Close Menu
Ferring

NO Mobile

Estás leyendo

Entrevistas | Entrevista a Yasmín de la Vega, Fundadora y Presidenta de Algordanza Ibérica

Compartir

Cetaphil_PRO_Oil_Control

Algordanza nace en Suiza en el 2004 lanzando al mundo una revolucionaria innovación científica: la transformación de cenizas funerarias en diamantes. A día de hoy presta su servicio en todo el mundo a través de sus sedes en 25 países, consiguiendo el apoyo de entidades de prestigio internacional y convirtiéndose en importante referente en el mundo funerario, del duelo y la joyería.

 

Yasmín de la Vega es Fundadora y Presidenta de Algordanza Ibérica; también es Life Mentor, fundadora de un club de lectura intercultural, escritora y fotógrafa amateur, y activista vegana, de los derechos de los animales y de los derechos humanos.

  • ¿Qué es Algordanza?

Algordanza es la primera posibilidad -en la historia de la humanidad- de conservar en el seno de la familia, y para siempre, la esencia física de un ser querido. Hasta ahora todas las opciones tras un fallecimiento van en función de desprendernos del fallecido. Por mucho que le amemos no podemos conservarlo por razones obvias de ética, salud, emocionales, etc., entonces Algordanza ofrece una solución: transformar su presencia física en diamantes auténticos e irrepetibles. Y lo más bello del proceso es que Algordanza también es posible con cenizas antiguas y en caso de exhumaciones, pudiendo recuperar la bella esencia de nuestros seres amados que hasta ahora estaba perdida para siempre.

  • ¿En qué consiste el proceso científico Algordanza?

El proceso científico Algordanza se divide en dos partes: una química y una física.

Ambas constan de distintas fases que se repiten para obtener el Carbono existente en las cenizas. En la primera parte se pasa por etapas que detectan y procesan elementos tales como CO2, CaCO3, C2H5, etc., hasta conseguir alrededor de 96% de Carbono. Una vez obtenido el Carbono, éste pasa por una fase de “grafitización”, o cambio molecular de Carbono a Grafito. Tras varios periodos de purificación y compresión se eleva la concentración de átomos de Carbono a un 99.99%.

Con tecnología HTHP se crea el ambiente adecuado para llevar a cabo el cultivo del Carbono convertido en Grafito y conseguir los Diamantes deseados. Ésta es la fase más compleja del proceso al no trabajar con Grafito puro, como se hace en la fabricación de diamantes sintéticos. El resto de elementos presentes en las cenizas determinan cada una de las variantes durante ésta fase.

Una vez obtenidos los Diamantes éstos se pulen o cortan según se haya solicitado, o se dejan sin cortar ya que tendrán una forma única; de modo que damos la opción de conservarlos así.

  • ¿Qué otras entidades han colaborado en el desarrollo del proceso científico?

El proceso científico en sí nació en el Instituto de Ciencias Ruso, y se llevó a Suiza como proyecto empresarial, y antes de tener nuestro propio laboratorio contamos con la colaboración de entidades de renombre como la Universidad de Zurich; y con Intertek Caleb Brett, con quienes pudimos probar que las cenizas funerarias contienen carbono, concentración que varía de persona a persona.

  • Ante una opción tan delicada y querida, ¿qué garantías ofrece Algordanza?

Contamos con garantías provenientes de entidades internacionales como el ISO 9001 sobre el proceso técnico, el sello Swiss Made, que es garantía máxima de elaboración en Suiza –donde enfrentamos rigurosas normativas y regulaciones al tratar con restos humanos-; tenemos las certificaciones de entidades de renombre como el Instituto Gemológico Suizo, y además somos miembros de la Asociación Funeraria Suiza, una de las entidades más estrictas en ética a nivel mundial.

  • ¿Por qué Algordanza sólo ofrece diamantes azules y no de colores como las empresas que aparecieron después?

Nuestro proceso científico es exclusivo, y sólo utiliza el carbono presente en las cenizas sin contaminar ni manipular la esencia natural de las personas. En el cuerpo hay Boro (B) que resulta en tonalidades azuladas –que también varían de persona a persona–. Este rigor ético y científico, nos ha permitido acceder a prestigiosas garantías, y es lo que nos hace únicos. Los diamantes sintéticos de colores que puedan hacer otras empresas no se pueden comparar con lo que hace Algordanza; ni se acerca nunca a nuestra labor a nivel moral, de calidad, o de técnica.

  • ¿Por qué es tan importante el servicio personalizado?

Desde un principio entendimos que nuestro proceso científico exclusivo merecía ir acompañado de un trato personal como extensión del respeto y el honor hacia la vida de las personas. Al ser una idea innovadora sabíamos que generaría preguntas y dudas que debían responderse de forma personal. Esto ha ayudado a forjar con cada servicio una bellísima experiencia de rencuentro –algo inconcebible antes de la existencia de Algordanza-; todo esto genera en nuestros clientes la experiencia de paz emocional y serenidad.

  • Vuestra imagen dista mucho de la del sector funerario, ¿ha sido una decisión estratégica?

Desde nuestros comienzos comprendimos que teníamos que demarcarnos de la dinámica, imagen y  mensaje del sector funerario que en España está acostumbrado a la cantidad y no a la calidad. Su negocio sigue siendo vender lápidas, nichos, o como mucho ofrecer copias de lo que hacemos nosotros. A día de hoy algunas empresas funerarias respetables nos recomiendan, pero otras sólo utilizan nuestro nombre porque les da caché, o únicamente nos buscan cuando sus clientes exigen nuestro servicio. La ventaja es que podemos abrirnos a ofrecer nuestro servicio desde otras plataformas a la vez de mantener la pureza del trato directo. Es verdad que no sido fácil situarnos, porque esta es una sociedad que no se informa previamente a la situación de pérdida, pero a día de hoy somos el referente, estamos satisfechos con nuestra labor y con la libertad de elegir quedarnos con el cliente exigente, el que elige informarse y busca lo mejor.

  • ¿Cuál es su función en la empresa y cómo terminó trabajando en esto?

Encontré la noticia sobre Algordanza en el 2004 mientras buscaba un proyecto empresarial personal, y unas semanas después fundaba la sede en Barcelona con la ilusión de servir en una de las situaciones más trascendentales del ser humano. A día de hoy sigo siendo la responsable de entregar personalmente todos los diamantes, soy el vínculo con Suiza y estoy sumergida en todas las funcionalidades de la empresa.

  • ¿Cuál es la filosofía detrás de su trabajo y que ha aprendido sobre la perdida?

Al ser mujer creo que tengo mucha más sensibilidad para entender que trabajo con el amor y no con la muerte. He aprendido que quien busca Algordanza busca lo mejor, y no porque ha perdido un ser querido, sino un ser muy querido. Ha sido una escuela en todos los sentidos, sobre todo porque me permite reflexionar sobre mi propia trascendencia, mis propias pérdidas y me ha situado en una posición de servicio a los demás teniendo un propósito más allá de mi misma.

  • ¿Qué cualidades especiales tienen las personas que forman su equipo?

Somos un equipo con experiencia internacional tanto personal como profesionalmente, que considera la calidad humana nuestro punto de diferenciación. Nos une la confianza mutua y la convicción de que estamos llevando a cabo una labor importantísima. Algordanza Ibérica está formada por personas que van más allá de sus deberes para que la experiencia Algordanza sea siempre positiva. El bagaje intelectual y profesional cuenta, pero lo que nos distingue es el trabajo individual de evolución personal, ser concientes de que en cualquier momento podemos estar en el lugar de nuestros clientes. Todo esto se proyecta en nuestra visión de un trato exclusivo, forjando la filosofía de empatía, cuidado y calidad inigualable de nuestro servicio. •

Comparte esta entrada:

Angileptol. Al diablo con el dolor de garganta.

Suscríbete a nuestro boletín

close

Apúntate a nuestro boletín

Recibe en tu correo los contenidos más relevantes sobre el sector: