Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Editorial | El salvavidas de las farmacias

Compartir

Cetaphil_PRO_Oil_Control

 

Como presidente de Cofarme desde hace más de dos décadas he vivido algunas de las transformaciones más importantes del sector farmacéutico en general y también de nuestra Cooperativa, la segunda más pequeña de España. Una entidad cuyo germen se remonta a julio de 1952 cuando en la calle de Sa Lluna de Mahón se decidió alquilar un local para poder usarlo como almacén de medicinas que posteriormente se repartirían en las nueve farmacias que entonces decidieron agruparse. En aquellos primeros años, era muy difícil conseguir un medicamento y más complicado aún que se pudiese obtener para el día siguiente. Había todavía pocos laboratorios que se dedicaran a suministrar específicos en el mercado.

Teníamos claro que nuestra función sanitaria era la primera obligación que debíamos cumplir, y por ello se tenían que almacenar las medicinas necesarias para que no faltaran en las farmacias.

De aquellas nueve farmacias iniciales fuimos creciendo y hoy en día todas las farmacias de la isla, 40, son socias copropietarias de la cooperativa.

Nos falta volumen, nuestras posibilidades de venta se reducen a estas 40 farmacias, parte de ellas están aquejadas por cierta estacionalidad acorde con la principal actividad de la isla, que es el turismo. Este contexto arroja algunos datos, tales como que 25 oficinas de farmacia representen el 87,69% de las ventas. Ante esta perspectiva, está claro que hay que ayudar a las farmacias que apuestan por la Cooperativa y que son las principales responsables de que este modelo de distribución solidaria tenga sentido. No obstante también es buen momento para reflexionar sobre el futuro de COFARME si se quiere llegar a servicios que hagan de las farmacias de Menorca un referente.
Somos pequeños, sí, y por eso, para evitar que el farmacéutico menorquín pudiera llegar un momento que se viera como farmacéutico de segunda, desde Cofarme se apostó por integrarnos en una cooperativa de segundo grado, Unnefar, Unión de Empresas Farmacéuticas, empresa participada por 8 compañías de distribución farmacéutica que dan servicio a más de 3.000 farmacias. La presencia en Unnefar posibilita a la cooperativa adaptarse en cada momento a las necesidades de la oficina de farmacia y plantear soluciones y herramientas que permitan a los farmacéuticos potenciar sus negocios. Además, los farmacéuticos menorquines pueden contar con servicios de altísimo valor añadido con unos costes asociados sin competencia que Cofarme canaliza a través de Cruzfarma desde Unnefar.

Como en otros ámbitos de actividad empresarial, la unión hace la fuerza, y con la integración en nuestro grupo cooperativo favorecemos la creación de sinergias y poder contar con una posición de fuerza suficiente ante posibles cambios del actual modelo.  Nuestra mejor arma para afrontar los posibles retos del futuro es la unión, la alianza entre todos los agentes del sector farmacéutico.

Desde hace años trabajamos para que desde la farmacia vean a la cooperativa como su aliado, la compañía que trabaja para que ellos puedan ofrecer a los clientes-pacientes no sólo productos sino también servicios.

La tendencia va cada vez más encaminada a conseguir que la farmacia sea realmente un centro de salud, un espacio para el cuidado de la salud. Ese es nuestro reto y ahí van encaminados nuestros esfuerzos, a podernos equiparar con las farmacias de la península en cuanto a prestaciones que ofrecer.

Para todo ello contamos también con el apoyo de la “marca” de todos los farmacéuticos, nuestra marca de confianza, ACOFAR, y de nuestra “madre cooperativa”, ACOFARMA.

Espero que seamos capaces de conseguir nuestro objetivo. •

 

Josep María Oleo Forcadas
Presidente de Cofarme

 

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: