Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Estás leyendo

Tratamientos Dermofarmacia | Prevención y tratamiento de las estrías corporales

Compartir

 

 

¿Qué son?

Las estrías son atrofias cutáneas que surgen como consecuencia de la distensión de fibras de colágeno y elastina, la piel se debilita y tiende a perder su elasticidad. Por este motivo, la zona afectada por las estrías se caracteriza por ser más delgada, presentar poca elasticidad y estar carente de vascularización.

Principalmente se producen en zonas como caderas, muslos, glúteos, senos, abdomen, brazos y costados, y presentan forma rectilínea, curvilínea, o de zigzag con una longitud de entre 1 y 2 cms., y un color que varía del rojo al blanco-nacarado.

 

Causas y factores desencadenantes

La piel es un tejido que tiene cierta elasticidad, lo que le permite adaptarse a los cambios de volumen corporal, pero si estos son bruscos o desproporcionados pueden dar lugar a la aparición de las estrías debido a la rotura de sus fibras.

Existen diferentes factores que pueden desencadenar la aparición de estrías, como los cambios hormonales durante la pubertad o el embarazo, el seguimiento de dietas de adelgazamiento que dan lugar a ganancias y pérdidas de peso frecuentes o los factores genéticos.

 

 

Entre las diferentes causas, el cambio hormonal, que se puede producir en las diferentes etapas de la vida, es el principal responsable de la aparición de las estrías. En concreto, es destacable la influencia de dos tipos de hormonas: las corticosuprarrenales (cortisona e hidrocortisona) y los estrógenos. A nivel de la piel, el incremento de hormonas corticosuprarenales va a producir un adelgazamiento de la epidermis y del tejido conectivo debido a que estas hormonas actúan disminuyendo la actividad de los fibroblastos, y por lo tanto, la formación de fibras de colágeno y elastina.

Por otro lado, aquellos periodos de la vida en los que se produce un incremento de la producción de estrógenos pueden favorecer la aparición de estrías debido a un aumento en la retención hídrica y salina de los tejidos, que dan lugar a un incremento de la tensión, y por lo tanto se debilita la red de fibras de elastina y colágeno.

 

Tipos de estrías y fases evolutivas

Las estrías son de dos tipos: rojas o blancas dependiendo del estado evolutivo en el que se encuentren. Las estrías rojas son las más jóvenes, las que han aparecido recientemente en el cuerpo y son las más fáciles de tratar. La estrías blancas llevan más tiempo en el cuerpo, han cicatrizado y perdido el color rojizo debido a la falta de circulación de sangre.

El proceso de formación de las estrías comienza con una primera fase en la que se produce un desgarro del tejido conectivo, una pérdida de elasticidad y un edema de los capilares que riegan la zona afectada, llenándose el espacio disponible de materia hemática. En esta fase todavía no se ha formado la cicatriz y la zona está vascularizada. En las fases posteriores, se producen cambios estructurales del tejido conectivo y modificaciones celulares que finalmente dan lugar a tejido cicatricial.

 

 

Prevención y tratamiento

El tratamiento o la disminución de la presencia de estrías es un trabajo complicado y difícil. Por este motivo, es muy importante realizar una adecuada prevención utilizando productos cosméticos que preparen la piel para resistir el efecto mecánico que se va a producir en ciertas situaciones de la vida como consecuencia del estiramiento de la piel. En estos casos es recomendable utilizar productos que mantengan la elasticidad de la piel o la aumenten favoreciendo la formación de elastina y colágeno. En esta fase, con el fin de obtener un óptimo resultado, va a ser fundamental seguir una rutina diaria de aplicación, utilizar los productos correctamente y aplicarlos mediante masaje para favorecer su penetración.

Dependiendo de la zona afecta, de la cantidad de estrías y del estado evolutivo de las mismas, podemos optar por diferentes alternativas para su tratamiento. En el caso de las estrías rojas, la zona todavía está vascularizada, por lo que un tratamiento con productos cosméticos que incluyan sustancias que estimulen la síntesis de elastina y colágeno, aumente la elasticidad y produzcan una hidratación u oxigenación de los tejidos, puede dar lugar a buenos resultados.

Sin embargo, en la fase cicatricial donde las estrías ya han adquirido un aspecto blanco nacarado, la posibilidad de reconstruir el tejido conectivo mediante la utilización de productos cosméticos resulta más complicada. En esta fase será necesaria la acción vascularizante a base de aceites esenciales oxigenantes e hidratantes y sustancias bioactivas que estimularán el proceso de regeneración y la utilización de tratamientos profesionales como:

Lecturas recomendadas

El COFM pone en marcha una campaña de deshabituación tabáquica en las farmacias madrileñas

Con el objetivo de contribuir al éxito de quienes decidan dar el paso, los farmacéuticos madrileños quieren posiciona…

Los expertos piden medidas más eficaces para frenar el incremento de la obesidad en España

A falta de fármacos “hoy no tenemos ninguno todavía que podamos recomendar”, las claves de la lucha contra la obes…

Fernando Echeveste, nuevo presidente de Unnefar

Fernando Echeveste, actual presidente de DFG, es licenciado en Farmacia por la Universidad de Santiago de Compostela y e…

  • Técnicas de erosión cutánea mediante el uso de ácidos Alfa-Hidróxidos (AHA).
  • Técnicas de láser en las que el calor que se produce en las capas profundas de la piel hace que la elasticidad aumente.
  • Utilización de cócteles con vitaminas y minerales a lo largo de la estría mediante mesoterapia.

 

 

Los diferentes productos que vamos a encontrar en la oficina de farmacia para la prevención de la aparición de estrías o el tratamiento de las mismas incorporan fundamentalmente sustancias que favorecen la actividad fibroblástica, como la centella asiática, el extracto de Thymus, y aceites vegetales como rosa mosqueta; también ingredientes hidratantes y nutritivos como hidrolizados de colágeno y elastina, y sustancias regeneradoras. En definitiva, productos que actúan hidratando y reactivando la piel, aumentando su resistencia y elasticidad, reduciendo la flacidez, estimulando la síntesis de colágeno, y dando lugar a una piel más resistente frente a los posibles estiramientos que pueden sufrir.

Si realizamos una revisión de los principales componentes incluidos en las cremas anti-estrías, podemos encontrar:

  • Estimulantes celulares como la centella asiática, que genera un aumento de la actividad fibroblástica y por lo tanto la producción de fibras de colágeno y elastina, actuando en la causa principal por la que aparecen las estrías: la debilidad de la piel. Además, también posee actividad antihialuronidasa que inhibe la hidrólisis de los mucopolisacáridos. Otros estimulantes celulares empleados son el extracto de Thymus y algunos aceites vegetales como el de rosa mosqueta.
  • Ingredientes con propiedades nutritivas como los hidrolizados de elastina y colágeno, que suministran los nutrientes necesarios a los fibroblastos dérmicos para la síntesis de proteínas estructurales.
  • Sustancias hidratantes que aumentan la flexibilidad de la piel y oxigenan la dermis, como ácido hialurónico, ácido láctico, alantoína, urea, manteca de Karité.
  • Aceites y lípidos con un alto contenido en ácidos grasos esenciales y que presentan propiedades emolientes y nutritivas y contribuyen a la formación de ceramidas, que forman la barrera de la epidermis impidiendo la agresión de agentes externos. Dentro de este grupo podemos encontrar: aceite de rosa mosqueta, de germen de trigo, de oliva, de almendras.
  • Extractos vegetales como el de rosa de mosqueta, mimosa y caléndula, con propiedades regeneradoras y reestructuradoras tisulares; el extracto baya de camarina negra que favorece la formación de fibras de colágeno, extracto de alquemila y de cardo mariano con actividad antielastasa.
  • Ingredientes ricos en silicio que ayudan a la regeneración de las fibras de colágeno y elastina y reorganizan los mucopolisacáridos, como el extracto de hiedra, la cola de caballo y el extracto de equiseto.
  • Vitaminas: la vitamina E actúa como antioxidante, la A y D favorecen la elasticidad de la piel y la F tiene actividad hidratante, epitelizante y emoliente. En las cremas antiestrías también es frecuente encontrar Pantenol o provitamina B5, que nutre e hidrata la piel.

 

 

En los tratamientos de choque se suele utilizar retinol (vitamina A) a alta concentración durante meses obteniendo buenos resultados debido a las propiedades reparadoras y regeneradoras, exfoliantes, protectoras e hidratantes de este compuesto. Sin embargo, se debe tener en cuenta que estos preparados pueden producir irritación, por lo que no se pueden utilizar en época estival ni durante el embarazo.

  • Sustancias calmantes como los péptidos de aguacate y el extracto de olivo.
  • Ingredientes antioxidantes como la vitamina E y la rutina. También la L-carnitina, que reconstruye la rotura de la trama proteica de la dermis, causante de las estrías.
  • Aminoácidos como la hidroxiprolina, cuya función principal es aportar elasticidad, firmeza y consistencia a la piel.

 

Consejo farmacéutico

  • Con el objetivo de prevenir la aparición de estrías es fundamental hidratar y nutrir la piel a diario, sobre todo en situaciones en las que se va a producir un aumento del volumen corporal, como el embarazo o durante el seguimiento de dietas de adelgazamiento.
  • Al aplicar la crema anti-estrías se debe realizar un masaje para activar la circulación y favorecer la penetración del producto en la piel.
  • Durante el embarazo no conviene utilizar cremas anti-estrías que incorporen retinol.
  • Para prevenir la aparición de estrías el uso de productos cosméticos debe acompañarse de una dieta equilibrada, ingesta suficiente de agua y la realización de ejercicio. •

Susana Andueza
Doctora en Farmacia

 

 

Las españolas compran menos productos antiestrías


Decrece ligeramente el número de productos vendidos para tratar las estrías en el periodo acumulado septiembre 2014-2015 según la consultora IMS Health, alcanzando las 611.000 unidades despachadas, un 2,2% menos que en el anterior ejercicio. Sin embargo, en valor ha crecido un 1,7%, facturando 11,52 millones de euros.

Cederroth logra la primera posición del mercado con el 43,3% de las unidades vendidas, lo que se refleja en el 31,1% de cuota de la facturación global. Novartis, a pesar de registrar un importante descenso en sus ventas con respecto al anterior ejercicio, logra el segundo puesto con el 23,2% de los productos despachados y el 29,5% del valor. Isdin también se resiente en el último año, logrando un 9,5% y un 12,7% en volumen y valor.

Cierran el top 5 Suavinex, con un 8% y un 9,3% en volumen y valor respectivamente, y Expanscience, con un 3,2% de la cuota de mercado tanto en unidades como en facturación, y con un incremento en ventas de producto del 26,8% en este último ejercicio.•

 

 

 

 

Comparte esta entrada:

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: