Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Artículos | La Revista Acofar representa una creación positiva como las Cooperativas

Compartir

Puntualsenna

Tenemos afortunadamente un modelo que funciona desde hace 80 años y no tiene sentido el cuestionarlo a estas alturas de la película, pues sin duda permite que el más modesto propietario de una oficina de farmacia pueda estar representado en la Cooperativa con la misma fuerza que el grande, llegando el medicamento hasta los lugares más recónditos de nuestra geografía gracias a esta política distributiva.

La Farmacia está bien considerada por todos los sectores de la sociedad aunque goza actualmente de una salud precaria, habida cuenta de la rémora que arrastra a raiz de los últimos Reales Decretos del 2011 que la condenan al ostracismo.

Resulta insólito que tras pelear denodadamente en Bruselas contra el Dictamen Motivado que pretendía una desregulación de nuestro inveterado modelo y cuando Europa da marcha atrás en su cruzada liberalizadora de la oficina de farmacia aceptando que la planificación y la propiedad son compatibles con el Tratado de la Unión Europea, el Estado español no parece capacitado en estos momentos para mantener y defender ese modelo, lo que no deja de ser una terrible y cruel paradoja.

Si el RD 9/2011 ha supuesto un ahorro a las arcas de Hacienda de 2400 millones de euros anuales, la reciente bajada del 7,5% del precio de los medicamentos, viene a representar el suma y sigue en esta carrera desaforada hacia el no-retorno a los tiempos de bonanza económica. Corremos el riesgo de no poder mantener la viabilidad del sistema nacional.

Hay que tener en cuenta que ninguna otra partida del gasto público ha caído tanto como el farmacéutico en detrimento de las propias oficinas y de la industria que es la que lleva principalmente el gasto en I+ D+I. Todo ello representa una contracción del orden de un 25%.

Si agregamos a todo esto la pretensión por parte de la Comunidad Autónoma de Andalucía de subastar los fármacos, coloca a las farmacias de esta autonomía en un punto de equilibrio inestable al ser esta determinación claramente perjudicial para el sector sin apuntar garantías de beneficio adicional, limitando el acceso de los medicamentos a los ciudadanos, coartando la libertad de prescripción a los médicos, con el perjuicio subsiguiente para la industria y las pequeñas farmacias, al circunscribir el mercado al laboratorio afortunado a raíz de la subasta, con el consiguiente peligro de desempleo a causa de la reestructuración industrial y doméstica. Más paro en suma, ahora que estamos bien servidos del mismo. Tendremos que idear tal vez un fondo de garantía para hacer frente a posibles impagos y que ofrezca estabilidad a las farmacias más desfavorecidas.

Se banaliza de tal suerte el concepto de eficacia terapéutica que da la sensación de que para los políticos de turno, lo más barato es lo más eficaz para la economía, aunque no lo sea para nuestra salud, lo cual es de una recalcitrante perversión.

Necesitamos más que nunca que se normalice la situación y que las aguas vuelvan a su cauce. Hemos menester urgentemente acogernos a un marco estable y sobre todo predecible, no sujeto a vaivenes y zarandeos.

Estos políticos tienen que caer en la cuenta de que los medicamentos son totalmente necesarios y que el andarse con veleidades imprevisibles, se les puede echar la gente a la calle cuando no reciban su medicación adecuada o si se les hace pagar lo no escrito.

En medio de este caos, la revista Acófar  representa una creación positiva como las Cooperativas, siendo a través de sus líneas un exponente de la opinión de los farmacéuticos, dentro de la libertad de expresión y del respeto exquisito del que siempre ha hecho gala con relación al colectivo.

Posee todo lo bueno y deseable para una publicación de esta naturaleza, variedad, opinión, trabajo científico serio, divulgación de temas profesionales y amenidad, patroneada por Pere Montalá y contando en el puente de mando con la labor callada pero tremendamente eficaz de Maite Gómez en la redacción, una dirección artística bien cuidada a cargo de Paco Peña, complementada por una publicidad excelentemente llevada por Montse San José y todo esto refrendado por un consejo de redacción impecable.

Lo ilusionante para una creación positiva como son las Cooperativas y Acófar, que funcionan y dan un buen servicio es que celebren muchos años más su aniversario.37331324

Aunque parezca pesimista, me vais a permitir la inquietud y la tristeza como animales de compañía  en esta nueva etapa que se abre.

Nuestro trabajo, mantiene la esperanza y la ilusión en la vida de la gente que nos rodea pues farmacia es sinónimo de salud, que es uno de los bienes más apreciados por todo el mundo. Por ello, junto a nuestra profesionalidad, la atención farmacéutica personalizada y nuestra nada desdeñable formación sanitaria  (farmacología, análisis clínicos y químicos, nutrición y dietética…) , será nuestro principal aval.

Hoy en día no se puede concebir el mundo sanitario sin la presencia activa del farmacéutico que debe de estar atento a no perder protagonismo y a no dejarse pisar terrenos de nuestra competencia como la Farmacogenómica, por poner algún ejemplo.

Es evidente por otro lado que si no nos reinventamos, desapareceremos y que nuestro componente fundamental es asistencial y es notorio que debemos pasar de una farmacia basada en el medicamento asépticamente descrito a una farmacia basada en la atención a pacientes que necesitan consumir medicamentos pero guiados científicamente por el médico y por el farmacéutico y por consiguiente diseñar nuevos servicios que nos hagan necesarios a la sociedad a la que servimos.

Como tareas a realizar apunto el consejo sobre el medicamento más adecuado en ausencia de receta y en dolencias que no necesiten ir al médico, dosificar y pautar los mismos ahorrando colas innecesarias en los ambulatorios, informar acerca de interacciones, efectos secundarios y contraindicaciones, la forma de administración  de los medicamentos y de manera especial en aerosolterapia, consultas que requieren el envío al médico, detección precoz de enfermedades o problemas de salud, realización de curas/vendajes en lugares apartados en los que no está accesible el servicio de enfermería, estar atento a los calendarios vacunales de los niños, tomas de tensión, control bioquímico de parámetros en las oficinas con laboratorio, control de obesidad, consejos alimenticios y nutricionales, así como ayuda en problemas anímicos, psicológicos, afectivos o emocionales cuando no haya gabinete de psicología cercano, consejos sobre dermo-farmacia y estética. Se podrían instalar también desfibriladores en las oficinas de farmacia.

Hay que cerciorarse de que el enfermo utiliza bien los medicamentos y que sabe cómo usarlos entrometiéndonos si cabe en su vida, pero a la postre, esa intromisión en su realidad sanitaria permitirá a la larga un mayor grado de adherencia. No olvidemos que como afirmó Vinizio de Moraes «la vida es el arte del encuentro» y ese encuentro con el doliente, debe de ser positivo para él y para nosotros.

Tenemos que tener la imagen de que en donde exista una oficina de farmacia, hay un compromiso permanente de mejora de salud contribuyendo subsidiariamente a la eficacia de nuestro sistema sanitario a través de un diálogo permanente.

De esta forma no caeremos en el «corralito mental» del confusionismo que pueda presentar ante la gente nuestra querida profesión.

Hay que pensar finalmente que esta crisis nos puede hacer mejores si cabe. Nos debe de enseñar  a buscar nuevos mercados y oportunidades, a ser más competitivos. No olvidemos que como decía Ehrlich que para sacar un nuevo medicamento se necesita dinero, talento y paciencia y San Francisco de Sales apostrofaba: «En esta vida la paciencia ha de ser el pan de cada día; per la necesitamos en particular para nosotros, porque nadie quiere que se nos haga tan pesado como nosotros mismos.» •

Fernando Paredes Salido

Doctor en Farmacia, Medicina y en Ciencias Químicas

 

        

        

 

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: