Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Editorial | Momento complicado para nuestro sector

Compartir

Cetaphil_PRO_Oil_Control

Nos encontramos frente a un nuevo escenario que no es coyuntural, sino al contrario, y todos los agentes que intervenimos en el sector farmacia debemos tomar las medidas proporcionales a los recortes de la Administración. De nada sirve decir que no pasa nada o emprender acciones grandilocuentes, cuando todos los que formamos parte de este sector estamos notando los efectos.

Los más perjudicados por todas estas medidas son las oficinas de farmacia. En los últimos tiempos hemos empezado a ver el cierre de farmacias y los primeros concursos de acreedores en las oficinas de farmacia con más dificultades. Personalmente este hecho es el que más me preocupa porque pone en jaque al actual modelo de farmacia. Podríamos ver el cierre de farmacias de determinados lugares por la pérdida de rentabilidad y en consecuencia la pérdida del modelo de proximidad que existe actualmente en nuestro país. De producirse sería grave para la profesión.

Los cambios vertiginosos a que nos vemos abocados hacen necesaria una revisión de nuestro posicionamiento. Debemos tomar las medidas necesarias para poder paliar, en la medida de lo posible, los rendimientos decrecientes. Y con ello incluyo a todos los agentes del sector: la industria, la distribución y la oficina de farmacia.

En Federació Farmacèutica hemos hecho los deberes y estamos dispuestos a apostar por las oficinas de farmacia y a ayudar a que aumenten su rentabilidad. Debemos migrar de la queja al cambio frente a un escenario adverso. Con este objetivo hemos elaborado un plan conjunto distribución-farmacia para centrar el objetivo de convertirnos en partner/proveedor de servicios a 360º, que facilite a sus socios herramientas para incrementar su rentabilidad, especialmente en cuatro áreas funcionales: control económico-financiero, gestión de recursos humanos, operaciones y marketing.

 El papel de la oficina de farmacia debe evolucionar, utilizando los sistemas y formación para ver al paciente/cliente como consumidor al que deben fidelizar, prever qué productos son los más vendidos, controlar el stock, vigilar los costes de gestión y formar al equipo humano para cumplir con los objetivos establecidos.

Desde mi punto de vista deberíamos plantearnos la posibilidad de promover una estrategia conjunta entre todos los agentes involucrados en el sector sanitario y la Administración. Deberíamos hacer un profundo análisis de la situación y de las posibles  soluciones potenciales que resultaran más efectivas para todos, pero para ello haría falta la colaboración de todos,  buena predisposición y una actitud constructiva. Debemos tener clara una cosa: la sostenibilidad del sistema depende de la sostenibilidad de la totalidad del sector: la industria, la distribución y la farmacia.

Lluis Barenys de Lacha

Presidente de Federaciò Farmacéutica

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: