo Dermofarmacia | Caída del cabello ¿Por qué sucede y cómo prevenirlo?

Compartir

Causas

En general las alopecias se dividen en 2 grandes grupos: alopecias cicatriciales y alopecias no cicatriciales. En las alopecias no cicatriciales, que constituyen la inmensa mayoría de los casos, el pelo se pierde, pero el folículo piloso que lo produce está intacto, por lo que son potencialmente reversibles y es posible la recuperación con algún tratamiento. En cambio en las alopecias cicatriciales tiene lugar la destrucción del folículo piloso por algún mecanismo, bien de tipo inflamatorio, infeccioso o traumático, y en consecuencia la pérdida de pelo es irreversible.

Aunque la mayor parte de personas que sufren alopecia es debida a cambios en la  hormona  testosterona  en el proceso de envejecimiento, la llamada alopecia androgenética (tipo de alopecia no cicatricial),  también pueden existir otras causas patológicas.

El estrés súbito puede causar la caída de ¾ partes del cabello, es el llamado efluvio telógeno, el cual se reconoce cuando al ponerse champú, peinarse o pasarse la mano por el pelo uno se da cuenta de la caída del  mismo. Es habitual que aparezca un efluvio telógeno tras la aparición de una de estas circunstancias:

– Fiebre elevada.

– Parto.
– Cirugía.
– Estrés emocional.
– Dietas pobres en proteínas.
– Ciertos medicamentos, en especial antidepresivos, antiinflamatorios, anticonceptivos y medicamentos contra la hipertensión.

Otras causas menos frecuentes serían:

– Parches de calvicie irregulares, la llamada alopecia areata, sin una causa conocida, aunque se sospecha que es un proceso autoinmune.
– Anemias por falta de hierro.
– Otras enfermedades inmunitarias como el lupus.
– Quemaduras.
– Enfermedades infecciosas como la sífilis.
– Radioterapia.
– Enfermedades fúngicas como la tiña.
– Cambios hormonales.

En algunos casos, la alopecia es reversible, como los producidos tras el parto o la menopausia, en los que el pelo vuelve a crecer normalmente al cabo máximo de 2 años; o al finalizar la toma de medicamentos que producen la caída del cabello o de tratamientos radioterápicos, ya que el cabello vuelve a crecer.

Prevención de la caída del cabello

Para mejorar la salud del cabello y evitar su caída se deberían seguir una serie de consejos:

– Lavar el cabello frecuentemente. Al contrario de lo que se piensa es saludable para mantener íntegro el cabello.
– En el caso de tener cabello graso es recomendable reducir el sebo acumulado lavándolo frecuentemente y utilizar champús adecuados con el fin de evitar la afectación del folículo piloso por la acumulación de grasa en el cuero cabelludo.
– Las dietas equilibradas ayudan a evitar la caída del cabello; debe ser rica en fruta, verdura y pescado.
– Es recomendable alternar champús de uso frecuente con los específicos para el tratamiento de la caída del cabello.
– Reforzar la higiene capilar con ampollas que aportan los nutrientes necesarios para revitalizar el folículo piloso, que ayuda a frenar la caída del cabello.
– Aportar complementos nutricionales ricos en vitaminas y aminoácidos, que ayudan a completar la dieta evitando que el déficit nutricional provoque la caída del cabello.
– Proteger el cabello del sol en verano, época en la está más castigado por las altas temperaturas

36173541

 

Tratamiento

Existen en la farmacia diferentes productos que ayudan a frenar la incipiente caída del cabello:

Champús  

Su uso diario ayuda a prevenir y frenar la caída del cabello, dejando el cuero cabelludo preparado para recibir el tratamiento tópico. Suelen fortalecer la estructura y el grosor del cabello gracias a las vitaminas y el Zinc que contienen. Encontramos:

–  Champú con Tricogen® + Serenoa repens: Activa la microcirculación del folículo piloso y estimula el crecimiento capilar.

– Champú con Extracto de Serenoa Serrulata + Zinc + Vitaminas: Se combina en dos fases: 1) Tratamiento de ataque: se recomienda su aplicación diaria.  2). Tratamiento de mantenimiento: se recomienda su utilización 3 veces por semana.

– Champú de Quinina: La Quinina : 1) revitaliza el bulbo piloso y las fibras queratínicas que constituyen el cabello. 2) Actúa a nivel de la raíz para estimular y favorecer el crecimiento de un cabello sano y vigoroso.3)  Estimula el bulbo piloso y fortalece la estructura y la raíz del cabello.

– Champú de Stimoxidil® + Complejo vitamínico del grupo B, incluido la Biotina + Fitoqueratina. Con acción antioxidante y lenitiva, estimula el proceso de regeneración celular y repara el tejido. Mejora la microcirculación local a nivel del bulbo piloso y del cuero cabelludo.

Sprays

Se usan directamente sobre el pelo seco; trabajan para reforzar la estructura del cabello y aumentan la elasticidad, formando una capa protectora contra el daño medioambiental. Pueden estar compuestos de:

–  Spray con lupino, romero, ginseng, laurel, vitaminas y oligoelementos: aumentan la densidad capilar  y calma la irritación del cuero cabelludo.

– Spray con Neoptide: Actúa a dos niveles: 1)  Proliferación celular del folículo piloso  2)  Elongación del tallo piloso.

-Spray con Kopexil: mejora la síntesis de RNA en la matriz celular, y gracias al aumento de la circulación sanguínea del pelo se previene el endurecimiento del colágeno; se nutre el tejido conectivo de la piel dando todo ello una apariencia más saludable del cabello y reforzando la raíz del pelo.

Ampollas 

Se suele aplicar una a diario durante un período de  entre 4 y 6 semanas.

– Ampollas de Kopexil: se opone a la rigidificación de la vaina de colágeno que envuelve la raíz del cabello, fijándola sólidamente al cuero cabelludo. 

– Ampollas de Adenosina + Quinina + Pantenol: estimula la actividad del bulbo piloso prolongando la fase de crecimiento del cabello, fortalece la raíz y el tallo capilar; posee una acción revitalizante y humectante que aporta hidratación y brillo, y un efecto queratolítico que acelera la regeneración celular y previene la acumulación de sebo en el folículo (principal causa de la caída del cabello).  

–  Ampollas de de Stimoxidil® + Complejo vitamínico del grupo B, incluida la Biotina : Contribuye a la reactivación de la microcirculación local y a la estimulación de la regeneración celular, contrarrestando el envejecimiento precoz de las raíces del cabello. 

– Ampollas de Serenoa Serrulata + Zinc + Tocoferil Nicotinato + Vitaminas: Se combina en dos fases: 1) Tratamiento de ataque: se recomienda su aplicación diaria.  2). Tratamiento de mantenimiento: se recomienda una ampolla tres veces a la semana durante tres meses.

– Ampollas de placenta: poseen propiedades fortalecedoras y estimuladoras del crecimiento del cabello, mejoran la circulación en el folículo piloso y disminuyen el sebo del cuero cabelludo. Además, ejerce una acción nutriente y humectante que aporta vitalidad, hidratación y brillo al cabello.

Sérums y lociones

– Sérum  de Madecassosside® y Kopexil: absorbe la microirritación que acelera la caída del cabello y ancla la raíz del cabello al cuero cabelludo.

– Sérum de Quinina y Cafeína: la quinina tiene propiedades fortificantes, que asociado a la cafeína, la eficacia de la quinina queda sobreactivada, estimula el crecimiento de los folículos pilosos y se activan los genes involucrados en la queratinización del pelo.

– Loción de Kopexil: Refuerza la raíz del pelo y previene que el colágeno se endurezca ya que aumenta la circulación sanguínea, así se mejora el grosor y la apariencia del cabello.

Lecturas recomendadas

La falta de adherencia a los tratamientos alcanza el 57% de la población general

El incumplimiento de los tratamientos se ha convertido en un grave problema que afecta a todos los países desarrollados…

Navarra estrena el sistema que evita la falsificación de las recetas privadas

Navarra acaba de poner en marcha el sistema de validación de la receta privada en soporte papel. Una iniciativa conjunt…

Acofarma apoya a la farmacia para diferenciarse de otros canales en la época navideña

El concurso, que estará abierto a la participación de todas las farmacias españolas desde el 1 de noviembre de 2019 h…

42170675

Cápsulas y comprimidos

Están destinados a los adultos con buena salud que desean mejorar su calidad capilar, como complemento a una dieta variada y equilibrada. Se deben tomar de 1 a 3 meses. Encontramos distintos tipos

–  Comprimidos / cápsulas de Licopeno, Vitaminas, Zinc y Taurina: con propiedades antioxidantes, ayudan a preservar la actividad del folículo, centro de la producción capilar, y además frenan la caída y mejoran el volumen, brillo y tono gracias a los activos antioxidantes. 

– Cápsulas con L-Cisteína, L- Metionina, que aportan los aminoácidos esenciales para la formación de queratina (principal proteína del cabello); Vitaminas para facilitar el suplemento de oxígeno necesario para el folículo piloso, y  Zinc, que facilita la síntesis de queratina. 

– Comprimidos de Taurina + Catequinas + Zinc: Lucha contra la alteración del bulbo capilar, favoreciendo la fabricación de un cabello denso y espeso.

– Cápsulas con Serenoa repens + Vitaminas + Zinc + Aminoácidos: Producen un doble mecanismo de acción que evita la regresión del folículo piloso y estimula el crecimiento capilar.

Fotoprotectores

– Aerosoles y  sérums capilares fotoprotectores, formulados con fotoprotectores, que protegen de la deshidratación del cabello por el sol.

Para los casos de alopecia androgenética, es decir, la calvicie común por envejecimiento en hombres, está demostrado que funcionan los tratamientos de lociones con minoxidil al 5% y el tratamiento oral con finasterida; pero estos tratamientos sólo los puede aconsejar un médico y se suelen preparar en la farmacia como fórmulas magistrales.

Consejo farmacéutico 

– Los productos para la caída del cabello se deben utilizar como prevención para su caída y al notar los primeros síntomas de la misma. 

– Los productos vitamínicos por vía oral nunca deben sustituir a la dieta habitual, sino que son únicamente complementos que refuerzan la carencia que se pudiera dar. 

– En el caso de que la caída del cabello no se viera frenada se debería acudir a un médico especialista que pudiera descartar que hubieran otras causas patológicas de fondo, como enfermedades infecciosas, problemas hormonales, alimenticios o psicológicos, para poder iniciar así un tratamiento adecuado para combatirlas.

Daniel Puga Llopis
Farmacéutico

 


 Caen los anticaídas

El mercado registra un ligero descenso en las ventas

 

tabla-AC-Nielsen-1

Fuente: AC. Nielsen

El cabello se pierde de forma constante, pero también se renueva. De hecho, cada pelo tiene un ciclo vital que se divide en tres etapas: Crecimiento o anág ena, que dura entre 2 y 6 años; reposo o catágena, que se alarga alrededor de 3 semanas; y caída o telógena, que transcurre a lo largo de 3 a 4 meses y supone la pérdida de 80 a 100 cabellos diarios.  

Cada vez que un cabello cae se sustituye por otro nuevo que acabará teniendo las mismas características que el perdido, por lo que en la mayoría casos este hecho no representa un problema real. Además, hay que tener en cuenta que su caída se acentúa en algunas épocas del año, normalmente después del verano. 

En la mayoría de los casos esta pérdida se cura espontáneamente, pero a veces surge una desproporción importante entre el pelo que cae y el que nace, o bien el pelo nuevo es de menor calidad que el que ha caído, que es cuando surgen los problemas de alopecia, ya sea por cantidad o calidad, y es en ese momento cuando hay que empezar a cuidarse. 

Actualmente el mercado dermocosmético ofrece una amplia gama de productos que ayudan a combatir eficazmente la alopecia. Propician el cuidado del cabello disminuyendo las posibles causas que pueden acelerar su deterioro y caída. Champús, cápsulas, lociones o ampollas  vienen de la mano de reputados laboratorios como Acofarma, Interpharma o Martiderm. 

Sin embargo, según datos de la consultora AC Nielsen, a pesar de la efectividad de estos productos se ha producido un ligero descenso en su venta durante el último año dentro del canal farmacia y parafarmacia.

Higiene capilar 

Los tratamientos dermocosméticos más comunes y más comprados por los españoles son los champús y las lociones, ya que a un precio razonable ofrecen una limpieza óptima y ayudan a retrasar y evitar el problema. 

Durante el año 2012, las lociones anticaída registraron una bajada del 3,7% en venta por unidades con respecto a 2011, y facturaron un 6,43% menos, sobrepasando ligeramente los 42 millones de euros. Este descenso del mercado se produjo  a pesar de que en términos generales hubo una ligera reducción de precio en este segmento. 

Por otro lado, los champús de tratamiento vendieron un 8,85% menos de unidades y en valor descendió un 6,7% en 2012 si se toma como referencia el año anterior, alcanzando poco más de 14 millones de euros en su facturación. En este caso, el precio unitario del producto no sólo no se mantuvo, sino que sufrió un ligero incremento.

Nutracéuticos 

Hace ya algunos años irrumpieron en el mercado los nutracéuticos.  Este término, acuñado en 1989, es el resultado de la fusión de las palabras “nutrición” y “farmacéutico”. Según la Sociedad Española de Nutracéutica Médica, son productos de origen natural con propiedades biológicas activas, beneficiosas para la salud y con capacidad preventiva y/o terapéutica definida.
Dentro del mercado del tratamiento capilar han tenido una acogida muy positiva entre los consumidores, ya que tratan todo tipo de problemas, no sólo la  caída del cabello, también sirven para fortalecer, tonificar… 

Estos tratamientos vía oral también sufrieron un ligero descenso en sus ventas durante 2012, concretamente de un 8,65% en unidades y un 5,2% en valor, no llegando a los casi 61 millones de euros que se facturaron en 2011, aunque sí lograron convencer a 2,5 millones de usuarios, que estuvieron dispuestos a pagar un poco más por seguir consumiendo este producto. •

 

Comparte esta entrada:

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: