Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Estás leyendo

Editorial | Se puede y se debe pero… ¿para qué?

Compartir

Puntualsenna

Se puede seguir hablando y leyendo sobre el futuro de la distribución y de la farmacia, de los cambios vividos y de los que están por venir.

Se puede seguir buscando las mejores alianzas estratégicas para posicionar nuestras cooperativas y grupos en el “top five”.

Se puede trabajar por la cooperativa y por el socio.

No sólo se puede sino que se debe hacer.

Pero detrás de cada uno de los movimientos, tras cada planteamiento de colaboración más intensa, la pregunta clave no es únicamente si se puede o se debe, sino para qué.

No se trata sin más de incrementar la cuota de influencia, ni la de mercado, ni de adelantarse porque sí a otros. De lo que realmente se trata es de definir y construir un proyecto sólido, que permita al socio farmacéutico contar con la tranquilidad de que sus intereses están respaldados por su cooperativa, por la compañía de la que es socio copropietario.

Está en juego, nada más y nada menos que la defensa de nuestro modelo de farmacia. Dependiendo de cómo sea el enfoque, las cooperativas y los farmacéuticos que las forman, tendrán un papel más o menos clave en el sector.

Desde Unnefar seguimos sin duda apostando por la integración y unión de compañías afines para hacer frente con fuerza y garantías al futuro de la distribución farmacéutica, que es en definitiva, el de la farmacia.

Hemos comprobado cómo la unión nos permite conseguir mejores resultados, ya sea por las sinergias que generamos como por la negociación con la industria.

 

 

Lecturas recomendadas

Editorial Proyecto que debe seguir creciendo

Un proyecto que debe seguir creciendo Como apuntaba Alberto Rodríguez, Director General de Acofarma y miembro del Conse…

Matrimonio farmacia-distribucion

Hace más de 110 años, las farmacias guipuzcoanas, ante la necesidad de asegurarse un adecuado suministro de las sustan…

Hacia dónde debemos ir y hacia dónde queremos ir

Es este un momento de orgullo, pero también de honda preocupación. Orgullo por cuanto hemos sabido dar continuidad, de…

 

 

Nosotros, tanto desde Unnefar como desde Novaltia, siempre hemos defendido, sin fisuras, el binomio propiedad-titularidad de nuestro modelo de farmacia, apostando por el socio farmacéutico independiente y por la ortodoxia cooperativa.

Nuestras cooperativas están para amparar los intereses de nuestros socios farmacéuticos copropietarios. Ni más ni menos. Y todos los movimientos de integraciones y/o fusiones deberían estar destinados -desde mi punto de vista- a conseguir ese fin.

Lo que resulta “curioso” y en ocasiones difícil de explicar es ver cómo se producen desencuentros, competencia en el más estricto sentido de la palabra, entre cooperativas que “teóricamente” abanderan los mismos valores y principios.

No es momento de poner ruedas de molino al compañero. Deberíamos todos de ser capaces de salvar algunas de las pequeñas luchas cotidianas en pro de nuestra farmacia y nuestra cooperativa.

Es natural defender con uñas y dientes lo nuestro, pero es más sano, eficaz y eficiente, ejercer activamente la empatía y dejar de lado actitudes que en nada van a beneficiar a la farmacia. Porque, ¿no es la farmacia socia nuestra razón de ser?

Mirando en una misma dirección, sumaremos apoyos frente a otros que sí que manifiestamente -o no tanto- apoyan el actual modelo pero queriendo incorporar algunos “matices” que, en suma, no es otra cosa que desvirtuarlo.

Y en esta vorágine de movimientos empresariales sí que creo que hay que dejar claro que no todas las integraciones y adquisiciones que se han hecho a lo largo de los últimos años son igual de positivas para el farmacéutico ni para el actual modelo de farmacia.

En nuestro caso, la estructura cooperativa de segundo grado de Unnefar nos permite beneficiarnos de las ventajas de un gran grupo manteniendo la identidad de cada una de las empresas y la cercanía al socio. Porque creemos que, lo más importante, es que el tamaño de la empresa no haga que se pierda la proximidad que siempre nos ha caracterizado.

Tenemos bien claro que se puede crecer, que se deben encontrar formas para seguir diseñando la farmacia del futuro dentro de compañías que cooperan con otras afines, pero siempre por y para nuestros farmacéuticos.

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.
Magnesioboi

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: