Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Nutrición | Una alimentación adecuada ayuda a mejorar y normalizar los niveles de glucosa en sangre

Compartir

Cetaphil_PRO_Oil_Control

Según un estudio europeo, uno de cada tres pacientes no se controla los niveles de glucosa tan a menudo como lo recomiendan los profesionales sanitarios. Las últimas tecnologías en medición de glucosa, como el Sistema Flash de monitorización de glucosa FreeStyle Libre de Abbott, permiten conocer los niveles de glucosa de forma rápida con un escaneo, sin necesidad de pincharse en el dedo.

La dieta es el aspecto que más frecuentemente se descuida. Por eso, en el marco del Día Mundial de la Nutrición, el Dr. José López, Jefe de Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Virgen de la Salud de Toledo ofrece una serie de recomendaciones para favorecer una buena alimentación en personas con diabetes, con el objetivo de mejorar su calidad de vida y, en definitiva, beneficiar su salud.

 

 

Una buena toma de decisiones con respecto a los alimentos ayuda a mejorar la salud de las personas con diabetes. Ello puede prevenir alteraciones en el crecimiento y desarrollo del niño y el exceso de peso en todo tipo de pacientes, así como episodios de hipoglucemias y otras complicaciones. “Una alimentación equilibrada y adaptada a cada paciente, junto con la medicación que precise, acoplados a su ritmo de vida y actividad física, son los pilares básicos para el buen tratamiento de la diabetes”, explica el Dr. López. “Controlar el plan de alimentación diario supone un gran reto que poco a poco se debe manejar de forma adecuada para mantener un control aceptable de la diabetes, y sin tener que renunciar a casi nada en la vida”, añade.

 

Una alimentación adecuada para el buen control en diabetes

  • La planificación previa del menú semanal ayuda a que la alimentación sea más equilibrada y a controlar lascantidades. Como apunta el Dr. López, es necesario“mantener un patrón diario de alimentación regular en tres comidas principales (desayuno, comida y cena) y otras tomas intermedias (media mañana, merienda o al acostarse) según el tratamiento y lasnecesidades de control de la diabetes”.
  • La distribución de los alimentos ricos en hidratos de carbono a lo largo del día es fundamental. De esta manera, se evitan las fluctuaciones en los nivelesde glucemia a lo largo del día y se mejora el control de la diabetes.
  • Identificarlos alimentos que contienen hidratos de carbono y establecer las raciones o intercambios. Es imprescindible“controlar la ingesta de alimentos concarbohidratos (azúcares) por repercutir más en la glucemia después de lascomidas, manejando sistemas de intercambios de alimentos por raciones decarbohidratos”, explica el doctor.
  • Es fundamental que la dieta sea individualizada, adaptada a las características de cada persona, su estilo de vida y tratamiento. El Dr. López recomienda “planificar para toda la familia el mismo plan de alimentación, y a la hora del reparto, cuidar las cantidades (raciones) para el niño con diabetes. Antes, hay que comprar los alimentos más saludables”.
  • El ejercicio físico es un componente muy útil en el tratamiento. Si el ejercicio es prolongado, y tras comprobar los niveles de glucosa, se deberá tomar antes un alimento rico en hidratos de carbono para prevenir hipoglucemias posteriores.

 

Mitos y realidades sobre la alimentación y la diabetes

Existen pautas o mitos asumidos por las personas con diabetes en relación a la dieta y los alimentos que deben o no ingerir. El Dr. López aclara los dos principales mitos:

– No tomar alimentos que contengan azúcar, como pasteles o helados: Como aclara el doctor, “se pueden tomar, controlando siempre la cantidad e intercambiándolos por otros alimentos con carbohidratos más recomendados, que forman parte de la dieta habitual (frutas, verduras y hortalizas, lácteos, legumbres, pan, arroz o cereales)”.

Se pueden tomar alimentos para diabéticos libremente, ya que ‘no contienen azúcar añadido’ o son ‘sin azúcares’: el doctor nos aclara que “no se pueden consumir libremente, ya que es necesario analizar la etiqueta nutricional para saber la cantidad de carbohidratos que contienen y, según la cantidad a tomar, intercambiar por otros alimentos”. Por otro lado, añade que “las bebidas light sin nada de azúcar añadido (elaboradas con edulcorante acalórico) sí se pueden tomar libremente”.•

 

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: