Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Entrevistas | Entrevista a Concha Navarro, Presidenta de Infito

Compartir

Cetaphil_PRO_Oil_Control
Según datos proporcionados por Infito -Centro de Investigación sobre Fitoterapia-, durante el año acumulado octubre 2011-octubre 2012 en España se facturaron más de 230 millones de euros y se vendieron cerca de 22,5 millones de preparados fitoterápicos en el canal farmacia, una cifra que revela la importancia y penetración de este mercado. Concha Navarro, Catedrática de Farmacología de la Universidad de Granada, es la Presidenta de esta asociación científica sin ánimo de lucro dedicada al estudio y divulgación de la fitoterapia, de la que forman parte especialistas de la farmacia y la medicina de toda España, y cuyo objetivo es que la fitoterapia sea reconocida como una opción terapéutica válida y con todas las garantías científicas.

 

  • ¿Cómo definiría la evolución de la fitoterapia en los últimos años?

Sin duda es un mercado que ha crecido. Más del 60% de los españoles hacen en algún momento uso de los preparados fitoterápicos. Y las expectativas son positivas, ya que día a día van apareciendo muchas más publicaciones científicas en las que se valida la posibilidad de uso terapéutico de una gran variedad de plantas medicinales, lo cual va a permitir la inclusión de muchas de ellas en el catálogo de medicamentos tradicionales a base de plantas e incluso como Medicamentos Publicitarios, la antigua Especialidad Farmacéutica Publicitaria. Además, creo que las campañas que se están haciendo desde distintos ámbitos están ejerciendo también un papel positivo en cuanto a la utilización de la fitoterapia tal y como se debe de hacer, que es dentro de la oficina de farmacia y con un uso racional de la misma.

 

  • ¿Por qué dentro de la farmacia? ¿Qué papel desempeña el farmacéutico?

Nosotros defendemos  la figura del farmacéutico en la oficina de farmacia, porque entendemos que está regida por una persona que es experta en el medicamento, tal y como está definido en la Ley del Medicamento.

Además, los usuarios normalmente van siempre a la misma oficina de farmacia salvo en casos puntuales, por lo que el farmacéutico conoce a sus pacientes, sabe qué tipo de medicación toman habitual o puntualmente, y por lo tanto conoce si aquello que estamos demandando – no olvidemos que la fitoterapia tiene una gran parte de autocuidado-, es conveniente o no, y si pueden producirse incompatibilidades o interacciones con otro medicamento. Y por último, el hecho de ir a la oficina de farmacia va a hacer que nos encontremos con medicamentos que cuentan con todas las garantías que prestan nuestras autoridades sanitarias, es decir, la AEMPS –la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios-. Son dos razones fundamentales: el papel que ejerce el farmacéutico en el acto de la dispensación, y por otra la garantía que tiene aquello que va a dispensarse por este canal de distribución.

 “Abogamos por un uso racional
del medicamento y por un uso racional
del medicamento de naturaleza fitoterápica”

  • ¿Es muy distinto en mercado español del europeo o del americano?

Considerándolo como medicamento, donde está más evolucionado es en Europa, fundamentalmente en centroeuropa, más exactamente en Alemania seguida por Francia. En Estados Unidos el tema de la legislación en relación con los productos a base de plantas entra más por otros canales, como complemento alimenticio, etc. La legislación europea actual de la que disponemos vela mucho por la salud de sus ciudadanos, para lo que ha establecido las normativas correspondientes.

  • Existe la creencia generalizada de que los preparados medicinales son inocuos. ¿Es cierto? ¿Qué mensaje debe hacer llegar el farmacéutico a la población?

A la población hay que transmitirle que en términos generales los preparados fitoterápicos tienen un margen terapéutico mucho más amplio del que nos podemos encontrar en la mayoría de los medicamentos de síntesis. Ese margen determina que sea mucho más difícil que aparezcan reacciones adversas o efectos secundarios.

Por supuesto esto no quiere decir que no puedan aparecer, ya que sí es posible cuando el uso que se hace de estos fitopreparados no es racional, es decir, si no cuenta con el consejo del farmacéutico. Si se está tomando un medicamento para tratar un determinado proceso patológico, y esa persona por su cuenta adquiere en otros canales de distribución un preparado que viene como complemento alimenticio, lo normal es que desconozca si eso puede contrarrestrar o agudizar determinadas reacciones adversas de otros medicamentos con los que nos estemos tratando, pero el farmacéutico sí lo va a saber. Abogamos por un uso racional del medicamento, y por un uso racional del medicamento de naturaleza fitoterápica.

 

  • ¿Existen tratamientos en los que es necesaria la prescripción médica? ¿En qué tipo de dolencias?

En términos generales no, porque la inmensa mayoría de ellos están dentro del apartado de medicamento tradicional a base de plantas o dentro del medicamento publicitario. Si nos vamos a un proceso patológico grave, como puede ser una depresión moderada o severa, el especialista puede recomendar el tratamiento con hipérico, puesto que está admitido por las autoridades sanitarias desde hace tres años en los dos casos, y lógicamente es precisa la prescripción médica.

 

 

 

  • ¿Qué sector de la población consume más productos de fitoterapia: adultos, niños o ancianos?

Los niños consumen lo que les administran sus mayores. Hasta no hace mucho eran las mujeres las que se encargaban de hacer la provisión de la casa, también en medicamentos, por lo que éramos las mujeres entre 18-60 años las que los utilizábamos. Sin embargo se ha  extendido a otras capas de la población, al igual que antes predominaba la adquisición de productos a base de plantas en herbolarios, y hoy ya va incrementándose la dispensación de este tipo de preparados con carácter terapéutico a través de la oficina de farmacia.

 

  • ¿Pueden los menores o los ancianos consumir cualquier tipo de preparado medicinal hecho a base de plantas?

Hay restricciones, al igual que ocurre con cualquier otro tipo de medicamento, ya que tiene una actividad farmacológica que puede estar más o menos indicada en determinados procesos patológicos, y que pueden afectar tanto a la infancia como a la tercera edad avanzada. La única precaución que hay que tener es la que venga indicada en los prospectos, y que explican si en determinadas circunstancias en lactantes no se debe administrar, la dosificación establecida en primera infancia, si en la pubertad y adolescencia pueden tener ya una dosificación equivalente a la de un adulto joven… Y en las personas mayores hay que tener en cuenta las circunstancias con respecto a los otros medicamentos, ya que al igual que en los niños pequeños, su metabolismo se ralentiza, en los pequeños porque todavía no está desarrollado y en los mayores porque ya está deteriorado.

Hay que ser cuidadoso en cuanto a la dosificación que se le da al paciente en todas las edades y para cualquier tipo de proceso patológico. Dentro del ámbito fitoterápico, los que vamos a utilizar son los que vienen en forma de extractos normalizados en cuanto al contenido y los componentes activos, responsables de su efecto terapéutico. Estos son medicamentos en los que se ha establecido cual es la dosificación y la pauta posológica establecida.

Nos encontramos en este sentido con monografías que nos lo indican: la Agencia Europea del Medicamento ha elaborado más de 100 monografías que sirven de pauta para todas las agencias del medicamento de los países incluidos en la UE. Después la ESCOP -European Scientific Cooperative On Phytotherapy-, tiene también unos comités de expertos que se reúnen y elaboran monografías muy completas,  teniendo en cuenta toda la bibliografía científica que existe sobre una determinada planta medicinal. La OMS tiene también sus monografías… Hay mucho material al que atenerse, sin perder de vista las normativas dictadas por  la UE y que se adaptan a los estados miembros.

 

  • ¿Cuáles son las patologías en las que más reclama el paciente este tipo de productos?

En digestivo se reclama muchísimo, desde el punto de vista de normalización del tracto intestinal; también en sistema nervioso central para solucionar alteraciones en cuanto a la conciliación del sueño y control de estados de nerviosismo y ansiedad. En la menopausia su uso está muy extendido, al igual que en el ámbito pediátrico. De hecho los pediatras son de los especialistas que mejor manejan los preparados fitoterápicos junto a ginecólogos y dermatólogos, lo que no quiere decir que los médicos de familia no los manejen bien, ya aquellos que han recibido formación en este sentido sí los  usan. El problema es que en nuestro país hasta el momento sólo hay dos universidades que en sus facultades de medicina tienen incorporadas como asignatura optativa la fitoterapia, a diferencia de lo que ocurre en Francia o Alemania, por lo que el desconocimiento es mayor, si bien es cierto  que existen distintas posibilidades de adquirir esta formación en el posgrado (cursos de especialización, masters presenciales y online, etc.).

 

 

“Los pediatras son de los especialistas
que mejor manejan los preparados
fitoterápicos junto a ginecólogos
y dermatólogos”

 

 

  • ¿Consideran que en una situación de crisis económica como la actual la especialización en fitoterapia puede ser una opción para sacar a flote la farmacia?

Estoy convencida. Además, teniendo en cuenta que decrecen las listas de los medicamentos subvencionados por la Seguridad Social, que el paciente tiene que abonar parte de tratamiento, y que el medicamento fitoterápico no es caro, además de tener la posibilidad de actuar en muchísimos procedimientos patológicos, especialmente cuando se trata de enfermedades crónicas (procesos inflamatorios), es una buena oportunidad como especialización.

 

  • Desde INFITO existe Formación continuada para el farmacéutico para especializarse como  consultor en plantas medicinales. ¿Cuántas convocatorias llevan? ¿Qué respuesta obtienen entre los farmacéuticos?

Efectivamente hemos realizado ya tres módulos online y vamos a por el cuarto. Estamos obteniendo una respuesta muy positiva, por lo que el esfuerzo merece la pena.

Ahora hemos terminado de elaborar el modulo de respiratorio y estará a disposición de los farmacéuticos inscritos en pocos días, ya que intentamos hacerlo teniendo en cuenta la época del año en la que nos encontramos, y ahora es cuando tienen mayor incidencia los procesos gripales, catarrales, etc.

 

  • ¿Cuáles fueron los contenidos de los anteriores?

El primero se basó en generalidades para que el farmacéutico tuviera una base sólida: qué es la fitoterapia, reglamentación… El segundo fue relativo al sobrepeso, ya que se publicó poco antes del verano, y el tercero se centró en las infecciones urinarias.

 

  • ¿Qué tipo de controles y exámenes deben pasar este tipo de fármacos?

Siguen los mismos controles que cualquier otro fármaco fuera de los medicamentos de prescripción. Los que se encuadran dentro de los medicamentos publicitarios tiene que cumplir con las mismas garantías que éstos. En el caso de los tradicionales a base de plantas, la normativa es un poco menos restrictiva, pero de todas formas la aportación de documentación que hay que hacer es considerable.

Lo cierto es que cada vez existen más medicamente fitoterápicos con importantes evidencias científicas, con más ensayos clínicos realizados y con una calidad muy buena, teniendo en cuenta que la materia prima con la que está elaborado ese medicamento tiene que haber superado todos los controles de calidad establecidos por las autoridades sanitarias. Esa calidad constatada es la base de la eficacia terapéutica y también de la seguridad con respecto a reacciones tóxicas, efectos secundarios… •

Elena Ameijides
redaccion@revistaacofar.com

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: