Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Estás leyendo

Innovación | Eficacia y seguridad de los nuevos antidiabéticos

Compartir

Puntualsenna

Dado el aumento progresivo de la prevalencia de la diabetes tipo 2 (D2), la investigación en este campo ha dado abundantes frutos, como las terapias basadas en incretina (los inhibidores de dipeptidilpeptidasa, DPP-4 o gliptinas, y los agonistas del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1, GLP-1) o los inhibidores del co-transportador de sodio-glucosa, SGLT-2 o glifozinas. Las recomendaciones internacionales indican un escalado de los SGLT-2 o de las terapias basadas en incretina en aquellos pacientes que no consiguen un buen control con metformina sola.

 

 

Unos investigadores han evaluado la eficacia y seguridad de estos nuevos tipos de antidiabéticos a partir de la literatura existente. Para ello, extrajeron los estudios con pacientes D2 que comparaban inhibidores de SGLT-2, agonistas GLP-1 o inhibidores DPP-4 entre ellos o con un grupo control -definido como placebo o no tratamiento- en estudios de una duración mínima de 12 semanas. El resultado principal de la eficacia fue la mortalidad por cualquier causa; los secundarios agruparon mortalidad cardiovascular, eventos cardíacos como insuficiencia cardíaca, infarto o ictus, fatales o no; se analizó asimismo un resultado cardiovascular compuesto de muerte cardiovascular, infarto e ictus no fatales. El resultado de seguridad fue la incidencia de efectos secundarios (todos, los graves y los que obligaron a retirarse del estudio), así como los episodios hipoglucémicos graves o no. Los resultados se analizaron mediante metaanálisis en red, incluyendo comparaciones directas e indirectas.

Se identificaron finalmente 236 estudios, que agruparon a 176.310 pacientes. Respecto del resultado principal, SGLT-2 y GLP-1 mostraron un riesgo de muerte por cualquier causa inferior al de los grupos control. (HR: 0,80 y 0,88 respectivamente). Asimismo, los SGLT-2 y GLP-1 se asociaron con una mortalidad inferior (HR: 0,78 y HR: 0,86 respectivamente)  a la observada con DPP-4 (DPP-4 no mostraron una reducción significativa respecto de los grupos control: HR: 1,02). SGLT-2 y GLP-1 mostraron una mortalidad cardiovascular inferior a los grupos control (HR: 0,79 y 0,85). SGLT-2 se asociaron con menores tasas de insuficiencia cardiaca (HR: 0,62) y de infarto de miocardio (HR: 0,86) que los grupos control. Finalmente, los GLP-1 mostraron un mayor riesgo de eventos adversos, provocando el abandono en los ensayos clínicos, que SGLT-2 (HR: 1,8) y DPP-4 (HR: 1,93).

Los investigadores concluyen que la utilización de inhibidores de SGLT-2 o agonistas de GLP-1 se asocia a una mortalidad inferior a la observada con los inhibidores de DPP-4 o con placebo o con no tratamiento: asimismo, el uso de los inhibidores de DPP-4 no se asoció con una reducción de muerte respecto de placebo o de no tratamiento.

Zheng SL, Roddick AJ, Aghar-Jaffar R, et al. Association between use of sodium-glucose co-tranporter-2 inhibitors, glucagon-like peptide-1 agonists, and dipeptidyl peptidase 4 inhibitors with all-cause mortality in patients with type 2 diabetes. JAMA. 2018;319(15):1580-1591.

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: