Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Nutrición | El farmaceutico y el consejo nutricional

Compartir

Cetaphil_PRO_Oil_Control

 

Mientras que en la TE concurre una predisposición genética que puede afectar a diferentes fases del ciclo de crecimiento del cabello, y que se presenta de forma difusa en toda la masa capilar, esta condición es la segunda forma más común de caída de cabello. Para entender esta forma de caída difusa del cabello, debemos recordar que éste, posee un ciclo de crecimiento que puede durar dos años o más y luego los folículos pilosos retroceden a una etapa o fase de descanso que es la fase telogen, que representa un 10-20%, mientras que la fase de crecimiento se denomina la anagen, en la que se encuentran entre el  80 o 90 % del cabello. La condición de «telogen effluvium» (TE) ocurre cuando hay un cambio, por motivos que pueden ir del estrés a cualquier otra condición nutricional o psíquica, en la que el número de folículos pilosos que producen el cabello cae significativamente durante la fase de descanso o fase telogen, el resultado será desprendimiento y caída del cabello. La zona que se ve más afectada es la parte superior del cuero cabelludo, mientras que la zona lateral y occipital se ven menos afectadas, también el cabello se vuelve mucho delgado.  Sin embargo a diferencia de otros problemas la TE es reversible, sólo que hay más folículos pilosos en reposo que los que deberían haber.  Como hemos dicho, existen muchos factores que pueden incidir en la aparición de la TE, así por ejemplo después de un proceso de shock , muchos folículos pilosos (o más de la cuenta ) deciden estar en reposo lo que produce un pelo más delgado y una masa capilar menos densa, esta forma de (TE) se produce rápidamente y el punto más álgido coincide entre uno y dos meses después de recibir el shock, usualmente no dura más de seis meses y al cabo de un año la masa capilar vuelve a se igualmente densa. La segunda forma es más persistente ya que el folículo pilosa permanece en la forma telogen más tiempo del descrito anteriormente. Finalmente un tercer tipo estaría relacionado con el propio ciclo del cabello, rompiéndose éste y afectando a la densidad de la masa capilar. Sin embargo en las primeras etapas de la alopecia androgenética, ésta se puede mezclar con la TE. Por ello, es muy importante que los tratamientos farmacológicos se coordinen con la toma de complementos de la alimentación, específicamente diseñados para TE.

Las causas de la pérdida de masa capilar, como hemos dicho pueden ser varias, unas de ellas relacionadas con el equilibrio hormonal,  toma de anticonceptivos orales, tratamientos con antidepresivos, mientras otras son de origen genético, en algunos casos se prescriben tratamientos farmacológicos como es el tratamiento con minoxidil, que es especialmente efectivo en el tratamiento de la alopecia androgenética en mujeres. Otros tratamientos farmacológicos que se utilizan son los denominados inhibidores de receptores androgénicos, como es el caso del finasteride, que inhibe la 5-alfa reductasa. En el caso de la alopecia (TE) telogen effluvium, los factores a tener en cuenta son básicamente el estrés y los déficits nutricionales. Un clásico ejemplo de pérdida de masa capilar es la que se produce después del parto, denominada alopecia post-parto, en parte, debida al estrés del parto y en parte debida a déficits nutricionales, especialmente de hierro.

28832367

En principio un alimentación  sana debería cubrir todos los nutrientes involucrados en el ciclo capilar, pero en algunos casos, que comentaremos,  existen nutrientes que pueden llegar a ser deficitarios y  esto conlleva una pérdida acusada de masa capilar. Así, en el caso de todas las mujeres en edad fértil, existe una pérdida acusada de hierro, nutriente básico para el mantenimiento de la masa capilar, por lo que, si a ello añadimos una dieta restrictiva en calorías, perdidas de peso muy rápidas o dietas pobres en hierro este problema se agudizará  y contribuirá a una cronicidad del TE. Debemos recordar, y en otros artículos, así lo hemos comentado, que el déficit en hierro es uno de los problemas nutricionales a nivel mundial, por lo que evidentemente en problemas de pérdida de masa capilar, se debe realizar una determinación del mismo para saber si dicha pérdida puede ser debida o no a un déficit de hierro, como es sabido esto puede representar un problema ya que la determinación de hierro es  difícil, por lo que muchos estudios pueden sobre el efecto del hierro sobre el TE aparecen como contradictorios, cuando en realidad es un problema de cuantificación del hierro y de la ferritina. Otros nutrientes que potencialmente pueden ser deficitarios son los  antioxidantes, como el selenio y, especialmente, el zinc , sin embargo si bien es cierto que un déficit de zinc puede provocar una disminución de la masa capilar e incrementar la debilidad del cabello y su delgadez, también se ha considerar que un exceso de dicho mineral puede bloquear la absorción de otros micronutrientes relacionados con el mantenimiento del bulbo piloso y del pelo. Así, un exceso bloquearía la absorción de cobre, hierro, magnesio y manganeso, todos ellos necesarios para la salud capilar .

Otros nutrientes relacionados con la pérdida de masa capilar son,  entre otros, la vitamina A, las vitaminas antioxidantes C y E y la vitamina B6, el ácido fólico, la vitamina B12 y la L-Lysina . Así, por ejemplo, la L-Lysina es un aminoácido, que resulta un mediador en la absorción de hierro y zinc, por lo que puede resultar conveniente un buen aporte del mismo para favorecer la absorción de hierro, recordemos que la L-Lysina  es un aminoácido esencial y que, especialmente, en las mujeres la combinación de Lysina y hierro, incrementa, notablemente la masa capilar .  Otro aminoácido a tener en cuenta es la Cistina,  puesto que bajas concentraciones del mismo se relacionan con la alopecia difusa, concentraciones bajas de otros aminoácidos azufrados,  como la cisteína, S-sulfocisteína, lisinoalanina,  están, asimismo,  relacionados con la alopecia difusa. Otros nutrientes relacionados con la salud capilar  son la vitaminas hidrosolubles, este es el caso del ácido fólico, puesto que bajas concentraciones en plasma de folatos se relacionan tanto con la TE y la alopecia androgenética. Otro nutriente que ha proporcionado efectos positivos en la alopecia difusa  en mujeres es la de vitamina B6, mientras que en el caso del calcio existen efectos controvertidos. Finalmente, recordar que estos nutrientes deben llegar fácilmente al bulbo piloso, por lo que es necesario mejorar la capilaridad para que dichos nutrientes accedan mejor al pelo.


77297488

Por otro lado, algunos casos de alopecia, como es el caso de la alopecia areata y la alopecia inducida por tratamientos quimioterápicos, provoca el incremento de las especies reactivas oxidadas (ROS) y por especies reactivas nitrogenadas (RNS)cuya generación incrementa, a su vez, la generación de procesos inflamatorios,  mediados  por moduladores de la inflamación, lo que lógicamente,  redundaría en que los nutrientes involucrados en dichos procesos vean incrementadas sus necesidades, paralelamente,  al tratamiento farmacológico.  Por ello, también  es recomendable potenciar el consumo de ácidos grasos omega-3 que son inhibidores de los procesos inflamatorios. Lógicamente, por tratarse de una aparición de procesos oxidativos, un buen aporte de antioxidantes, será conveniente para combatir la alopecia o ser aportados junto con tratamientos farmacológicos.  Así, uno de los signos más claros de deficiencia en vitamina C es que el cabello se vuelva seco y roto, además la vitamina C, contribuye a una mejor biodisponibilidad y absorción de  los aminoácidos azufrados,  que a parte de frenar la TE, son necesarios para la síntesis de queratina  y mejora de la salud capilar. También diversos compuestos fenólicos,  bioflavonoides,  dado su potencial antioxidante son adecuados para el tratamiento de la TE. Dada la complejidad que existe de base en los problemas que conducen a los diversos tipos de alopecias, masa y salud capilar, el farmacéutico, debe realizar un buen consejo nutricional y adecuar a cada tipo de problema  capilar, el complemento alimenticio que más se ajuste en su formulación al problema del paciente.•

Dra. Magda Rafecas

Unidad de Nutrición y Bromatología

Facultad de Farmacia

Universidad de Barcelona

 

 

 

 

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: