Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Innovación | El peso aumenta a medida que aumenta la edad de las personas

Compartir

Puntualsenna

No tengamos en cuenta en este momento lo que sabemos ya –que dicho crecimiento no es uniforme sino que hay períodos de mayor y de menor velocidad de crecimiento- para centrarnos en el aspecto esencial: el peso aumenta a medida que la persona tiene mayor edad, suponiendo entonces que no hay variaciones significativas en el crecimiento (y por lo tanto en el peso) entre las diferentes edades.

Podríamos tener un conjunto de valores como los de la siguiente tabla, en donde la primera fila indica la edad de las personas analizadas y la segunda, su peso:

Si agrupáramos en una gráfica los pesos respecto de las edades se observaría una nube de puntos, en donde el peso aumenta a medida que lo hace la edad. De esta forma, un modelo de regresión lineal sería una ecuación que deduciría el peso que tendría una persona a partir de su edad. Para ello se estima la ecuación de la recta de regresión, esto es, la recta que define mejor dicha nube de puntos, en nuestro caso: peso: 1,91 x edad + 6,86. Así, podríamos estimar el peso de una persona de edad 35 años utilizando dicha ecuación: 1,91×35 + 6,86 = 73,71 Kg.

tabla-1

La estimación del peso de esta forma no ofrecería resultados exactamente reales, salvo que la correlación fuera total. Así que, una vez estimada la ecuación de la recta mediante cualquier programa estadístico –incluido el conocido Excel- se obtiene un coeficiente (R2). Dicho coeficiente varía entre 0 y 1. Cuanto mayor asociación haya entre las dos variables, mayor será el valor de dicho coeficiente, de modo que si la correlación fuera perfecta (por ejemplo, si el peso fuera el triple de la edad), dicho coeficiente sería 1. Por otra parte, si no hubiera ninguna correlación entre las dos variables (por ejemplo, la altura y el número de cigarrillos fumados diariamente), dicho coeficiente sería 0 o muy próximo.

Queda entonces un amplio recorrido entre ambos extremos, de modo que, como regla general, cuanto mayor sea el valor de R2, mayor será la correlación entre las variables. ¿Qué valor podríamos considerar como aceptable para pensar en una correlación significativa? Pues, a partir de 0,6 se podría indicar que existe una correlación puesto que el 60 por ciento de la variación de una variable sería explicada por la variación de la otra. En caso de obtener valores bajos, deberíamos pensar en que no existe una correlación importante entre ambas variables, es decir, la variación de una de ellas no explica o justifica que la otra varíe en el rango en que lo hace, de modo que se debería buscar qué variable o variables pueden explicar dicho suceso. •

Efectos a largo plazo de simvastatina

El HPS (Heart Protection Study) había mostrado la eficacia y seguridad a largo plazo de la reducción de LDL-colesterol mediante la administración de estatinas en personas de alto riesgo cardiovascular. Así, la reducción de 1 mmol/L de LDL-c se asociaba con la reducción de aproximadamente una cuarta parte del riesgo de morbimortalidad no vascular  Los estudios observacionales previos habían sugerido, tras períodos de seguimiento prolongado de los pacientes, que había una asociación entre el descenso en la concentración sérica de colesterol y la elevación de la tasa de ciertos tipos de cáncer; en base a ello, se sugirió igualmente que la reducción del LDL-colesterol, particularmente hasta niveles bajos, podría incrementar dicho riesgo incluso con posterioridad a cinco años. Por ello, unos investigadores de Oxford (Reino Unido) han realizado un estudio para evaluar los efectos a largo plazo de la reducción de LDL-colesterol sobre la mortalidad por causa específica y la morbilidad.

Los 20.536 individuos de alto riesgo del HPS se distribuyeron de forma aleatoria al grupo de simvastatina (40 mg/día) o placebo, permaneciendo una media de 5,3 años de seguimiento. Al finalizar el estudio, los pacientes pudieron seguir con el tratamiento de la estatina con sus médicos de familia, siendo seguidos hasta un total de 11 años. El resultado principal observado fue la incidencia del primer evento cardiovascular mayor (infarto de miocardio no fatal o muerte coronaria, ACVA fatal o no y procedimiento de revascularización). Entre los resultados secundarios se analizó la incidencia de cáncer (en cualquier lugar, salvo de piel no melanoma).

Los resultados mostraron una reducción del nivel de LDL-c de 1,0 mmol/L entre ambos grupos. En el seguimiento posterior al estudio, el uso de estatina fue similar en ambos grupos. Durante el estudio se observó una reducción del 23% de eventos cardiovasculares (IC95: 19; 28) mientras que en el post-estudio, en donde los niveles de LDL-c fueron similares en los dos grupos, no se observó diferencia en la incidencia de eventos (RR: 0,98; IC95: 0,89; 1,02). A lo largo de todo el periodo (estudio más post-estudio) no se observó tampoco una diferencia en la tasa de incidencia de cáncer (RR: 0,98; IC95: 0,92; 1,05) ni en la mortalidad atribuible al cáncer (RR: 1,01; IC95: 0,92; 1,11) o por causas no vasculares (RR: 0,96; IC95: 0,89; 1,03).

Los investigadores concluyen que los eventos vasculares mayores se redujeron durante los cinco años del estudio y que los beneficios del tratamiento persisten después de haber cesado la administración del tratamiento, de al menos otros cinco años, sin que se observe un incremento del riesgo posterior de incidencia de cáncer ni de otros eventos. Estos resultados soportan el inicio precoz de estatinas y la continuación a largo plazo de su administración. •

Heart Protection Study Collaborative Group. Effects on 11-year mortality and morbidity of lowering LDL cholesterol with simvastatin for about 5 years in 20.536 high-risk individuals: a randomized controlled trial. Lancet. 2011;378(9808):2013-20.

37217052

Efectividad de la administración de niacina junto con estatinas

En los pacientes que han presentado una patología cardiovascular previa, persiste un riesgo residual aunque hayan alcanzado el objetivo deseado de LDL-colesterol, por lo que no parece claro si un aumento del HDL-c podría reducir dicho riesgo. Por dicho motivo, unos investigadores de la Universidad de Buffalo (EE.UU.) evaluaron si la adición de niacina, que puede aumentar dichos niveles, podría producir un mayor efecto que el de la estatina sola.

Se distribuyeron de forma aleatoria 3.414 pacientes en dos grupos, administrando placebo o 1,5-2 g de niacina de liberación controlada a aquellos, a la vez que simvastatina (40-80 mg/día) más ezetimibe, para mantener el nivel de LDL-c por debajo de 80 mg/dL. El resultado primario se estableció que fuera la incidencia de muerte por patología coronaria, infarto no fatal, ACVA isquémico, hospitalización por síndrome coronario agudo o revascularización cerebral.

El estudio fue parado a los 3 años del inicio al no observarse ninguna efectividad referida al resultado de interés. A los 2 años, el valor de HDL-c fue significativamente mayor en el grupo de niacina (42 vs 35 mg/dL), menor del de triglicéridos (122 vs 164 mg/dL) y de LDL-c (62 vs 74 mg/dL). Sin embargo, el resultado principal ocurrió en 282 pacientes del grupo de niacina (16,4%) y 274 en el de placebo (16,2%) (HR: 1,02; IC95: 0,87; 1,21). Simultáneamente se observó un aumento no significativo (p: 0,11) de ictus isquémico en el grupo de niacina.

A la vista de los resultados, los investigadores concluyen que en pacientes con patología cardiovascular previa y LDL-c menor de 70 mg/dL, la adición de niacina no muestra ningún beneficio adicional a la terapia con estatina tras 36 meses de seguimiento, a pesar de observarse mejorías significativas respecto de HDL-c y triglicéridos. •

AIM-High Investigators, Boden W, Probstfield J, Anderson T, Chaitman B, Desvignes-Nickens P et al. Niacin in patients with low HDL cholesterol levels receiving intensive statin therapy. N Engl J Med. 2011;365(24):2255-67

Ángel Sanz Granda

Pharm.D. Consultor científico. angel.s.granda@terra.es

 

 

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: