Close Menu
Ferring
Ferring

Estás leyendo

Artículos | Acofar siempre ha estado abierta al sector del autocuidado

Compartir

Cetaphil Crema Hidratante
Cetaphil Crema Hidratante

Por todo ello, mi más sincera felicitación a la revista Acofar, de la distribución farmacéutica cooperativista, por su 50 aniversario, que lo celebra en una época en la que triunfan las ediciones on line y donde parece que el papel esté condenado a ocupar un segundo o tercer plano. Acofar es también en esto un buen ejemplo del servicio que los medios de comunicación pueden hacer al lector con la combinación de ambos soportes.

Pero Acofar es algo más que una revista veterana o decana del sector farmacéutico, es historia, no solo del propio medio de comunicación, y sus 50 años de vida así lo avalan, sino también historia de la sanidad española en general y del sector farmacéutico y de la distribución en particular, que bien podríamos seguir a través de sus páginas. Desde 1962 esas páginas han recogido nombramientos, leyes, normativas, lanzamientos, asambleas, debates,  jornadas, premios, etc. que sus sucesivos directores, como el fundador José Mª Bravo, Juan José Palacios, Pepe Vélez y Luis Ayanz, entre otros, incluyeron en cada número de la revista, y que la pluma de Mª Teresa Gómez, alma de esta publicación, nos hizo llegar en forma de noticias, reportajes o artículos de opinión. Tampoco han faltado las entrevistas, como aquellas que en 2005 presentaban el perfil humano de los responsables de algunas instituciones sanitarias y entre los que tuve el honor de ser incluido como director de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp).

Precisamente como director de anefp, debo decir y destacar que a través de Acofar los lectores también pueden acercarse a la historia de nuestra asociación. Aunque nacimos unos años más tarde, Acofar en 1962 y anefp en 1978, las páginas de esta revista siempre han estado abiertas al sector del autocuidado de la salud, recogiendo nuestra actividad, nuestros logros, objetivos y demandas. Siempre nos hemos sentido acompañados por Acofar en nuestras reivindicaciones,  como la de conseguir que el sector del autocuidado de la salud en España tenga el mismo peso e importancia que en el resto de países de Europa; la de responder a la demanda de los ciudadanos de poder actuar de forma más activa en el cuidado de sus dolencias leves; la de contribuir a la educación sanitaria de la población, ofreciéndoles más formación e información que derive en un uso adecuado de los medicamentos; la de potenciar el rol del profesional farmacéutico como consejero de salud en sintomatologías menores, o la de instar a nuestros políticos a que gobiernen con criterios sanitarios y no electorales… Y, enlazando con la actualidad y la situación crítica que vive nuestro sistema sanitario, la demanda de aprovechar el valor económico y social del autocuidado de la salud y su contribución a la sostenibilidad futura del sistema sanitario y, lo que es más importante, a una mejor eficiencia del mismo.

Ya en aquel perfil humano, al que me he referido en párrafos anteriores, destaqué como un deseo profesional, algo que sigue siendo una demanda y que, dada la situación económica actual, cobra si cabe una mayor relevancia: «Que los responsables de la sanidad dejen de hacer demagogia diciendo a los ciudadanos que se les da todo gratis a todos para recolectar votos, y que de una vez por todas sean sinceros y expliquen que los recursos son limitados y que si el ciudadano quiere que se le atiendan las enfermedades graves con la necesaria calidad, tiene que tratarse y financiarse el tratamiento de las pequeñas molestias».

En este sentido, anefp propugna y ha presentado a las autoridades sanitarias como una medida que conllevaría ahorro y que no afectaría a la seguridad y al bienestar de los ciudadanos, la desfinanciación de los medicamentos que se utilizan para autocuidado, siempre garantizando que son medicamentos exclusivamente destinados al tratamiento de sintomatologías menores, que su desfinanciación no derive el consumo hacia otros medicamentos financiados con precio más elevado, lo que conllevaría un efecto contrario al deseado ahorro, y que el daño a las compañías farmacéuticas afectadas no sea tan importante que ponga en riesgo aspectos de vital importancia para la salud y la economía de los ciudadanos como son las inversiones en I+D y el empleo.

Y, además de propuestas específicas de cada sector, sin duda, lo más necesario en estos momentos es la unión de la fuerza de todos los agentes sanitarios, administración, distribución, médicos, farmacéuticos, enfermeros, industria, para, desde el bien común, diseñar un sistema sanitario sostenible y eficiente que responda a las necesidades y demandas del ciudadano del siglo XXI, un ciudadano formado e informado en salud, que demanda una mayor participación en el cuidado de la misma, y del que Acofar nos seguirá informando… •

Rafael García Gutierrez

Director de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp)

 

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: