Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Editorial | Contra la posible liberalización de la farmacia la unión de los farmacéuticos

Compartir

Puntualsenna

A finales de 2012 conocíamos el contenido del Anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales, impulsado por el Ministerio de Economía y Competitividad, que supone una grave amenaza para el actual modelo de farmacia, ya que pretende liberalizar el establecimiento de farmacia al permitir que cualquier empresario pueda hacerse con una licencia sin necesidad de que sea titulado ni esté colegiado.
En su presentación original, este Ministerio abrió la posibilidad a la liberalización con el único compromiso de que quien dispensara sí fuera titulado farmacéutico, lo que ha provocado las esperadas protestas por parte de representantes del sector.
Es cierto que la norma está siendo discutida a día de hoy y que, por tanto, su redacción no es definitiva. Pero nos sitúa a los farmacéuticos en un escenario incierto y movedizo ante el que debemos extremar la precaución y en el que todos los sectores tienen algo que decir para apoyar con total rotundidad y sin concesiones el actual modelo de farmacia. Sanidad, Consejerías, Colegios Oficiales de Farmacéuticos, distribución, cooperativas… Todos tenemos la obligación moral de trabajar unidos para evitar la liberalización del mercado de las farmacias que, de aprobarse, pondrá en manos de multinacionales la red que conforman las farmacias como puntos de atención sanitaria al ciudadano. Pero también para evitar que se degrade la atención farmacéutica.


La liberalización de sectores regidos hasta la fecha por los Colegios Profesionales hace ya tiempo que fue exigida a nuestro país por parte de la Unión Europea para garantizar así la libertad de establecimiento y como una de las bazas para reducir los desequilibrios macroeconómicos de España. Hemos de ser conscientes de que liberalizar la propiedad de la farmacia no fomenta la competitividad ni contribuye a reducir el gasto, ya de por sí en caída libre. El pasado año fue muy duro para la economía española y difícil, en particular, para el sector del medicamento, que se ha visto sumido en una gran incertidumbre que obedece a distintos factores, como las ya habituales revisiones de precios mensuales que han estado acompañadas del copago, la desfinanciación de más de 400 especialidades y la salida a hospitales de especialidades de elevado precio. Todos ellos han arrastrado a nuestro sector a una nueva caída del gasto farmacéutico nacional (más de un 12%), siendo éste el primer ejercicio en el que cae el número de recetas prescritas.
Es nuestra obligación, como farmacéuticos, estar atentos al desarrollo de este Anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales y permanecer más unidos que nunca para defender con rotundidad y en los foros que sea necesario la validez del actual modelo de farmacia, que garantiza a la población una adecuada y correcta atención farmacéutica.  •

Pablo Ramos Vallina
Presidente de la Cooperativa Farmacéutica Asturiana
(COFAS)

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: