Close Menu
Masksforall

NO Mobile

Estás leyendo

Entrevistas | Entrevista a Antonio Pérez Ostos, Presidente de Cecofar

Compartir

UAH
El pasado 27 de julio los más de 3.000 socios de Cecofar eligieron a Antonio Pérez Ostos como presidente en las elecciones celebradas al Consejo Rector, quedando al frente de una Cooperativa encargada de la distribución de productos farmacéuticos y parafarmacéuticos con más de 80 años de historia que comenzó su andadura en Sevilla, y que ha ido extendiendo su área de influencia a ciudades como Huelva, Badajoz, Córdoba, Cádiz, Jaén, Ciudad Real, Ceuta, Toledo, Madrid, Málaga y Burgos.

A pesar del momento actual y vertiginoso que vive la distribución, Antonio Pérez Ostos se muestra optimista y apuesta por el futuro de la distribución cooperativista, que, como él mismo subraya, “tiene que adaptarse para ganar eficiencia”.

Coge el relevo como presidente de una cooperativa en excelente estado de salud, incluso a nivel económico. ¿Cómo es posible en un escenario de crisis como el actual?

Es cierto que Cecofar, después de los dos últimos mandatos de Sofía Fuentes, está muy bien posicionada.

Esta situación es el resultado de una gestión exigente que se ha centrado en flexibilizar las estructuras de gastos, mantener nuestra posición en los mercados maduros y buscar el crecimiento en los nuevos.

 

“Necesitamos una legislación que marque unas reglas del juego claras y con permanencia en el tiempo”

 

¿Cuáles son sus objetivos prioritarios en esta nueva etapa?

Mi objetivo principal es que Cecofar siga siendo referente en la Distribución Farmacéutica y consolidar los proyectos emprendidos hasta ahora.

 

¿Cree que es el momento de ampliar y entrar en nuevos mercados o es mejor la estabilidad?

Cecofar es multiprovincial desde siempre y la expansión territorial ha sido una constante en nuestra historia. Este rasgo quizás tiene ahora más sentido que nunca puesto que los efectos de la crisis económica, tanto los directos sobre el consumo como los provocados por las medidas de las distintas administraciones sanitarias, han tenido como consecuencia una caída de la facturación.

 

¿Tienen prevista alguna zona geográfica en concreto?

No hay zona concreta, sin embargo es verdad que llevamos poco tiempo en Burgos, y por lo tanto la zona norte del país puede aportarnos potencial.

Dentro del sector se están produciendo importantes movimientos corporativos que parece que llevan a fusiones y colaboraciones. ¿Cree que estos movimientos son necesarios? ¿Podría plantearse algo así en Cecofar?

La distribución también tiene que adaptarse para ganar en eficiencia. Por ejemplo tiene que eliminar el exceso de capacidad productiva a través de la integración de empresas. Hay un camino iniciado en este sentido aunque aún hay mucho por recorrer. Cecofar está abierta a todas las fórmulas de crecimiento siempre que las mismas nos garanticen la calidad y la solidaridad en el servicio a las farmacias.

 

Siempre han cuidado mucho el servicio a sus socios. ¿Están fomentándolo más a raíz de la crisis?

Innovar en servicios  es una constante en la trayectoria de Cecofar. Las novedades más significativas en los últimos meses, por poner algún ejemplo, son: Salud en Casa, en cooperación con el Grupo Queraltó; la oferta del Curso Superior de Gestión de Oficinas de Farmacia, que ha sido posible gracias a la alianza establecida con el Instituto Internacional San Telmo; el desarrollo de la Cartera de Servicios, en colaboración con en Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla, para ayudar al farmacéutico a ampliar el servicio a sus pacientes; y el Club Cecofarma, que ya estamos pilotando y va a ser una completa estrategia de fidelización para las farmacias.

 

“La distribución farmacéutica está volcada en conseguir que el RD de Distribución, que está en pleno debate, recoja nuestra demanda de garantía de suministro”

Su filosofía es la protección del actual modelo de farmacia, sin embargo se están dando cambios a nivel legislativo que podrían permitir que las multinacionales entrasen en el mercado español como propietarias. ¿Qué consecuencias tendría esto para el sector y para los ciudadanos? 

Nuestro modelo de farmacia a quién beneficia de verdad es al ciudadano, puesto que permite que más del 90% de la población tenga una farmacia en el lugar donde reside. Este modelo está basado en una gran capilaridad y apoyado por la distribución farmacéutica de gama completa, que lleva todos los medicamentos a todas las farmacias sin excepción. La entrada de las multinacionales como propietarias de farmacias rompería estos dos criterios.

 

El pasado 2 de agosto el Consejo de Ministros aprobó la norma que regulará los Colegios y Servicios Profesionales, y aunque no alude directamente a que vaya a producirse dicho cambio, sí deja abierta la posibilidad de que puedan existir modificaciones a través de una Comisión de Reforma de las Profesiones que analizará los requisitos de acceso y el ejercicio profesional. ¿Qué opinión le merece la redacción final de este Anteproyecto?

Creo que el apoyo a nuestro modelo de farmacia por parte de las administraciones sanitarias, tanto central como autonómicas, ha conseguido  que esta norma no se aplique directamente a la regulación de las oficinas de farmacia. Espero y deseo que la anunciada Comisión de Reformas vea también los beneficios que el modelo está dando.

Un cambio de modelo no ayuda a mejorar la eficiencia de la factura pública de medicamentos, ni mejora la atención al ciudadano, que en cualquier caso es lo más importante. Además, está promovido por agentes cuyas prioridades están fuera del sector y que se verían beneficiados con la ruptura de la capilaridad y la solidaridad que lo caracterizan.

 

¿Cree que el sector ya se ha instalado inevitablemente en un marco de cambio constante o que se podría hablar de estabilidad a medio o largo plazo? ¿Qué bases habría que asentar para conseguirlo?

No sólo el sector, creo que vivimos en una sociedad cambiante y que debemos ser flexibles para adaptarnos a los nuevos escenarios. En todo caso, es importante que consigamos mantener lo esencial, y para ello necesitamos una legislación que marque unas reglas del juego claras y con permanencia en el tiempo. Así, podremos recuperar la estabilidad a medio y largo plazo.

 

¿Cuáles son ahora mismo las principales preocupaciones del sector? ¿Cómo pueden afrontarse?

Por un lado, la distribución farmacéutica está volcada en conseguir que el RD de Distribución, que está en pleno debate, recoja nuestra demanda de garantía de suministro.

Por otro, debemos ayudar a la farmacia a adaptarse a los continuos cambios legislativos para que garanticen el mismo nivel de servicio a la población.

Lecturas recomendadas

Entrevista a Antonio Gris, director general en España de Caudalie

La colaboración con el profesor Vercauteren y la Facultad de Farmacia permitió registrar tres patentes, avances fundam…

Entrevista a Antonio Mingorance, Presidente de BIDAFARMA

El pasado 29 de julio las asambleas de ocho de las cooperativas farmacéuticas que operan en España, en su mayoría and…

Entrevista a Jordi de Dalmases, presidente del COFB y de Infarma 2015

Los últimos datos apuntan a una estabilización del sector. ¿Las previsiones de cara a este año son positivas? Todav…

Y por último, ser capaces de acelerar y aumentar las sinergias que ya se están produciendo en la distribución pero que aún son insuficientes.

 

“Ha llegado el momento de evolucionar y ampliar nuestra visión en la gestión de los pacientes/clientes”

 

¿Cómo están afectando los impagos de las Administraciones a sus socios?

Los impagos de las Administraciones desencadenan en las farmacias situaciones insostenibles y también perjudican a las distribuidoras de la zona afectada. En el área de influencia de Cecofar tan solo hemos vivido una situación de este tipo, y fue la demora sufrida en 2011 por los farmacéuticos de Castilla La Mancha, que, afortunadamente, se resolvió.

 

¿Qué aspectos cree que podrían mejorarse en la gestión de la farmacia española para hacerla más competitiva?

La farmacia gestiona ya muy bien el producto, su compra, custodia y dispensación. Ahora, ha llegado el momento de evolucionar y ampliar nuestra visión en la gestión de los pacientes/clientes, sus necesidades y en cómo podemos ayudarlos mejor a cuidar de su salud y su bienestar.

 

Su predecesora en el cargo escribió el ultimo editorial de la revista Acofar en el que consideraba un acierto haber apostado por una marca propia de distribución en la farmacia. ¿Qué valor aporta?

Las marcas propias son muy importantes en tiempos de crisis en los que el cliente decide cada vez más en base al precio. Esta es una de las razones por las que nuestro mercado está inundado de marcas blancas. Las cooperativas debemos ayudar a la farmacia a dar respuesta a esta exigencia del mercado con unos productos exclusivos, de calidad y a precio competitivo.

Por todo esto, la marca Acofar tiene un doble valor: para Cecofar es nuestra marca propia con unas calidades y precios competitivos; para la farmacia es una herramienta que le permite competir con las marcas blancas de otros canales.

 

Un problema que les ha tocado muy de cerca por su área de influencia han sido las subastas andaluzas de medicamentos. ¿Cuál es su opinión sobre esta iniciativa? ¿Cómo ha afectado a sus socios?

Las subastas de medicamentos implantadas en Andalucía han afectado sobre todo a la Industria Farmacéutica, concretamente a los laboratorios que han quedado fuera. La farmacia, por su parte, ha perdido margen, por lo que es una medida más que va en contra de su economía.

Además, la medida crea una gran desigualdad entre los pacientes de Andalucía y del resto de las comunidades autónomas.

 

“Las marcas propias son muy importantes en tiempos de crisis en los que el cliente decide cada vez más en base al precio”

 

¿Realmente han sido graves los problemas de desabastecimiento? ¿Cree que podrían volver a repetirse?

En cuanto al suministro, sigue habiendo faltas de determinadas moléculas de la última subasta, aunque al paciente no le llega a afectar puesto que, en esos casos, existe la posibilidad de dispensar la presentación de otro laboratorio.

 

Ha pasado algo más de un año desde la implantación del copago. ¿Considera que esta medida ha beneficiado al sector y al paciente?

El sector no se ha beneficiado por esta medida, en todo caso son las Administraciones las que han obtenido un gran ahorro con ella. Por otro lado, creo que este nuevo sistema es más justo y hay un mayor equilibrio entre rentas.

La modificación del copago farmacéutico era necesaria porque había que conseguir controlar la demanda y por primera vez en la historia se ha logrado. Es un cambio estructural. 

Con respecto a los pacientes, deberemos vigilar que no dejen de tomar los medicamentos que necesitan a causa de la mayor aportación, porque se verían disparados los niveles de incumplimiento terapéutico que tendría consecuencias en salud más costosas que el ahorro conseguido.

 

Según datos de FEFE, algo más de un centenar de los más de 400 medicamentos que salieron hace un año de la financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS) han subido sus precios o han acabado desapareciendo del mercado por falta de ventas. ¿Cómo afecta esto al sector?

La desfinanciación de medicamentos es una medida para controlar el gasto en medicamentos, como tal ha supuesto un nuevo golpe para la maltrecha economía de las farmacias.

 

Acaban de introducirse en las redes sociales. ¿Qué valor les aporta esta iniciativa?

Las redes sociales son una oportunidad para establecer una relación fluida con todos los públicos. Tenemos muy presente que hay una generación que ha nacido con esta vía de comunicación como práctica rutinaria e imprescindible. Cecofar no puede ignorar esto, al igual que cualquier otra empresa o institución tiene que escuchar, conversar e incluso algún día dar servicio a través de este nuevo modelo de comunicación. •

 

Elena Ameijides
redaccion@revistaacofar.com

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.
Magnesioboi

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: